quarta-feira, 19 de junho de 2013

Tumba de sacerdotisa puede cambiar historia de cultura prehispánica de Perú

Autor: Editor YU el Mar

El hallazgo en el norte de Perú de la tumba de una sacerdotisa precolombina de la cultura Moche, que se desarrolló entre el 200 y 700 d.C., podría cambiar la historia de la cultura prehispánica de Perú, estimaron este viernes investigadores.

"El descubrimiento de la sacerdotisa de la cultura Moche, en La Libertad (norte), ha puesto en alerta a los arqueólogos ante la posibilidad de estar ante el momento histórico de un punto de quiebre en que esta civilización deja de ser autocrática para dar paso a un segundo y último periodo más abierto, recibiendo influencias externas", dijo a la AFP el investigador Santiago Uceda.

La tumba se encontró en el complejo arqueológico del Sol y la Luna, centro de la civilización Moche, unos 700 km al norte de Lima.

Según Uceda, la sacerdotisa -que podría haber vivido hacia el final de los años 700 d.C.-, está sentada sin cabeza y en su ajuar funerario se hallaron ocho objetos de cerámica, tres de ellos platos con diseños de ofidios y figuras ajedrezadas todos motivos de la cultura Cajamarca (noreste).

"Los ceramistas Moche eran considerados los mejores del antiguo Perú, lo que nos dice que estamos ante un gran hallazgo", acotó Uceda.

"Es la primera vez que se descubre evidencia de otras culturas en un entierro Moche", dijo, tras indicar que además desenterraron textiles de algodón y lana de alpaca.

Hasta este descubrimiento, los arqueólogos creían que la sociedad mochica fue autárquica, muy cerrada y que nunca se abrió al resto de las culturas y civilizaciones de los Andes peruanos, añadió.

La cultura Moche, llamada también Mochica, se desarrolló en la región de La Libertad y se extendió hacia el norte a las regiones Lambayeque y Piura.

"En ese sitio también se han descubierto cinco tumbas más que aún no han sido abiertas, se trabaja con mucho cuidado, pero de hallarse nuevas evidencias, se confirmaría la teoría del quiebre de los dos periodos mochicas", dijo Uceda.

Asimismo, confirmaría que la huaca del Sol pasó de ser una residencia de sacerdotisas y personajes de élite a convertirse en un palacio, el primero en su género en la costa norte de Perú, y que la élite religiosa fue perdiendo progresivamente su poder hasta su decadencia.
Entre el 2010 y el 2013 en los santuarios del Sol y la Luna se han descubierto 300 tumbas, de las cuales 125 han sido investigadas y registradas. AFP


Arqueólogos descubren en México gran ciudad maya oculta en la selva

Expertos encontraron numerosas pirámides y palacios, dos canchas de juego de pelota, patios, plazas, monumentos y áreas habitacionales.
Un equipo de arqueólogos descubrió en plena selva en la península mexicana de Yucatán una enorme ciudad maya oculta entre la maleza, informó hoy el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH).
La ciudad maya, que data del periodo 600 a 900 d.C. y ha sido bautizada como Chactún ("Piedra Roja" o "Piedra Grande"), fue descubierta hace unas semanas en el norte de la Reserva de la Biosfera de Calakmul, en el estado de Campeche.

"Para llegar al campamento donde pernocta el equipo de arqueólogos es necesario internarse durante casi dos horas en la selva mediana. El camino sólo es transitable con camioneta de doble tracción y continuamente hay que detenerse para cortar a machete la vegetación que vuelve a bloquear el sendero", dio a conocer el INAH.

Según informó el INAH en un comunicado, los arqueólogos encontraron numerosas pirámides y palacios, dos canchas de juego de pelota, patios, plazas, monumentos esculpidos y áreas habitacionales.

La pirámide más alta tiene 23 metros de altura y una de las características principales del sitio son las estelas (piedras grabadas) y altares, algunos todavía con restos de estuco.

ZONA POR EXPLORAR
La expedición, financiada por la National Geographic Society y por dos empresas privadas de Austria y Eslovenia, es encabezada por el arqueólogo Ivan Sprajc del Centro de Investigaciones Científicas de la Academia Eslovena de Ciencias y Artes.

Sprajc señaló que al parecer la urbe de 22 hectáreas, formada por tres complejos monumentales, fue el centro de una vasta región en las Tierras Bajas Centrales hace 1.400 años.

Chactún es parte de un área de unos 3.000 kilómetros cuadrados entre las regiones de Río Bec y Chenes que ha permanecido como "un blanco total en el mapa arqueológico del área maya", según el organismo.

Aunque en los años 30 del siglo XX algunos exploradores describieron sitios como Uxul y Pared, "Chactún permaneció ignorado por las expediciones científicas hasta el día de hoy".
Sólo chicleros y madereros de la región llegaron al sitio, pero con el tiempo quedó cubierto por la maleza como parte de la reserva de la biosfera.

"Estas brechas, alguna vez abiertas para explotar los recursos naturales, fueron despejadas otra vez, pero ahora por un grupo de lugareños que acompañan a la exploración arqueológica", informó el INAH.

Cinco mil pinturas rupestres descobertas em cavernas no México

Autor: Anastasia Gubin  

Grande parte tem um grau de conservação impressionante e representa habitações e costumes.
Especialistas do INAH localizaram pinturas rupestres na Sierra de San Carlos, Tamaulipas, México (M. García & G. Ramírez/INAH)

Arqueólogos mexicanos descobriram cerca de 5.000 pinturas nas cavernas de Tamaulipas no México.
A pesquisa foi divulgada pela arqueóloga Martha García Sánchez no 2º Colóquio de Arqueologia Histórica, informou na quarta-feira o Instituto Nacional de Antropologia e História (INAH) do México.
“A maioria dessas pinturas tem um grau surpreendente de conservação”, disse a arqueóloga, que analisou os desenhos dos artistas do passado, feitos nas cores amarela, vermelha, branca e preta.
“As imagens sugerem que as atividades dos nômades eram voltadas para a caça, pesca e coleta”, diz Martha García.
Além disso, diz ela, há desenhos de habitações do tipo tipis, que são tendas de formato cônico, e também podem ser vistas representações da flora e da fauna da região da época, incluindo veados, lagartixas e centