segunda-feira, 28 de junho de 2010

Buscan antepasados de Paquime en Estados Unidos

Con la perdida de territorio nacional en 1847, las raices culturales de Paquime quedaron del otro lado de la frontera, por lo que investigadores mexicanos han llevado a cabo analisis de comparacion con grupos tarahumaras, huachichiles, tepehuanes, yaquis, y seris.

Lo anterior se ha hecho para identificar una posible filiacion etnica y no se ha podido encontrar porque la identidad de esta antigua civilizacion esta vinculada a los grupos ubicados al suroeste de Estados Unidos.

Por esa razon, por primera vez Mexico abre un foro academico al analisis etnografico de nativos que pueblan el suroeste de los Estados Unidos, considerando que es necesario conocer su historia y tradiciones para reconocer en ellos parte de nuestros pueblos, ya que de Nuevo Mexico (EUA) a Casas Grandes (Chihuahua), antes de 1847 pertenecian a una cultura similar.

El analisis de este tema pendiente se lleva a cabo este 17 y 18 de junio en Casas Grandes, Chihuahua, en la XIII Conferencia de Arqueologia de la Frontera Norte, organizada de manera anual por el Instituto Nacional de Antropologia e Historia (INAH-Conaculta) y el Centro Cultural Paquime.

Fue inaugurada por la antropologa Elisa Villalpando, directora del Centro INAH en esa entidad.

La reunion convoca a una docena de especialistas del INAH, de las universidades de Arizona (EUA), Calgary y de Lethbridge (ambas en Canada), asi como del Centro para Estudios de Casas Grandes (EUA), quienes analizaran las coincidencias que guardan los pobladores de Rio Grande (EUA) con los vestigios hasta ahora estudiados de los antiguos pobladores de Paquime.

Asimismo intercambiaran conocimientos respecto a rituales, aspectos fisicos de las poblaciones indigenas, indumentaria, danzas, cantos y caracteristicas de los pueblos norteamericanos como los hopi.

Esos elementos basicos podrian ayudar a entender la arquitectura de Paquime, explico el arqueologo Eduardo Gamboa Carrera, coordinador del foro academico.

Durante la conferencia inaugural, Gamboa especifico que a traves de las investigaciones arqueologicas se ha podido identificar a Paquime como un pueblo de las culturas del suroeste norteamericano, especificamente las de Rio Grande, compartiendo una region donde se asentaron diversas poblaciones, que va desde Casas Grandes, Chihuahua, hasta Nuevo Mexico (EUA), dentro de un territorio denominado desde 1950 como Oasisamerica.

“De Paquime hacia el norte cada 500 metros hay un sitio arqueologico hasta llegar a la region de Rio Grande (EUA). Son pueblos que habitan desde tiempos ancestrales el suroeste de la union americana y que fueron bajando hasta la parte meridional de Chihuahua, edificando a Paquime como el asentamiento mas grande y de mayor desarrollo de esas culturas prehispanicas”, preciso.

Gamboa Carrera explico que se trata de zonas arqueologicas rurales con pequeños cuartos de tierra donde vivian agricultores, dentro de Chihuahua se ubican en los municipios de Janos, Madera, Casas Grandes, Buenaventura y Galeana, cerca de la ribera de rios.

Paquime, dijo, es el ultimo sitio arqueologico de esos grupos, cuya historia narra que a la caida de la antigua ciudad, hacia 1475, sus habitantes huyeron al pueblo de Tiwa, actualmente Bernalillo, Nuevo Mexico.

“Otro elemento comun en la arquitectura que permite ligar a los pueblos del suroeste con Paquime son los totems la religion de estos pueblos era mitologica-, que representaban clanes; en Paquime los totems estan presentes en la arquitectura, por ejemplo los monticulos de la Cruz, que se refiere a Venus; el de las Ofrendas, que es la representacion de un perico; y el del Pajaro y el de la Serpiente, que contienen estos elementos caracteristicos tambien en pueblos de EUA.

El arqueologo del INAH comento que a pesar del vinculo cultural, el conocimiento de los grupos del suroeste de Estados Unidos no se ha difundido en Mexico, de ahi la necesidad para los estudiosos de abordar el tema desde una arqueologia sin fronteras.

“Desde la perspectiva cientifica tratamos de quitar la barrera de la frontera para identificar la movilidad de los pueblos en el desierto chihuahuense, por esa razon estamos reunidos en la XIII Conferencia de Arqueologia de la Frontera Norte y abordaremos la etnoarqueologia de los pueblos ancestrales del norte de Mexico.” Eduardo Gamboa dijo que este encuentro academico permitiran identificar las conexiones entre grupos como los hopi y los que se desarrollaron en Casas Grandes; tambien habra referencias sobre los saberes tradicionales de tarahumaras, tepehuanes y pimas, entre otros pueblos ubicados al sur de la region.

Adelanto que ademas habra conferencias sobre movimientos poblacionales, derechos indigenas y patrimonio intangible, como la Ruta de los huicholes.

La conferencia cerrara con un homenaje al antropologo Juan Luis Sariego Rodriguez, por sus aportes a la investigacion arqueologica y etnografica en Chihuahua, quien ademas fue fundador de la Escuela Nacional de Antropologia e Historia (ENAH) en esta entidad, “aunado a ello sus estudios han enriquecido el conocimiento sobre migraciones y grupos indigenas de la Sierra Tarahumara”.

El foro academico comprende ademas la presentacion de dos ensayos fotograficos de Raechel Running, sobre los sitios arqueologicos del Gran Canon, y la muestra fotografica Sitio arqueologico Las Jarillas, de Eduardo Gamboa.

En una ceremonia especial este viernes seran entregados dos objetos rituales localizados en el municipio de Namiquipa, durante las excavaciones de 2008 y que durante 2009 fueron restaurados en la Coordinacion Nacional de Conservacion del Patrimonio Cultural del INAH, mismos que quedaran en exhibicion en el Museo de las Culturas del Norte, en la Zona Arqueologica de Paquime, Chihuahua.

Fonte: www.akronoticias.com/ (17/06/2010)

Se inician obras del Museo Nacional del Gran Chimú-Chan Chan

Trujillo (Peru.com).- El presidente Alan García puso en marcha las obras del Museo Nacional del Gran Chimú - Chan Chan, y destacó que el Perú se redescubre a sí mismo en la intensidad de su pasado y se llena de autoestima y orgullo para encarar los desafíos del futuro.

Durante la ceremonia de entrega de un cheque de 10 millones de soles que servirán para la construcción del museo, expresó el compromiso del Gobierno de poner en relieve y rescatar la inmensa importancia de esta “federación de reinos” que fue Chan Chan.

“El Perú se redescubre a sí mismo en la intensidad de su pasado, es el Perú que gana la identidad profunda de su futuro, es el Perú que se llena de autoestima y orgullo porque sabe lo que valió, lo que vale y lo que valdrá más adelante”, expresó.

Explicó que el museo se construirá en el lugar denominado “Pampas del Padre Abán”, respetando el paisaje natural y cultural de la zona, y dispondrá de 4 áreas: una zona expositiva; una zona administrativa y operativa; una zona de investigación; y otra zona de servicios complementarios.

“Chan Chan tiene una fuerza prodigiosa en la construcción del Perú moderno y por eso nuestro compromiso de apoyarlo firme y continuamente; ya logramos que fuera Patrimonio de la Humanidad y en estos años hemos asignado religiosamente el presupuesto que se requiere para que continúen los trabajos”, manifestó.

En el acto, que contó con la presencia de ministros de Estado, autoridades regionales y locales e historiadores, García Pérez informó que en los últimos años se invirtió 13 millones 800 mil soles en la restauración de 5 kilómetros de murallas, que hoy son mostrados en todo su esplendor.

Informó que, en el presente año, el presupuesto destinado para el Complejo Arqueológico de Chan Chan asciende a 15 millones de soles, y para la construcción del museo se destinan 10 millones de soles.

“De esta manera, hacemos un compromiso de futuro porque nos sentimos integrados a este barro inmemorial al depositar en él una piedra, sentimos otra vez las manos hacedoras de peruanos sin historia que comenzaron a construir este barro y sentimos que somos parte de la historia universal permanente y eterna”, expresó.

El jefe de Estado indicó que el museo del Gran Chimú - Chan Chan debe rescatar para los peruanos y para el mundo la inmensa importancia que tuvo esta primera ciudad imperial del Perú.

Chan Chan fue, dijo, un centro desarrollado del norte del país porque, tras la huella de la civilización moche, dejó sus inmensos avances hidráulicos, visibles aún en la actualidad.

“Aquí se enseñó la metalurgia del cobre y una infinita cerámica que es la capacidad artística de los peruanos, ésta es la más grande y extraordinaria ciudad de barro de la que tenga memoria Latinoamérica”, aseguró.

La ceremonia de inicio de las obras de construcción del museo contó con la presencia del jefe del Gabinete Ministerial, Javier Velásquez; ministros de Estado; del presidente del Congreso, Luis Alva Castro; y de la segunda vicepresidenta de la República, Lourdes Mendoza del Solar.

Asimismo, del alcalde de Trujillo, César Acuña; del presidente de la Unidad Ejecutora N° 110 Chan Chan, Cristóbal Campana, historiadores y pobladores.

Para la edificación del museo se estima la utilización de 5 hectáreas en las cuales se contemplan espacios cerrados, abiertos y semi abiertos, como terrazas, áreas de reunión, exposición, investigación, plazas, áreas comunes y de servicios.

En su viaje número 184 al interior del país, el jefe de Estado cumple una nutrida agenda de trabajo en la región La Libertad.
Agencia Andina

Fonte: www.peru.com/noticias/regional/ (24/06/2010)

Restauran objetos en Paquimé

RESTAURAN Y EXHIBEN MILENARIOS OBJETOS EN PAQUIMÉ

Un pendiente con incrustaciones y un medallón de concha nácar, que datan de entre 900 y 1030 d.C., fueron entregados al INAH-Chihuahua para su exhibición

Fueron hallados hace dos años en un entierro infantil en excavaciones hechas en el sitio Calderón, municipio Namiquipa, después fueron enviados a los talleres de restauración

Un pendiente prehispánico de azabache con incrustaciones de turquesa y riolita, así como un medallón de concha nácar, ambos con una antigüedad de más de mil años, fueron restaurados y entregados al Centro INAH-Chihuahua para su exhibición en el Museo de las Culturas del Norte, de la Zona Arqueológica de Paquimé.

Se trata de objetos de carácter ritual que fueron hallados hace un par de años durante las excavaciones realizadas en el sitio Calderón, municipio Namiquipa, Chihuahua, como parte del Proyecto Arqueológico Chihuahua (PAC) llevado a cabo por la Universidad de Calgary, Canadá, bajo la supervisión del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH-Conaculta) y autorización del Consejo de Arqueología.

El par de ornamentos cuya antigüedad se ha calculado entre 900 y 1030 d.C., fueron entregados por la arqueóloga Jane H Kelly, egresada de la Escuela Nacional de Antropología e Historia (ENAH) y responsable de la investigación auspiciada por la universidad canadiense, a la antropóloga Elsa Rodríguez García, directora del Centro INAH-Chihuahua, en el marco de XIII Conferencia de Arqueología de la Frontera Norte, efectuado hace unos días en la ciudad de Casas Grandes.

El pendiente y el medallón forman parte de un largo collar de 950 cuentas de concha pulida encontrado en el entierro de un infante. La arqueóloga destacó en el caso de la primera pieza, la figura formada con las incrustaciones de turquesa y riolita es semejante a la del montículo de la cruz ubicado en el sitio arqueológico de Paquimé.

Luego de su hallazgo, tanto el medallón como el pendiente fueron enviados a la Ciudad de México, y estuvieron un año en los talleres de restauración de la Coordinación Nacional de Conservación del Patrimonio Cultural (CNCPC) del INAH, donde fueron intervenidos por Luisa Mainou Cervantes, quien explicó que el pendiente estaba fracturado y tenía un desprendimiento.

Para restaurarlo se tuvo que realizar una investigación previa —toda vez que nunca había llegado una pieza similar a la CNCPC ni con los materiales con los que fue elaborado el pendiente—, a partir de la cual se determinó el mejor proceso para su preservación. Luego un año de labores de consolidación y resane, la pieza quedó lista para que pueda ser exhibida.

Tras la entrega del par de ornamentos prehispánicos, éstos son exhibidos actualmente como la pieza del mes del Museo de las Culturas del Norte, y permanecerán ahí como parte de sus acervos.

La arqueóloga Jane H. Nelly, formada profesionalmente en México, explicó que el sitio Calderón es parte de lo que ella denomina la Cultura Chihuahua, se ubica a tres kilómetros del pueblo de Oscar Soto Máynez (Santa Ana), en una región donde hay registrados por lo menos seis sitios del periodo denominado por los arqueólogos como Viejo, que va de 700 a 1250 d.C.; anterior a la cultura Paquimé y del cual Calderón es el lugar de mayor extensión.

La arqueóloga explicó que a través del Proyecto Arqueológico Chihuahua (PAC) se han identificado sitios del periodo Viejo en las regiones de Laguna Babícora, y en los valles de Santa María y Santa Clara, identificados desde 1996 en recorridos de superficie; y a partir de 2005 fueron explorados con georadar, un aparato que permite detectar posibles edificaciones enterradas antes de comenzar a excavar.

El arqueólogo Francisco Zúñiga, colaborador de Jane H. Nelly, Zúñiga destacó que si bien el hallazgo del entierro del infante con el medallón y el pendiente se realizó en 2008, el PAC ha continuado con las investigaciones de manera ininterrumpida, haciendo anualmente una temporada de campo de dos meses, durante las cuales han registrado cerca de 300 sitios con aldeas agrícolas del periodo Viejo, de los cuales han excavado ocho.

Explicó que estos sitios están conformados por secuencias de casas semisubterráneas, es decir, que la parte inferior de la edificación está construida debajo de la tierra y la parte superior se encuentra a nivel del piso; elaboradas en adobe con ventanas y puertas reforzadas con vigas de madera, y sostenidas con postes también de madera.

Las casas rodeaban una construcción mayor distinguida como casa comunitaria, que debe haber funcionado como centro cívico y religioso. Estas construcciones integraban aldeas agrícolas.

Hasta el momento, dijo, los resultados más importantes de estas investigaciones es que han permitido identificar la transición entre el periodo de construcción de casas subterráneas a las edificaciones hechas a nivel del piso con las mismas formas que utilizaban para construir debajo de la superficie de la tierra.

Además de los hallazgos arquitectónicos, se ha localizado cerámica bicroma, tanto piezas completas como tepalcates; artefactos de lítica, piedras de molienda y huesos de animales, lo que está permitiendo conocer este periodo histórico del cual se sabe poco, ya que la mayoría de estudios se dedican al Periodo Medio (1250 d.C.) durante el cual se desarrolló Paquimé, abundó el arqueólogo Zúñiga.

Durante la recepción del medallón y el pendiente, Elsa Rodríguez García, titular del Centro INAH Chihuahua, agradeció al matrimonio Calderón, dueño de la parcela donde se ubica la excavación donde hace dos años se registró este hallazgo, por el interés que han puesto en el rescate del patrimonio que se encuentra en su propiedad y las facilidades para realizar la investigación que aún continúa.

La XIII Conferencia de Arqueología de la Frontera Norte de México cerró sus sesiones con la entrega de un reconocimiento al antropólogo Juan Luis Sariego Rodríguez, por su trayectoria y aportaciones a la antropología de Chihuahua, tanto en investigación como en la formación de nuevos estudiosos en la materia.

Sariego Rodríguez es fundador de la ENAH Chihuahua, desde 1978 inició su labor en aquel estado en comunidades mineras y posteriormente realizó estudios con los grupos de la Sierra Tarahumara y el Cereso de Guachichi. Más de una de sus investigaciones han sido merecedoras del Premio INAH Fray Bernardino de Sahagún (1996 y 2001).

Fonte: www.inah.gob.mx/ (25/06/2010)

Pintados será sitio turístico

El proyecto impulsado por Conaf pretende resguardar y proteger los geoglifos del sector.

Con el objetivo de dar a conocer las características del proyecto "Gestión y puesta en valor de los geoglifos de Pintados", la Corporación Nacional Forestal de Tarapacá, Conaf, organizó un seminario en Hotel Gavina. En el evento, que tuvo lugar en el salón Pacífico del recinto desde las 9.30 a las 13 horas, la directora regional de Conaf, Moyra Rojas, destacó la importancia de la actividad.

Rojas señaló que "lo que se quiere lograr con este seminario, es una primera aproximación para que la comunidad, operadores turísticos, actores territoriales se enteren de todo lo vinculado a los geoglifos de Pintados.

Los participantes de la actividad, denominada "Geoglifos de Pintados, visión para el futuro", presenciaron además la exposición de la directora regional del Consejo de Monumentos Nacionales, Gerda Alcaide, y el arqueólogo de la Universidad de Tarapacá Luis Briones, entre otros profesionales

PROYECTO
"Gestión y puesta en valor de los geoglifos de pintados" es un proyecto consistente en la protección y conservación del patrimonio cultural existente en la zona de Pintados, añadiendo a esto la puesta en valor turístico y recreacional del sector.

La iniciativa se inició el año pasado y se han invertido 217 millones. De ese total, 125 millones corresponden al aporte gubernamental vía FNDR, mientras que el monto restante fue donado por la compañía minera Doña Inés de Collahuasi.

El primer paso del proyecto, que las autoridades esperan finalizar este año, será delimitar el área, instalar estructuras para resguardar el sector de los geoglifos y mantener guardias. Las etapas posteriores tendrán como fin potenciar el interés turístico de la zona.

Fonte: www.estrellaiquique.cl/ (18/06/2010)

Registro de pinturas rupestres

REALIZAN INVENTARIO DIGITAL DE PINTURAS RUPESTRES

Más de dos mil antiguas representaciones distribuidas en la Zona Arqueológica La Pintada son digitalizadas por especialistas del INAH

El registro servirá para el estudio y monitoreo de estas antiguas pinturas creadas hace 1,200 años por grupos de cazadores-recolectores

Más de dos mil pinturas rupestres distribuidas en un cañón natural que forma parte la Zona Arqueológica La Pintada, en Sonora, son digitalizadas por especialistas del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH-Conaculta). Se trata de diseños que revelan la cosmovisión de los antiguos grupos que ocuparon esta área hace 1,200 años, así como el proceso de colonización.

Se estima que en el sitio hay poco más de dos mil 500 de estas manifestaciones gráficas, de las cuales alrededor de 70 por ciento han sido registradas de forma digital, con el fin de conformar un inventario detallado de cada una de las imágenes para su estudio y la planeación de un esquema de monitoreo para su preservación.

Desde 2007, un grupo de técnicos encabezados por el arqueólogo Manuel Graniel, lleva a cabo el análisis meticuloso y registro digital de estas antiguas manifestaciones distribuidas en 33 hectáreas.

“Este trabajo ha permitido saber que La Pintada fue un espacio importante para diversos grupos humanos, tanto cazadores-recolectores que la habitaron durante los siglos XII y XIII, como de indígenas seris, yaquis y pimas que la usaron como espacio ritual entre los siglos XVII y XVIII.

“Así mismo, la parte correspondiente al cañón representó un oasis para dichos grupos, ya que en algunas partes se almacena el agua de las escasas lluvias, y al ser un lugar de difícil de acceso, lo utilizaron como guarida durante la evangelización”

Para el registro digital, explicó Manuel Graniel, “lo que hacemos es panear fotográficamente cada uno de paneles donde hay pintura rupestre, y a partir de un método de retículas unimos los diseños para tener cada detalle, tal y como están en el sitio”.

De esta manera, dijo, en el caso de aquellas manifestaciones que están en lugares poco accesibles, es posible reproducirlas en gran formato y llevar a cabo su análisis.

Sobre las imágenes representadas en las rocas, el arqueólogo del Centro INAH Sonora detalló que en lo referente a las realizadas hace mil 200 años, éstas representan fauna local como venados, reptiles y aves, que de cuerdo a la cosmovisión de los primeros grupos de cazadores-recolectores, al plasmarlos en piedra buscaban que sus deidades propiciaran la alimentación.

“Hacia los siglos XVII y XVIII, ante el acoso de los colonizadores, muchos grupos nativos buscaron refugio en el cañón, lo que a su vez motivó una disputa entre los mismos. “Esto lo sabemos porque se empezaron a eliminar algunas pinturas para plasmar otras con estilos y técnicas diferentes”.

Según revelan las fuentes históricas, en 1767 se llevó a cabo una campaña de exterminio en contra de los indígenas asentados en esta región, quienes solían atacar a los españoles.

“Esta sanguinaria batalla se caracterizó porque los españoles usaban, a manera de protección, una vestimenta con varias capas de piel. Un aspecto que está muy bien representado en algunas pinturas del sitio”, indicó el especialista.

En contraparte, añadió, los grupos indígenas acostumbraban representar a los españoles en postura de cabalgata, pero sin caballo, lo cual hacían bajo la creencia de que al plasmarlos de esa forma, los colonizadores ya no los atacarían.

Una representación emblemática de la Zona Arqueológica de la Pintada es la llamada El venado, por tratarse de una de las más grandes del sitio, con dimensiones de un metro de largo por 1.20 de alto, y en la que se representó a un niño indígena montando a dicho animal, escena que corresponde al mito seri del niño poderoso.

Graniel detalló que el análisis de las pinturas ha permitido identificar tres estilos de la época del Contacto. “Por los límites de los asentamientos de seris, yaquis y pimas que confluyeron en este cañón, y por descripciones hechas en el siglo XVII que coinciden con algunas representaciones, pensamos que éstos habitaron La Pintada hace 300 años.

“Los estilos se determinaron con base en la identificación de imágenes antropomorfas, debido a que cada grupo buscó representarse de manera diferente”, señaló el arqueólogo.

En este sentido —dijo—, “hay un estilo muy esquemático donde se ven imágenes rígidas, otro más basada en líneas delgadas con un trazo delicado y cuyas figuras parecen tener mayor movilidad; y uno más denominado masivo, asociado a pinturas de gran formato.

Explicó que otra forma para determinar el estilo son las técnicas con las que se pintados, por ejemplo, “tenemos curvas delgadas, posiblemente delineadas con algo parecido a un pincel, contrapuestas a trazos burdos que al parecer fueron hechos con los dedos. Las diferencias tecnológicas confirman que no todas las pinturas pertenecen a un mismo grupo”.

Finalmente, el arqueólogo Manuel Graniel comentó que el registro digital de estas manifestaciones rupestres, también servirá para colocar fotografías en gran formato de aquellas pinturas que no están a la vista del visitante dada su ubicación.

Fonte: www.inah.gob.mx/ (25/06/2010)

O futuro da arqueologia brasileira está na Amazônia

A região foi revelada como um dos mais importantes centros arqueológicos

AMBIENTE BRASIL

Famosa por possuir uma das maiores concentrações de diversidades de espécies animais e vegetais do mundo, a Amazônia também pode se orgulhar por outro motivo menos óbvio. A região foi revelada como um dos mais importantes centros arqueológicos do país e vem sendo desvendada desde então. É o que mostra o professor Eduardo Goes Neves, do Museu de Arqueologia e Etnologia da USP.

"Há um quadro diferente emergindo que mostra que a Amazônia foi bastante ocupada no passado e que essas populações antigas modificaram sua paisagem", afirma o professor. Estudos e análises têm mostrado que a região não é só uma formação natural e que na verdade possui sítios arqueológicos de até 10.000 anos a serem explorados.

A terra preta da região amazônica, mesmo possuindo um alto nível de umidade, tem a capacidade de conservar em ótimas condições de vasos de cerâmica a ponteiras de metal. Há indícios de que esse tipo de solo tenha sido manejado e produzido de maneira proposital por povos antigos.

Pouco divulgada no Brasil, a arqueologia depende diretamente de financiamentos da FAPESP (Fundação de Amparo a Pesquisa do Estado de São Paulo) ou ainda de empresas privadas que apoiem as escavações. Uma lei nacional prevê trabalho arqueológico preliminar antes de qualquer tipo de construção, incluindo usinas e gasodutos. Os entornos de Belo Monte, por exemplo, já passaram por uma escavação preventiva, porém caso o projeto saia do papel serão necessárias novas pesquisas.

A profissão de arqueólogo não é regulamentada e por isso passa por dificuldades na formação de novos profissionais. O número atual de trabalhadores na área ainda é pequeno, falta especialização e prática. "Um arqueólogo não fica sem emprego no Brasil, ainda mais se tiver disponibilidade para viajar para a região amazônica", diz Neves. A demanda por trabalhadores é tão grande, devido a quantidade de obras sendo realizadas, que o professor chega a cogitar a necessidade de trazer arqueólogos estrangeiros para trabalharem no país.

Fonte: www.midianews.com.br/ (22/06/2010)

Volta a operar o trem que liga Cusco e Machu Picchu

O trem que liga Cusco a Machu Picchu, no Peru, voltou a operar hoje. O meio de transporte funcionará normalmente, mas com algumas restrições de velocidade a partir das estações de Cusco, Poroy e Ollantaytambo durante os primeiros três meses. A medida, aliás, já era adotada antes do transbordamento do rio Vilcanota - ocorrido no final de janeiro deste ano -, e servirá ainda para assentar a nova via.

A Ferrocarril Transandino S.A. (FTSA) é a concessionária do transporte ferroviário no sul e sudeste do Peru responsável pela operação das ligações.

Fonte: www.panrotas.com.br/noticias-turismo/destinos/ (25/06/2010)

quarta-feira, 16 de junho de 2010

Museo de Sitio Chan Chan a punto de abrir


Con una partida gubernamental de aproximadamente 10 millones de nuevos soles, el Museo de Sitio Huacas de Moche abrirá sus puertas este 19 de junio.

Con respecto a este espacio destinado a la conservación de nuestra identidad, el director del Museo y de la comisión especial de licitación de su construcción, Ricardo Morales Gamarra detalló las novedades que esperan a sus próximos visitantes.

“Tenemos tres salas que contendrán información autopedagógica; es decir, que el propio visitante podrá aprender y aprehender todo lo referente a la vida Moche y a su cultura antes de visitar las Huacas. Por eso no contrataremos guías”, manifestó.

En efecto, de acuerdo con Morales Gamarra, el Museo de Sitio, cuya extensión es de seis hectáreas y media, contará con tres salas temáticas que, en orden, narrará al visitante las historias relativas al origen de la cultura Moche, su desarrollo urbano, económico y doméstico, así como lo relacionado a la estructura del poder y el ascenso de formas políticas.

“En las salas vamos a ofrecer documentales y animaciones que ayuden al visitante a comprender todos los aspectos de la vida Moche”, declaró el director del Museo, quien especificó que no esperan un gran aforo de personas. Explicó que “Tendremos un anfiteatro donde la gente puede ver escenificaciones, un restaurante y zonas de artesanía y desarrollo comunitario”.

Aproximadamente, se espera que sean alrededor de 50 los visitantes por sala.

Totalmente seguro
Morales Gamarra estimó que serán cerca de 50 los artesanos que podrán trabajar y comerciar sus productos. “No queremos comerciantes intermediarios. Para eso estamos capacitando a los productores a través del Programa de Capacitación al Componente Artesanal, auspiciado por el Fondo Contravalor Perú-Francia”, precisó.

Por otro lado, declaró que la seguridad está garantizada puesto que dentro de la zona de desarrollo comunitario se dispondrán de dos ambientes para la Policía Nacional, así como de un sistema de alarmas perimétricas que resguardarán la integridad de las piezas que, a más tardar, mañana viernes, serán dispuestas en las vitrinas preparadas para su exhibición.

“Todos estos ambientes están completamente cubiertos por un sistema de alarmas contra incendios y movimientos no deseados. Una vez que se ha cerrado el museo, se ponen las claves de seguridad. Todo el perímetro de este cerco ya está cubierto por infrarrojos”, expresó.

¿Cuánto costará entrar?
Respecto al costo de la entrada al Museo de Sitio Huacas de Moche, Morales Gamarra manifestó que es un tema que todavía está por verse, en parte debido al repentino cambio en la fecha de inauguración que se adelantó para el día 19 de este mes. “Es un tema que vamos a discutir y por eso no puedo dar ninguna información, pero creo que deberían tomarse en cuenta los gastos de construcción y mantenimiento del Museo”.

Añadió, asimismo, que la visita a este lugar será un punto obligado dentro del itinerario de los que pretendan observar las Huacas. “Eso lo haremos para evitarnos problemas como los que tiene Chan Chan. Las visitas a Tschudi son del cien por ciento de turistas, mientras que al museo sólo llega el cuarenta”, explicó Morales Gamarra.

Finalmente, cabe destacar que el proyecto del Museo de Sitio Huacas de Moche verá la luz tras 19 años de trabajo ininterrumpido.

Fonte: www.laindustria.pe/ (10/06/2010)

Alistan Qollqas de Cotapachi como nueva ruta turística

Por Alcócer Caero Gisela - Los Tiempos

CONSTRUCCIÓN | El Centro de Atención Al Turista, en esa zona, está concluido. El objetivo es organizar visitas guiadas por el principal depósito de alimentos de todo el imperio incaico

Con la construcción de un Centro de Atención al Turista (CAT) y el proyecto de capacitación de las mujeres que viven en la región, comienza el impulso a la zona de las Qollcas de Cotapachi como un nuevo circuito turístico para el departamento de Cochabamba.

A pesar de los avances en la implementación de este proyecto, la sequía que dejó sin agua a la laguna sobre la cual fueron construidos los silos incaicos podría causar algunos problemas para el sitio arqueológico.

Las Qollcas de Cotapachi son una especie de depósitos refrigerados ubicados en una colina al suroeste de la laguna en los que los incas guardaban los granos de maíz y otros alimentos, aprovechando que los vientos que van de norte a sur llevan la humedad y el frío de la laguna. Según explican los investigadores que estudiaron esta región, los alimentos que se conservaban en esta región servían para sostener a los numerosos ejércitos quechuas que conquistaron la región que ahora ocupa América del Sur.

En esta región existen al menos 2 mil cimientos y bases de piedra sobre las cuales se edificaban las qollqas con paredes de adobe y techo de paja, en las que se guardaba la producción agrícola y fue el centro de almacenamiento de maíz más grande que tuvo el imperio Inca. Actualmente, hay 25 qollqas que fueron reconstruidas con el financiamiento del Colegio de Arquitectos de Quillacollo y la ayuda de la Universidad Mayor de San Simón y del Ejército.

El arqueólogo David Pereira, quien trabajó varios años en la región, dijo que en el CAT se implementará “un equipamiento museográfico e ilustrativo en el que los visitantes tendrán información sobre cómo funcionaban los sistemas de almacenamiento incaicos, cómo eran las qollqas y cómo se producía el maíz”.

También señaló que este centro funcionará como “una minibase de investigación científica, porque las tareas arqueológicas e históricas en las qollqas van a continuar por mucho tiempo, porque son muchos elementos que nos falta investigar y conocer”.

Añadió que se trabajará en la capacitación de guías locales que puedan llevar a los visitantes por todo el sitio arqueológico, explicándoles cómo funcionó en la época precolonial.

Área administrativa y espacio ceremonial
El presidente del Comité Impulsor de las Qollqas de Cotapachi, Jorge Ovando, explicó que el Centro de Atención al Turista (CAT) está compuesto por una oficina destinada al administrador, un centro de exposición de bibliografía y paneles informativos sobre las qollqas, vivienda con cocineta y baño para el cuidador, además de un depósito con material de mantenimiento para hacer obras de forestación en la zona.

También cuenta con un pequeño centro ceremonial, que fue edificado en la parte posterior del CAT, en el que se realizarán las q’oas y las fiestas destinadas especialmente al año nuevo andino. El centro también cuenta con baños públicos.

La Alcaldía de Quillacollo ejecutó la construcción del CAT y la reconstrucción de algunos de los silos con un presupuesto de más de 50 mil bolivianos.

Fonte: www.lostiempos.com/diario/actualidad/tragaluz/ (12/06/2010)

Pagan a familia Bustamante y sanean sitio arqueológico

Por Redaccion Central - Los Tiempos

EXPROPIACIÓN | El ex alcalde de Quillacollo Marcelo Galindo pagó casi 3 millones de bolivianos por el morro arqueológico de Sierra Mokho

La familia Bustamante cobró alrededor de tres millones de bolivianos por la expropiación del terreno en el que se encuentra el morro de Sierra Mokho, en Quillacollo, declarado zona arqueológica patrimonial, debido a que en él se hallaron más de 300 piezas de las culturas Ciaco, Tiwanaku, Tupuraya y del formativo.

La familia, que recibió la indemnización, asegura que renunciaron a un millón de bolivianos para que este terreno quede saneado y ahí se construya el nuevo museo de Quillacollo. En tanto, la alcaldesa de Quillacollo, Carla Lorena Pinto Bustamante, hija de una de las propietarias, dijo que con el pago de la indemnización el litigio está cerrado y no le queda asunto alguno por resolver.

El terreno, ubicado en Irquicollo, detrás de la calle en la que paran los buses que viajan a La Paz, fue declarado como zona arqueológica patrimonial de Quillacollo a través de la ordenanza municipal 07/09, promulgada por el Concejo Municipal en 2009, durante la presidencia de Teodoro Valencia (MAS).

Nueve meses antes de la promulgación de la ordenanza, Martha Cruz, María Laura y Gladys Dolly Bustamante presentaron un memorial a través del cual solicitaron la expropiación de ese terreno, que consta de 7.372 metros cuadrados, por cuatro millones de bolivianos (70 dólares el metro cuadrado), que, según explicaron, es de su propiedad y presentaron un título emitido por el INRA el 25 de julio de 1990, sobre el cual recaen varios cuestionamientos.

El memorial de solicitud de la expropiación fue presentado y firmado por la abogada Carla Lorena Pinto Bustamante, el 7 de mayo del 2008. Los casi tres millones de bolivianos por la expropiación fueron pagados por el ex alcalde Marcelo Galindo (MAS), quien entregó el primer cheque por 400 mil bolivianos el 16 de diciembre del 2009, el segundo por 999 mil bolivianos el 31 de diciembre de ese mismo año y el tercero por 1,5 millones de bolivianos el 28 de mayo de este año, según informaron funcionarios de la Alcaldía de Quillacollo que pidieron mantener su identidad en reserva.

No sabría decir cuánto se ha pagado, pero puedo aclarar que nos pagaron a 70 dólares el metro y que hemos regalado más de 3.000 metros”, dijo Gladys Dolly Bustamante, quien explicó que vendieron en precio bajo porque en esa zona se cotiza el metro en 150 dólares. El costo por metro en el morro no debería pasar de 10 dólares, según la Ley de Municipalidades.

Observaciones al predio
En el título de propiedad presentado por la familia Bustamante se determina que el lote se encuentra en la zona de El Paso y que tiene colindancias que no coinciden con la realidad del morro de Sierra Mokho, que se encuentra en la zona de Irquicollo, pues el documento asegura que en el oeste limita con la propiedad de una familia, cuando en realidad en esta zona está la calle Libertad.

De los 7.372 metros cuadrados que querían que les expropien, la Alcaldía observó que se habían cedido 2.820 metros cuadrados por áreas verdes, razón por la cual solamente se expropió 4.644 metros cuadrados. La familia aceptó esta expropiación, pero según explicaron en la Alcaldía, subieron el precio del metro cuadrado a 130 dólares, razón por la cual, aunque el tamaño del terreno era inferior, el monto total que debió pagar la Alcaldía se mantuvo. En el morro se encontraron 370 piezas , ahora custodiadas por el Museo de Cochabamba. De estas piezas, 215 correspondían a entierros humanos en los que además de los huesos se hallaron todas las pertenencias de esas personas, como collares de sodalita y malaquita, incluyendo vasijas, cerámicas y amuletos de piedra y hueso trabajado que revelan las creencias que tenían los antepasados respecto a la muerte.

Fonte: www.lostiempos.com/diario/actualidad/local/ (15/06/2010)

Presentan lista roja del robo de arte


Por: Sonia Sierra, Lunes

Los tipos de objetos favoritos para contrabando, en México y América Central, han sido identificados por las autoridades.

MÉXICO, D.F. (EL UNIVERSAL).— En la Lista Roja de Bienes Culturales en Peligro de Centroamérica y México se da cuenta de 109 tipos de objetos, prehispánicos, coloniales y republicanos, que con mayor frecuencia son objeto de saqueo y robo en esta región.

Elaborada por ICOM (Consejo Internacional de Museos) con el apoyo de la Oficina de asuntos educativos y culturales del Departamento de Estado de los Estados Unidos, la lista incluye 16 piezas mexicanas: 13 de éstas corresponden al periodo prehispánico, dos al colonial y una al republicano.

“El patrimonio cultural de México y de los países de Centroamérica está en peligro de ser saqueado, robado, comprado-vendido, de manera ilegal”, dijo Julien Anfruns, director general de la ONG ICOM, al prestar la lista. La publicación tiene por objetivo que las policías y aduanas conozcan cuáles piezas no pueden salir de los países.

Se distribuirá también entre profesionales de museos, coleccionistas, vendedores de arte y antigüedades y casas de subastas para frenar el comercio de este tipo de bienes culturales.

Objeto de culto y hurto
Con la presencia de autoridades del Instituto Nacional de Antropología e Historia, se presentó en el Museo Nacional de Antropología, la lista que se suma a las ya hechas por ICOM sobre los bienes culturales en peligro de las regiones de África, América Latina, Iraq, Afganistán, Perú y Camboya.

En el acto, Anfruns explicó que la Lista Roja describe varias categorías —no de manera exhaustiva—, de los objetivos que, según expertos internacionales, son particularmente susceptibles al tráfico ilícito. Esta lista, por supuesto, no da cuenta de todos los bienes culturales robados, sino que expone cuáles son los tipos de objetos que con mayor frecuencia llegan al mercado negro.

Según el ICOM, en los últimos 20 años se han interceptado exportaciones ilícitas de bienes culturales, lo que evidencia un incremento en el interés por las antigüedades de América Central y México en el mercado internacional. Esta demanda ha incentivado las excavaciones clandestinas en sitios arqueológicos, así como el aumento de robos en las iglesias y los museos.

Expertos en arqueología e historia colonial o republicana elaboraron las listas de cada uno de los países. Además de México, están los casos de Belice, Costa Rica, El Salvador, Guatemala, Honduras, Nicaragua y Panamá. En el caso de México, fue el arqueólogo Felipe Solís, ya fallecido, quien elaboró el listado de bienes en peligro.

Disponible en español, francés, inglés y alemán, la Lista Roja de Bienes Culturales en Peligro de Centroamérica y México se puede consultar en el sitio de Internet http://icom.museum.redlist. El listado inicia con el periodo prehispánico y está dividido en piezas de cerámica, concha y hueso, metal y lítica.

Hay objetos en cerámica como vasijas, figurillas, instrumentos musicales, adornos, piezas ceremoniales, además de obras de jade, mármol obsidiana y alabastro, esculturas, armas y herramientas.

La segunda parte corresponde a los periodos colonial y republicano e incluye pinturas, esculturas, relieves, retablos, elementos arquitectónicos, mapas, manuscritos, planos y estampas, así como piezas de platería: cálices, custodias, incensarios, vajillas, escudos y crucifijos.

Anfruns resaltó que en el caso de México existe una legislación que protege las zonas arqueológicas y el patrimonio de la nación, y acuerdos con Estados Unidos y los países de Centroamérica. En todo caso, alertó que uno de los nuevos problemas frente al tráfico de bienes culturales se presenta en Internet, donde “el control físico por parte de las aduanas no se puede hacer”.

“La circulación lícita de los objetos culturas y las obras de arte entre las distintas naciones es un vector de paz y tolerancia entre los pueblos, no obstante, esta circulación no puede justificar la privación y el robo a los pueblos de su identidad cultural”, concluyó el director general de la ONG ICOM.

Una realidad inevitable
Jean Pierre Jouanny, consultor de ICOM y delegado de la Interpol, dijo que es muy poco probable que algún día se cuente con estadísticas precisas sobre el robo de bienes culturales. “El saqueo de los sitios arqueológicos es un fenómeno que afecta particularmente a esta región del mundo”. Señaló que la carencia de información no permite un estudio de esta realidad, por lo cual “es prácticamente imposible establecer el número de robos en los sitios arqueológicos”. Agregó que se tiene conocimiento de que (algunos) objetos han sido saqueados, casi únicamente cuando aparecen en el mercado del arte.

Para el investigador, “los robos de bienes culturales continuarán siendo una realidad mientras exista un mercado de los objetos robados. Tenemos que ser realistas: no es posible detener el tráfico ilícito sino solamente disminuirlo.” Ricardo Fuentes, del Área de Conservación del INAH, explicó que la Lista Roja no es una ficha policial sino que muestra lo que es más susceptible de robo, lo que más se ha cotizado en el mercado. Adelantó que se prepara una Lista Roja específica para el caso de México, que se entregará en 2011.

Señaló que en el país se han reducido el saqueo y el tráfico a partir de las campañas de prevención y educación y porque hay más conciencia de conservación.
El funcionario del INAH adelantó que la Lista Roja para México mostrará lo que más se trafica “que son obras pictóricas, esculturas en madera y algunas piezas arqueológicas como vasijas o el perrito de Colima. Pero lo que hay que tener en cuenta es que también se falsifican. Los robos más frecuentes se realizan en templos religiosos”.

Ricardo Fuentes también aclaró que, en todo caso, el tráfico de muchas de las piezas de tipo colonial o republicano no siempre proviene de templos sino que algunos de éstos pertenecieron a antiguas haciendas.

ICOM es una organización internacional de museos y profesionales de museos. Fue creado en 1946, opera en México desde 1947 y mantiene relaciones de asociación con la UNESCO.

Las fotografías de la Lista Roja no siempre son reproducciones de los objetos que fueron robados; fueron proporcionadas por museos e instituciones.

Fonte: www.elporvenir.com.mx/ (14/06/2010)

Arqueología y Antropología: Estudiando al ser humano de hoy y del pasado

En Chile son pocas las universidades que imparten esta carrera y, por ende, cuentan con un campo laboral fértil en el sector público y privado. Ambas profesiones requieren de disciplina y muchas horas de lectura e investigación. Universia te entrega un guía sobre esta interesante área de estudio.

Enmarcada como una carrera que invita a la aventura, Arqueología es una opción poco impartida por las universidades chilenas. Sólo la Universidad Internacional SEK y la Universidad de Chile la ofrecen como parte de sus cursos de formación profesional. De hecho, la Casa de Bello la incluye como parte de su licenciatura en Antropología.

Ambas carreras están ligadas por su interés en estudiar a los seres humanos y su sociedad difiriendo en el tiempo en que se sitúa la persona y su entorno. Tanto la Universidad Austral como la Universidad de Concepción orientan su formación a preparar futuros antropólogos.

Más que excavaciones
Definida como una ciencia social autónoma, la arqueología es más que la búsqueda de restos enterrados por el tiempo. Al contrario de lo que se asume generalmente, el campo de acción de los arqueólogos es muy amplio y Chile un país en el que se puede hacer mucho en esta área. Ese, al menos, es el pensamiento de Vera González, jefa de carrera de Arqueología en la UISEK.

“Lo nuestro no sólo es cavar, también se trata de ver qué pasa con esos yacimientos y realizar una gestión del patrimonio arqueológico encontrado”, señala González, quien agrega que actualmente hay un buen campo laboral para estos profesionales. “Gracias a la ley de bases del medioambiente todas las empresas que realicen trabajos de excavación están obligadas a dar las condiciones para la preservación de los hallazgos arqueológicos, pues se les considera patrimonio nacional”.

A eso se suma el interés de instituciones públicas como la Corporación Nacional Forestal (Conaf), la Policía de Investigaciones (PDI), el Consejo de Monumentos Nacionales o la Dirección de Bibliotecas, Archivos y Museos (Dibam) por incluir arqueólogos en sus plantillas profesionales

Este buen panorama se ve aún mejor con el hecho de que las pocas escuelas de arqueología existentes en el país permiten que no haya peligro de una saturación del mercado laboral.

En el caso de la UISEK, los estudiantes también adquieren conocimientos para la búsqueda de patrimonio subacuático, para la investigación y documentación de bienes culturales, para el desarrollo de informes de impacto ambiental o para la docencia en universidades o centros especializados.

Con enfoque en las personas
La antropología, a diferencia de la arqueología, parece ser una carrera que despierta más interés de las universidades por impartir, aunque también es vista como una ciencia base para especializarse en el estudio del pasado por medio de rastros e investigación.

La antropología es entendida como una ciencia integradora que estudia al hombre en el marco de la sociedad y cultura a la que pertenece y también como producto de ésta. Se subdivide en antropología social y antropología física. La primera se dedica al estudio de grupos humanos contemporáneos y la segunda a la biología humana en relación con la cultura.

Los campos ocupacionales que tienen estas sub-ramas son la criminología, la biogenética y la industria o las organizaciones y centros de estudios públicos y privados preocupados de entender las conductas grupales y los sistemas culturales de la sociedad.

Según la indica la página web de esta carrera en la Universidad de Concepción, existen áreas específicas de desempeño profesional para los antropólogos que van desde el estudio del desarrollo y culturas indígenas, pasando medioambiente y ecoturismo, hasta las áreas económicas y académicas.

En definitiva, un gran campo de acción y de desarrollo para los jóvenes que vean que su vocación va por el estudio acabado de lo que es y ha sido el ser humano y cómo ha influido en las distintas sociedades.

Fonte: www.universia.cl/portada/actualidad/ (14/06/2010)

El Gobierno iniciará procesos contra funcionarios de Unar

Patrimonio: El informe de intervención a la Unidad de Arqueología halló irregularidades en el registro de piezas arqueológicas.

La Prensa y ABI.- El Ministerio de Culturas entregó ayer al Ministerio de Transparencia y Lucha Contra la Corrupción los resultados de la intervención a la Unidad Nacional de Arqueología (Unar) y el Museo Nacional de Arqueología, para que inicie acciones legales contra funcionarios involucrados en supuestas irregularidades en el registro de piezas arqueológicas.

El 26 de febrero, una delegación de esta repartición gubernamental intervino la institución y se formó una comisión para la inventariación de las piezas. Desde esa fecha, el Museo Nacional de Arqueología y la Dirección de la UNAR, situados en la calle Tiwanaku esquina Federico Zuazo de La Paz, permanecen cerrados y el personal de ambos fue suspendido.

La ministra de Culturas, Zulma Yugar, explicó ayer que durante los últimos tres meses se inventarió la documentación y las piezas de arte de la obra fase 3-Museo Lítico de Tiwanaku, en la que la Unar participó con el proyecto de traslado de la Puerta del Sol al Museo Lítico.

“De la revisión realizada se ha determinado irregularidades e incumplimiento a normas en los procesos de contratación de obra y en la ejecución de la obra por lo que se ha determinado la remisión de la documentación observada al Ministerio de Transparencia Institucional y Lucha Contra la Corrupción”, justificó.

Complementó que la recopilación, ordenamiento de documentos y la inventariación de las obras de arte reveló “la ausencia de piezas por arbitrariedad en cuanto al desplazamiento, además de la falta de un registro arqueológico”.
Sobre la apertura del Museo, sólo atinó a decir que será en próximas semanas.

5.911 piezas registradas
El proceso de inventariación de piezas arqueológicas en el Museo Nacional de Arqueología de la Unidad Nacional de Arqueología registró 5.911 piezas, entre enteras, fragmentadas, de cerámica y de restos humanos. El trabajo tomó tres meses.
La información fue proveída ayer por la ministra de Culturas, Zulma Yugar, quien dijo que también se detectó la ausencia de 611 piezas, desaparecidas por arbitrariedades en cuanto al desplazamiento, además de la falta de un registro arqueológico.

No obstante, la arqueóloga Denise Rodas, encargada de la auditoría, señaló que esto no implica que estos objetos estén perdidos, sino que pueden “estar mal ubicados, mal procesados, mal inventariados”.

La Ministra anunció que se compraron equipos de seguridad para proteger el patrimonio del repositorio y que se hicieron arreglos a la infraestructura del Museo Nacional de Arqueología.

Para destacar
El 26 de febrero, una comisión de los ministerios de Cultura y Transparencia intervino la Unidad Nacional de Arqueología.

El hecho fue delegado al entonces viceministro de Interculturalidad, Miguel Peña, quien murió en un accidente de tránsito.

También se ordenó el cierre del Museo Nacional de Arqueología de la calle Tiwanaku esquina Federico Zuazo.

El Ministerio de Culturas presentó ayer los tres volúmenes de la inventariación de los objetos arqueológicos del repositorio.

Fonte: www.laprensa.com.bo/noticias/ (12/06/2010)

Centroamérica busca seducir el turismo con la "Ruta del Patrimonio Mundial"

La "Ruta del Patrimonio Mundial", una oferta turística que ofrece visitar 15 sitios diferentes desde Guatemala hasta Panamá, busca reactivar el turismo en Centroamérica, un rubro que en 2009 generó 7.206 millones de dólares, un 0,05% del PIB regional.

La ruta comprende sitios arqueológicos de antiguas civilizaciones precolombinas, especialmente la maya, áreas naturales aún pobladas por parte de pueblos indígenas y caribeños, ciudades coloniales y fortificaciones del Caribe.

La "guía" de esta ruta ha sido preparada por la Secretaría de Integración Turística Centroamericana (SITCA), que la presentó este miércoles en San Salvador.
"El lanzamiento de la guía de la ruta del Patrimonio Mundial de Centroamérica forma parte de los esfuerzos de promoción y mercadeo turístico que realizamos desde 2003 para incentivar el sector", declaró a la AFP la secretaria de la SITCA, Mercedes Meléndez.

En 2008, los ingresos por turismo alcanzaron 7.588,7 millones de dólares, pero esas divisas bajaron en 2009 a 7.206,9 millones debido a la crisis económica mundial.
El recorrido completo de la ruta que propone la SITCA puede tener una duración de 16 a 21 días, iniciándose en Belice y finalizando en Panamá o viceversa. También figura la propuesta de hacer el recorrido por regiones en entre ocho y 10 días. Los 15 sitios naturales y culturales incluidos en la lista del patrimonio mundial de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESC0), se inician en Belice con la Barrera de Arrecifes que comprende el Parque Nacional y Reserva Marina Bacalar Chico, el monumento natural Blue Hole (Agujero Azul) y otros cinco sitios.

En Guatemala, se incluye el Parque Nacional de Tikal, la ciudad de Antigua Guatemala y el Parque arqueológico y Ruinas de Quiriguá; El Salvador presenta el sitió arqueológico Joya de Cerén, una comunidad agrícola prehispánica que fue enterrada por la erupción de un volcán por lo que se la conoce como "La Pompeya de América". Honduras presenta el imponente Parque arqueológico Ruinas Maya de Copán que al destacarse como centro ceremonial y como uno de los principales ejes científicos del período Maya clásico fue considerada como la "Atenas del nuevo mundo". A Copal se suma la Reserva de la Biosfera Río Plátano.

La guía incluye en Nicaragua las Ruinas de León Viejo; en Costa Rica el Parque nacional Isla del Coco, la zona de conservación de Guanacaste y la reserva de la cordillera de Talamanca conocida como Parque Internacional La Amistad, en la frontera tico-panameña.

En Panamá, se presentan el Parque Nacional del Darién, las fortificaciones en el Caribe de Portobelo y San Lorenzo, el sitio arqueológico de Panamá Viejo y distrito histórico Panamá. Figuran además el Parque Nacional Coiba y su Zona de Protección Marina.

Se incluyen en la guía turística como "Patrimonio Intangible de la Humanidad" proclamado por la UNESCO: la lengua, danza y música de los Garífunas (Belice, Honduras y Nicaragua), la tradicional "Carreta" multicolor de Costa Rica, el Ballet drama precolombino "Rabinal Achí" (Guatemala) y la representación del "Güegüense" en Nicaragua.

En las proyecciones económicas de 2010, el Sistema de la Integración Centroamericana vaticina un crecimiento del 11,8% en la llegada de turistas y un incremento del 7% en las divisas de la también llamada industria sin chimeneas.

Fonte: http://economia.terra.com.co/noticias/ (16/06/2010)

sexta-feira, 11 de junho de 2010

Los mayas conocían de prehistoria

FÓSILES REVELAN QUE MAYAS CONOCÍAN DE PREHISTORIA

*** Investigaciones realizadas a 31 fósiles marinos hallados en este sitio arqueológico indican que esta cultura sabía que hace miles de años la tierra estuvo cubierta por mar

*** El estudio desarrollado por el INAH y la UNAM refiere que los mayas concibieron sus creencias a partir de este tipo de vestigios, y que el inframundo era una ciudad acuática


Recientes investigaciones interdisciplinarias realizadas en torno a 31 fósiles marinos hallados en la Zona Arqueológica de Palenque, Chiapas, revelan que en la época prehispánica los mayas de este lugar concibieron sus creencias a partir de este tipo de vestigios, de tal manera que su idea del inframundo estuvo asociada con una ciudad acuática.

Para los antiguos palencanos los fósiles marinos fueron la prueba contundente de que hace miles de años el mundo estuvo cubierto por mar, y a partir de este hecho crearon su idea del origen del mundo, indicó la arqueóloga Martha Cuevas, corresponsable junto con el geólogo Jesús Alvarado de este estudio que desarrollan de manera conjunta el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH-Conaculta) y la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

Se trata de una investigación emprendida hace tres años, orientada a comprender el simbolismo que dieron los antiguos mayas a los vestigios prehistóricos, particularmente de los 31 fósiles que se han encontrado, desde los años 50 a la fecha, en este sitio arqueológico.

La investigadora del INAH indicó que los restos petrificados han sido hallados principalmente en contextos funerarios, entre los que destacan fósiles de diferentes animales marinos, dientes de tiburón y espinas de raya que fueron depositados como parte de ofrendas funerarias.

“Así mismo, durante las investigaciones realizadas en los templos del Grupo Norte, La Cruz, La Cruz Foliada y en la construcción que está frente a éstos, se han encontrado lajas con fósiles marinos que utilizaron los antiguos mayas como lápidas de tumbas o como parte de ofrendas dedicadas a sus dioses, lo cual adquiere relevancia dentro del estudio de la cosmovisión maya”.

Hasta el momento, dijo, se han descubierto 31 fósiles que datan de distintos periodos, los más antiguos corresponden al Paleoceno, es decir de hace aproximadamente 63 millones de años, “estos vestigios fueron utilizados principalmente con fines rituales, durante el Clásico Tardío (600-850 d.C.), cuando seguramente fueron hallados por los palencanos”.

Con esta investigación “se busca saber si a través del contacto que tuvieron los antiguos mayas con estos fósiles marinos, hace más de mil 200 años, incorporaron este tipo de elementos en la concepción de su cosmovisión.

“Creemos que a partir de estos hallazgos, seguramente accidentales, ellos empezaron a crear su propia idea sobre el origen del mundo, y que también hoy conocemos por las representaciones iconográficas y los textos jeroglíficos que dejaron en el sitio, así como por los mitos que todavía se escuchan”, comentó Martha Cuevas.

Añadió que “de acuerdo con lo registrado en mitos de la época colonial, para los palencanos estos fósiles fueron el testimonio más claro de que en la antigüedad la tierra estaba cubierta por mar, y que a partir de la actuación de sus dioses, quienes ordenaron que el agua se retirara, emergió su ciudad y con lo cual inició la era actual.

“Los mayas asentados en Palenque tenían la noción de que la tierra fue diferente hace miles de años, y por ende que su mundo era mutable, es decir, que estaba sujeto a transformaciones”.

Si esto es así –dijo— significaría que los antiguos palencanos infirieron que los fósiles marinos eran importantes porque remitían al momento del origen de la humanidad y estarían relacionados con la muerte, porque creían que cuando la gente moría regresaba a su lugar de origen.

“El hecho de que hayan utilizado estos fósiles en contextos funerarios habla de la concepción que tuvieron del inframundo, como el destino acuático al que llegaban las personas al morir”, abundó la arqueóloga del INAH.

En este sentido, dijo, “pensamos que los mayas creían que el inframundo era el mar, pero quizá no la idea de océano que ahora tenemos, sino como un mar fósil, inferido a partir de los restos paleontológicos encontrados y que interpretaron como el espacio donde se originó la vida y que luego los dioses hicieron emerger”.

De ahí que utilizarán las lajas de fósiles marinos como puertas que conducían a las tumbas de sus muertos o como ofrendas para sus dioses que pensaban estaban en este inframundo.

Martha Cuevas detalló que como parte de esta investigación que tiene 50% de avance, también se realiza el estudio de las representaciones iconográficas y los textos jeroglíficos del sitio arqueológico, y que en cierta manera guardan relación con los fósiles.

Ejemplo de ello, citó, es el tablero del Templo XIV cuyos jeroglíficos se están estudiando. En éste se observa la representación de una escena que muestra el viaje mítico al inframundo del gobernante maya Kan Balam II, a una época remota, es decir, 932 mil 174 años atrás.

“La leyenda dice que al morir Kan Balam II, en el año 702 d.C., su hermano y sucesor K’an Joy Chitam II mandó a esculpir este notable relieve. En la estela se ve a Kan Balam II en posición de danza y en compañía de su madre también fallecida, la señora Ts’ak Ahaw.

“En la parte inferior hay tres niveles marcados con glifos, que indican el lugar donde se encuentra la pareja, entre ellos se pueden observar las expresiones nab que significa “cuerpo de agua” y hets’an K’ak nab o “mar en calma”, alusivas al aspecto que tenía el mundo en esa época mítica, es decir, cuando todo era acuático ya que aún los dioses no habían hecho emerger la tierra”.

También, “en algunas vasijas se han encontrado representaciones de especies de peces, así como de dientes de tiburón y espinas de raya como los observados en los fósiles”, concluyó la especialista.

Fonte: www.inah.gob.mx/ (10/06/2010)

Sociedade que habitou Brasil era mais complexa do que se pensava

Pesquisadores examinam sambaqui em Santa Catarina
Foto: Paulo Antônio Dantas de Blasis/Agência Fapesp/Divulgação


Pesquisa coordenada pelo professor Paulo Antônio Dantas de Blasis, do Museu de Arqueologia e Etnologia da Universidade de São Paulo (MAE-USP), indica que as sociedades sambaquienses, que habitaram o litoral brasileiro durante um período entre 2 mil e 7 mil anos, mantiveram hábitos e culturas mais elaboradas do que se imaginava. As informações são da Agência Fapesp.

Os cientistas estudaram desde 2005 no litoral de Santa Catarina as sociedades que construíram morros conhecidos como sambaquis ("montes de conchas", em tupi-guarani). Essas comunidades ocupavam uma faixa do litoral brasileiro que ia da região Sul até o Nordeste. Contudo, elas desapareceram há cerca de mil anos. As construções foram observadas já pelos primeiros colonos europeus que chegaram ao País. "Mas, até hoje, sabemos muito pouco sobre a finalidade dos sambaquis", disse Blasis à agência. Segundo os pesquisadores, entre as principais funções desses morros estava a funerária. Os mortos era enterrados em covas rasas e a pesquisa do material encontrado pelo estudo indica que eram feitas grandes festas funerárias que reuniam várias comunidades sambaquianas. Restos de comida eram depositados sobre os corpos, que depois ficavam sob conchas.

Os túmulos tinham forma de pequenos montes e eram construídos lado a lado, sendo que mais corpos eram colocados em novas camadas e, no final, formavam um único monte. Ao longo do tempo, o cálcio das conchas se espalha pela estrutura, que ficava petrificada.

Esse ritual funerário, além de outras descobertas, indica que essa sociedade era mais sofisticada do que pensava. "A maneira de tratar os mortos é bem característica de cada cultura", disse Blasis.

Ainda de acordo com o estudo, ao contrário do que se estimava, os sambaquianos não eram nômades, mas estabeleciam comunidades fixas, o que exigia um maior grau de organização. A pesquisa indica também que eles eram mais numerosos do que se imaginava, com milhares de comunidades espalhadas pela costa e que interagiam entre si, como indicam os rituais funerários.

Essa característica de interação entre as comunidades levou os cientistas à hipótese de que os sambaquis também funcionavam como um marcador territorial, para servir de aviso de que o local pertencia a determinado grupo. Para estudar essa hipótese, o grupo fez escavações e utilizou equipamentos como radares de superfície e instrumentos de datação de objetos com o método de carbono 14 e da luminescência opticamente estimulada.

Os pesquisadores afirmam ter criado um mapa do desenvolvimento dessa sociedade e construído uma "supercronologia regional". Participaram do estudo geólogos, bioantropólogos, geofísicos e arqueólogos, entre outros profissionais, além de especialistas em paleoclimatologia. "Essa especialidade diz sobre as oscilações do nível do mar, se há vestígios de mangue, se o ambiente era mais frio em relação ao clima de hoje ou se o solo era mais salgado comparado ao atual, entre outras informações", disse Blasis.

Os cientistas afirmam ainda que o Estado de Santa Catarina foi escolhido para o estudo por ter os maiores sambaquis remanescentes, já que a maioria dessas estruturas, que chegavam a 70 m de altura, foi destruída. A cal extraída dos sambaquis foi utilizada na construção civil entre os séculos XVII e XIV e, além disso, a degradação continuou pela ação humana até a década de 1970.
A pesquisa indica também que essa sociedade desapareceu de forma pacífica. "Nos ossos encontrados não há sinais de mortes violentas, o que sugere que os sambaquienses podem ter desaparecido de forma pacífica ao se miscigenar com outros grupos", afirmou Blasis.

Fonte: http://noticias.terra.com.br/ciencia/noticia/ (10/06/2010)

"Preservação da história em marcas na terra"


Estudo indica que círculos feitos de terra, pedra, madeira ou plantas podem ter servido como currais para o gado transportado por tropeiros na época das charqueadas. A itenção do pesquisador é preservá-los para uma futura exploração turística

Pelotas. Logo que "descobertos" por acaso, em Capão do Leão, os anéis de terra com cerca de cem metros de diâmetro, em média, instigaram o jornalista Bruno Farias a descobrir a verdadeira origem, função e idade dessas formas geométricas apelidadas de "geoglifos gaúchos". Com auxílio de uma ferramenta disponibilizada na internet para visualização de imagens de satélite, o curioso jornalista - até então leigo no assunto - começou a se dedicar À temática praticamente desconhecida da comunidade e (ainda) de pouca relevância histórica, até mesmo nos meios acadêmicos.

Nessa pesquisa virtual e através de imagens aéreas, Farias já contabilizou mais de duas centenas de geoglifos no sul e sudoeste do Rio Grande do Sul, que podem ser de diversos outros materiais além de elevações de terra, como valas cavadas no chão, muros de pedras, madeira beneficiada, árvores (inclusive frutíveras), cactus e pau-a-pique. Dezenas desses círculos estão localizados na Estrada do Passo dos Carros, entre Capão do Leão e Pelotas, também chamada de "Corredor das Tropas" por ser a rota usada por tropeiros para o transporte de vacas, cavalos e mulas a partir do final do século 18.

Depoimentos de diversos moradores confirmaram que as estruturas eram cercas feitas por escravos no início da colonização para "hospedar" os animais que precisavam descansar durante a longa viagem, na época das charqueadas que durou até o início do século 20. Esses currais possibilitavam que os bichos não fugissem e se dispersassem na mata.

HIPÓTESE MAIS PROVÁVEL
Segundo mapas antigos e outras referências, os tropeiros que transportavam esses animais realmente passavam por ali. Textos históricos situam alguns desses currais de pau-a-pique e de pedra nos atuais municípios de Pelotas, Capão do Leão, Aceguá, Bagé e outras cidades próximas. "Porém, mesmo sendo citados, é raro encontrar referências visuais sobre os tais cercados, o que mantém o assunto misterioso", observou Farias.

Com a junção de mais de 60 entrevistas a provas documentais (como um livro de 1878 que relata a construção de um curral circular feito de areia com valas internas e muradas externas com a terra tirada dali mesmo, e um antigo mapa espanhol do final do século 19 que marca as rotas que circundavam o Estado a partir da região de Bagé) cada vez menos se cogita a possibilidade dessas construções, que são melhor visualizadas do alto (imagens aéreas) ou do espaço (imagens de satélite) terem raízes mais profundas, remontando à pré-história. "Comparando o mapa antigo com imagens de satélite atuais, pude verificar que os diversos entrepostos existentes no mapa coincidem com as atuais imagens desses currais", explicou o pesquisador.

O historiador Joaquim Dias estimou a Farias a idade dessas construções em aproximadamente 200 anos. "Mas a certeza só poderá ser obtida através do estudo de especialistas, como arqueólogos e botânicos. Eu sou apenas um curioso que luta pela disseminação, reconhecimento e preservação de mais essa parte da nossa história".

O QUE SÃO GEOGLIFOS
O geoglifo é uma figura em morros ou regiões planas que é melhor visualizada do alto, como por exemplo de um avião, helicóptero ou balão. Algumas podem ser vistas e percebidas do solo e outras não.

Essas figuras podem ser desenhadas por rochas de coloração diferente do solo ao seu redor ou por escavações fazendo desnível no solo. Podendo atingir de uma ponta a outra do desenho até 250 metros. São encontrados desenhos geométricos (como quadrados e círculos), além de antropo e zoomorfos, formas humanas e animais, respectivamente. No Brasil, os geoglifos mais conhecidos estão no Acre, mas que diferem, na época, função e origem dos "descobertos" no Estado, que são semelhantes a centenas visualizados também no Uruguai e na Argentina.


PROFISSIONAIS ESPECIALIZADOS VISITAM "CURRAIS"
O jornalista Bruno Farias levou até alguns desses locais, no mês passado, o paleontólogo da Universidade Federal do Pará (UFPA), Alceu Ranzi - responsável pelos estudos dos geoglifos do Acre - e o historiador Fábio Vergara Cerqueira. "Só de observarmos temos a certeza de que não são formas criadas pela natureza, mas sim feitas pelo homem. É preciso um estudo mais detalhado para comprovar exatamente quando e porquê. Pode ter sido feito na pré-história, por povos nativos ou, realmente, por tropeiros na época das charqueadas", afirmou Cerqueira.

Para Farias, a visita dos especialistas foi justamente para confirmar que apesar da aparência semelhante, os geoglifos gaúchos têm idades e funções diferentes dos de lá. "Aqui eles foram feitos nos últimos séculos para contenção do gado, enquanto os da Amazônia foram feitos por povos indígenas há milênios".

Ontem foi a vez da arqueóloga gaúcha que também atua na pesquisa dos geoglifos do Acre na UFPA, Denise Schaan, conhecer as estruturas construídas no Rio Grande do Sul. "As estruturas do norte e do sul do país são parecidas somente nas imagens de satélite. Ao se chegar perto delas, se vê que elas são completamente diferentes. As valas dos geoglifos do Acre são mais largas e muito mais profundas, enquanto que os morros de terra são baixos. Aqui é exatamente o oposto".


COMO FOI A DESCOBERTA
Tudo teve início com a criação de um blog para contar a história de Capão do Leão. "Que depois virou meu trabalho de conclusão do curso de Jornalismo, um site e, futuramente, um livro "Memórias leonenses: personagens lugares históricos e lendas de Capão do Leão". Então um dos capítulos do estudo se mostrou muito interessante, os velhos currais circulares de pedra, terra e plantas que podem ser vistos até do espaço e que seguem velhas trilhas dos tropeiros, adentrando sul e sudoeste do Rio Grande do Sul, cruzando todo o Uruguai até chegar na Argentina. "Resolvi ir a fundo no trabalho e transformá-lo em projeto para o mestrado de Memória Social e Patrimônio Cultural".

Segundo Cerqueira, ao ingressar no mestrado com um projeto desses ele poderá montar uma equipe multidisciplinar com arqueólogo e botânico para comprovar todas as dúvidas e mistérios que envolvem os geoglifos gaúchos".


CONSCIENTIZAÇÃO PARA PRESERVAR
Farias comentou que seu principal objetivo é conscientizar a população quanto à existência dessas estruturas e a importância da preservação para as futuras gerações. Ele quer mapear e descrever o maior número possível desses currais e rotas de tropeiros com a máxima exatidão possível, buscando não só a documentação deles como a sua preservação e, futuramente, seu aproveitamento pela população como rota turística. "Para isso, o trabalho é longo de cadastrar cada ponto como sítio arqueológico, providenciar o tombamento e, só depois, construir um roteiro turístico".

Ele já está em contato com diversas prefeituras para que a pesquisa continue sendo feita. "Assim essas verdadeiras obras de engenharia poderão ser documentadas e protegidas, primeiramente nas esferas municipais, para depois sim receberem tombamento estadual ou nacional".

POSSÍVEL DOCUMENTÁRIO NACIONAL
Os geoglifos gaúchos estão concorrendo para aparecerem na produção brasileira Detetives da História do canal de TV a cabo The History Channel. O tema concorre com vários outros e o vencedor terá gravado um documentário que será exibido na televisão. "Só o fato de concorrer já é uma grande divulgação para a região, principalmente para o turismo". As pessoas podem contribuir com o seu voto no site http://www.seuhistory.com.br/

Fonte: Reportagem especial publicada nas páginas 2 e 3 do jornal Diário Popular (Pelotas/RS) em 27/05/2010 com texto de Taline Schneider com fotos de Marcel Ávila, Bruno Farias e Eduardo Amorim; in "www.historiaxatualidade.blogspot.com/".

Leia mais sobre o assunto:
www.memoriasleonenses.xpg.com.br
www.geoglifosdosul.xpg.com.br
www.revistadehistoria.com.br

Pesquisa tentará determinar tamanho da população da Amazônia no passado

Estimativa será feita por meio de imagens de satélite

GLOBO AMAZÔNIA
Pesquisadores vão calcular, com financiamento da agência espacial americana Nasa, o tamanho da população indígena na Bacia Amazônica antes da chegada dos europeus à região, um dado até hoje muito discutido - as estimativas variam entre 500 mil e 10 milhões de pessoas.

Para chegar a um número mais preciso, os cientistas vão usar imagens de satélite que enxergam a composição química da superfície das folhas das árvores da região. Esta está diretamente relacionada aos ingredientes formadores do solo. Assim, os pesquisadores poderão identificar em quais áreas está a chamada "terra preta de índio", solo com alto teor de carbono criado pelos antigos indígenas amazônicas, provavelmente para aumentar a produtividade agrícola no chão relativamente pobre da Amazônia.

Historicamente, a região amazônica tem sido tratada como uma região de população escassa, o que é contrariado por evidências como a terra preta, normalmente encontrada na beira dos rios. Se extensas áreas de terra preta forem descobertas em áreas ainda inexploradas da Amazônia, ficará claro que a zona já teve uma população considerável e que a floresta atual sofreu a influência da presença destes antigos moradores.

Além de jogar luz sobre a história amazônica, a pesquisa de Palace pode ajudar a entender como uma grande população pode ter vivido e produzido alimento na Amazônia sem destruí-la.

O programa de arqueologia espacial da Nasa, que financia o trabalho, permitiu a recente descoberta de grandes cidades maias na selva de Belize, na América Central. O grupo de pesquisadores que trabalharão no levantamento inclui o arqueólogo Eduardo Neves, da Universidade de São Paulo; o ecólogo Mark Bush, do Instituto de Tecnologia da Flórida, nos EUA; Stephen Hagen, da companhia americana Applied GeoSolutions; Rob Braswell, da Atmospheric Environmental Research, outra empresa dos EUA; além de Michael Palace, da Universidade de New Hampshire, também nos Estados Unidos.

Fonte: www.midianews.com.br/ (10/06/2010)

segunda-feira, 7 de junho de 2010

Uma antiquísima civilización

Durante los próximos tres meses, en el Centro Comercial Plaza Norte, se exponen las más importantes piezas arqueológicas de la civilización más antigua de América: Caral.

Visitar la colección arqueológica más grande y completa sobre la Civilización Caral, Patrimonio mundial de la Humanidad, titulada: La Civilización más Antigua de América, Símbolo de Identidad e Integración Nacional, que ocupa los 900m de la Sala de Exhibición del Centro Comercial Plaza Norte, es inolvidable. No solo se trata de una cátedra abierta de historia, sino que por primera vez el público tiene la oportunidad de recibir una visita guiada y grabar en la memoria una visión fresca, didáctica y real de Caral.

Dentro de toda la colección arqueológica, llama la atención la presencia y exhibición del quipu hallado en el 2005, como también los instrumentos de la tecnología pesquera y agraria, los bienes de consumo, de intercambio transversal y de larga distancia, las plantas medicinales aprovechadas por los antiguos peruanos.

Además, los instrumentos de su planificada y avanzada tecnología constructiva caracterizada por ser resistentes a los sismos. Los finos atuendos y objetos de prestigio, adornos personales como collares, pulseras, dijes y cuentas elaboradas en moluscos y minerales, los tejidos de la época, cestos y agujas e hilos tejidos de algodón de sus habitantes. Los instrumentos musicales comprenden 32 flautas traversas, 38 cornetas, 5 antaras y 1 quena, acompañados por sus respectivas notas musicales.

Ruth Shady Solís, jefa del Proyecto Especial Arqueológico Caral Supe, señaló que se trata de un proyecto que busca masificar la cultura y poner al alcance de las grandes mayorías, un patrimonio que a la vez ilustre y forme una identidad cultural común. En efecto, Plaza Norte con esta nueva muestra se convierte en un local donde la civilización de Caral, pueda ser apreciada por un gran público, debido a que cuenta con instalaciones adecuadas, modernas y diseñadas para recibir a un importante número de visitantes de manera cómoda y segura.

Caral, La Civilización más Antigua de América, Símbolo de Identidad e Integración Nacional, es una magnífica exhibición museográfica cuidadosamente preparada, muestra al público una colección arqueológica especialmente seleccionada y utiliza novedosos recursos interactivos que permiten conocer los aspectos más relevantes de la civilización más antigua de América, Patrimonio mundial, de una forma dinámica y sencilla. Está compuesta por una importante colección perteneciente al Arcaico Tardío ( 3,000 a 1,800 a . C.), un conjunto de recursos museográficos que explican, ilustran y recrean diversos aspectos de la civilización Caral, como la formación del Estado, la organización política y social, la complejidad social, las bases económicas que sustentaron su desarrollo, las actividades agrarias, pesqueras o artesanales, la importancia del comercio, las expresiones de su arquitectura y urbanismo, ideología y cosmovisión, los logros y avances científicos y tecnológicos.

Es decir, un viaje al pasado para tener una idea de lo que antes fuimos capaces de ser, para reflexionar acerca del presente y preguntarnos ¿qué somos ahora? ¿qué clase de sociedad tenemos? Y lo que es un desafío en el siglo XXI ¿Qué clase de sociedad debemos construir?

Fonte: www.diariolaprimeraperu.com/online/cultura (02/06/2010)

San Agustin (Parte 2)

El arte de tallar La piedra
La región de San Agustín se destaca por la presencia de por lo menos 500 imponentes figuras antropomorfas talladas en piedra, como parte de templetes funerarios o dispersas en pequeños grupos en un área de aproximadamente 3.000 km2. La mayoría están ubicadas a unos 10 km de la población de San Agustín.

De acuerdo con su función, existen varios tipos de estatuas y otras tallas en piedra en el Alto Magdalena: estatuas de pie en los templetes funerarios, estatuas para ser observadas colocadas en los recintos ceremoniales, estatuas de tamaño mediano enterradas dentro o fuera de las tumbas, estatuas columnares usadas como muros de contención, bloques naturales de piedra tallados como la fuente del Lavapatas, graffiti sobre lajas y petroglifos.

La mayor parte de las estatuas formaron parte de las prácticas fúnebres de antiguas sociedades y por sus características iconográficas están relacionadas con ritos funerarios, con el poder espiritual de los muertos y en general con el mundo sobrenatural.

Las estatuas son fundamentalmente antropomorfas masculinas aunque en algunas ocasiones tienen rasgos de animales como el felino, el caimán y el murciélago. Sus características son similares: ojos en forma de almendra y abultados, nariz achatada y bocas feroces con caninos entrecruzados. Algunas tienen encima una protuberancia angosta, quizás con la intención de darles más altura y así lograr nivelarlas con otras para sostener piedras o lajas. La mayoría fueron originalmente pintadas con colores amarillo, rojo, negro y blanco; no obstante, estos colores sólo se preservaron en aquellas que se han mantenido enterradas o bajo cubierta.
La construcción de estas figuras fue hecha utilizando rocas propias de la región como andesitas y tobas. Por su precisión, detalle y simetría, se cree que existió un diseño previo para su elaboración.

El esquema básico para representar la figura humana fue un tronco recto, hombros altos y cuadrados, posición rígida, cabeza enorme. Los brazos son planos, delgados y ligeramente doblados por los codos, y terminan en dedos y no en garras; las manos en ocasiones sostienen algunos objetos; las piernas, aunque cortas, son humanas al igual que los pies; la parte inferior del cuerpo está ligeramente insinuada. Puede decirse que el cuerpo tiene poca expresión de movimiento o emoción y que la fuerza expresiva se localiza en el rostro, con la boca y los ojos pronunciados.

En algunos casos la figura del personaje-felino es realzada cuando se le trazaron coronas de plumas, cintas con moños alrededor de la cabeza en forma de caracol y punzón, collares, pulseras o cinturones. También se apropia de otros símbolos como cabezas trofeo, serpientes, peces, monos, rasgos fálicos y niños que en muchas ocasiones lo acompañan y le ayudan a reafirmar su poder. Además del conjunto de símbolos vinculados a la imagen del felino como fuerza masculina, existen en la iconografía de esta estatuaria ranas, serpientes y lagartos, seres que se encuentran asociados al elemento agua que parece significar la fuerza vital femenina.
En algunas ocasiones, una estatua puede estar rodeada o custodiada por guardias guerreros, lo que le otorga mayor fuerza e importancia al difunto. Los guardias presentan también elementos simbólicos, como peces, tocados o serpientes.

Parques arqueológicos: San Agustin
En 1757 el fraile Juan de Santa Gertrudis dio a conocer en su libro Maravillas de la Naturaleza la existencia de estatuas talladas en piedra al sur del departamento del Huila. Tiempo después, científicos de la Expedición Botánica entre los que se encontraba Francisco José de Caldas, visitaron la región.

A partir de ese momento y a lo largo del siglo XIX y la primera mitad del XX, se desarrolló un buen número de exploraciones, tanto privadas como académicas, entre las que figuran la Comisión Corográfica en 1857 bajo la supervisión del geógrafo Agustín Codazzi.


Hoy en día gran parte de los monumentos y estatuas hallados en aquél entonces se encuentran protegidos dentro de las instalaciones del Parque Arqueológico de San Agustín, a cargo del Instituto Colombiano de Antropología e Historia. En 1995 el Parque fue declarado por la UNESCO patrimonio de la humanidad. Localizado al sur del casco urbano del municipio de San Agustín, cuenta con un museo arqueológico construido sobre uno de los aterrazamientos utilizados en el pasado como sitio ceremonial, conocidos hoy en día como Mesitas.

Un recorrido por el Parque nos conduce en primera instancia a las Mesitas A, B, C y D, en las que se puede observar varias estatuas removidas de su sitio original y parte de las tumbas de cancel excavadas. Saliendo de la Mesita D encontramos un terraplén de construcción indígena que conduce a un camino de lajas de piedra en dirección a la Mesita B.

Siguiendo el camino que llega a la quebrada de Lavapatas se encuentra la Mesita C con varias tumbas de cancel (es decir, forradas en lajas de piedra), fosas y estatuas. En dicha quebrada el visitante encontrará una de las obras más interesantes en la región: la fuente de Lavapatas. Es un conjunto de esculturas en forma de batracios, serpientes, mamíferos y rostros humanos, talladas in situ sobre el lecho rocoso de una quebrada.

No muy lejos de este primer conjunto encontramos un segundo grupo de monumentos concentrados en el municipio de San José de Isnos: el Alto de Los Ídolos y el Alto de Las Piedras. El Alto de los Ídolos se encuentra ubicado sobre la cima de dos colinas con un total de diez montículos funerarios con grandes tumbas y templetes. En el Alto de Las Piedras se pueden apreciar diversas estatuas, entre ellas las de “doble yo”.

Alejándonos un poco del las instalaciones del Parque Arqueológico, en su periferia, encontramos grupos de estatuaria, así como también asentamientos y obras agrícolas de drenaje. Estos sitios son Quinchana, El Purutal, La Pradera, Quebradillas y La Pelota.

Al norte del pueblo de San Agustín existen igualmente otros sitios con características particulares. Es el caso del sitio La Chaquira en donde han sido hallados petroglifos tallados directamente sobre grandes rocas que dominan un impresionante precipicio.

Fonte: http://www.banrep.gov.co/museo/esp/home.htm

Museo Nacional del Gran Chimú será construido dentro de Chan Chan

informó hoy el director de la Unidad Ejecutora Nº 110, Cristóbal Campana.
Los técnicos del Instituto Nacional de Cultura (INC) aceptaron que el Museo Nacional del Gran Chimú sea construido dentro del área intangible del complejo arqueológico de Chan Chan, en la provincia de Trujillo (La Libertad), informó hoy el director de la Unidad Ejecutora Nº 110, Cristóbal Campana.

Dicha propuesta, que fue una de las cuatro formuladas por su institución, definió como la zona más estratégica para revalorar el legado de la cultura Chimú la que se ubica en las Pampas del Padre Abad, detrás del colegio Militar Ramón Castilla.
Las primeras acciones a desarrollar están enmarcadas en la ejecución del proyecto de evaluación arqueológica, la cual determinará con exactitud el área a utilizar para la construcción del recinto museográfico, precisó.

En ese sentido, explicó que según los técnicos, se realizarán un promedio de 60 excavaciones para establecer la presencia o ausencia de restos arqueológicos en la zona lo cual podría tardar aproximadamente 30 días.

“Cuando terminemos la construcción del Museo Nacional del Gran Chimú convertiremos a nuestra ciudad en la capital de los museos por excelencia, pues existen una larga lista de importantes museos como el del juguete, arte moderno, Huaca de La Luna; museos personales de Eduardo Cassinelli, Juan José Rosaza, entre otros”, señaló Campana.

Destacó que las Pampas del Padre Abad tienen una extensión de 55 hectáreas de las cuales solo cinco serán utilizadas para la obra; el resto, tal cual lo señala el Plan Maestro para la Conservación y Manejo de Chan Chan, serán convertidas en un parque forestal.

Asimismo, refirió que con la finalidad de acelerar los procesos administrativos, el Congreso de la República, a través de la Ley 29529, ha dispuesto que se apruebe la viabilidad del estudio de preinversión a nivel de perfil.

Esta obra cuenta con una partida presupuestal ascendente a 10 millones de nuevos soles.

Fonte: www.generaccion.com/noticia/ (03/06/2010)

Los Mayas Desarrollaron Su Propia Tecnología Para Aumentar la Presión del Agua

Una estructura de conducción de agua existente en la ciudad maya de Palenque, México, es el ejemplo más antiguo conocido en América de tecnología para aumentar la presión del agua. Así lo indican los resultados de una reciente investigación. Sin embargo, todavía se desconoce para qué usaban los mayas exactamente el agua a presión.

La estructura fue identificada por vez primera en 1999, durante una exploración para cartografiar el área.

Hasta hace poco, se daba por hecho que los sistemas de agua a presión habían aparecido en América con la llegada de los españoles. Sin embargo, nuevos datos arqueológicos y otros indicios apuntan ahora a que los mayas de Palenque en Chiapas, México, tenían conocimientos empíricos sobre canales cerrados de agua a presión antes de la llegada de los españoles.

La estructura de Palenque, pese a compartir características comunes con los acueductos ubicados bajo las plazas de la ciudad, también presenta claras diferencias con respecto a ellas.

En 2006, un examen arqueológico de la inusual estructura con la ayuda de un hidrólogo permitió examinarla a fondo desde la vertiente técnica.

El área de Palenque fue poblada por primera vez cerca del año 100 de nuestra era, pero registró su mayor expansión durante el periodo maya clásico, entre el año 250 y el 600. La ciudad fue abandonada alrededor del año 800.

La combinación entre la fuerza de la gravedad y un estrechamiento del acueducto daban como resultado un aumento significativo de la presión del agua.

Un uso potencial del agua con presión creada artificialmente pudo ser una fuente. El modelo informático que del acueducto han hecho los investigadores muestra que, de tener como salida una fuente, ésta habría estado bien abastecida de agua, incluso bajo algunas circunstancias desfavorables.

Otro posible uso podría haber sido usar la presión para elevar el agua hasta el área residencial adyacente con el fin de usarla para eliminar aguas residuales.

Christopher Duffy y Kirk French, de la Universidad Estatal de Pensilvania, han intervenido en la investigación.

Fonte: www.amazings.com/ciencia/noticias/ (04/06/2010)

Cemitério indígena é destruído

Sítio de 700 anos, em Manaus, tinha mais de 200 vasos funerários

Um tesouro de mais de 700 anos desaparece sob a erosão e o descaso. Um cemitério indígena, encontrado em 2001 no bairro Nova Cidade, em Manaus, está praticamente destruído. Na época, o sítio arqueológico foi descoberto em função de uma terraplanagem para a construção de um conjunto habitacional, na região Norte da Capital do Amazonas.

Quando urnas funerárias apareceram nas primeiras escavações, a área foi interditada. Na época, cerca de 200 vasos foram mapeados e 13 deles exumados, segundo informações do Instituto do Patrimônio Histórico e Artístico Nacional (Iphan).

Mas de nada adiantou. Segundo Sócrates Paiva, um morador da região inconformado com a destruição do patrimônio histórico, o lugar “está totalmente abandonado, à mercê de vândalos”. E ele, sinceramente, pergunta: “Quero saber se dessa vez será feita alguma coisa”.

Isso porque a camada superior de terra foi removida do local, e a erosão e o acesso de curiosos já cuidaram de destruir a maioria das peças ainda enterradas. “Entre 2001 e 2004, 140 recipientes foram perdidos pela erosão”, diz Francisco Pugliese, arqueólogo do Iphan.

Proprietária da área e responsável pela obra, a Superintendência Estadual de Habitação (Suhab) do Amazonas informa que o caso está parado na Justiça desde 2004.

Para a arqueóloga Helena Lima, que explorou o cemitério no contexto do Projeto Amazônia Central, um programa de estudo da região, só não dá o local como totalmente perdido porque ainda poderia servir para que os cientistas estudem os efeitos que a retirada da camada superior de terra pode causar a sítios como este.

A pesquisadora nota que o sítio é único porque se encontra em terra firme: “É muito relevante porque normalmente os grandes sítios se encontram em lugares adjacentes aos grandes cursos d’água”.

Embora o cemitério não tenha passado por datação com a técnica do carbono 14, sabe-se que ele existe há mais de 700 anos porque as cerâmicas ali encontradas são de estilo conhecido pelos historiadores como “Paredão” (que corresponde ao período entre os séculos 7 e 13). Ou seja, antes da chegada dos europeus ao Brasil.

Fonte: http://eptv.globo.com/emissoras/ (04/06/2010)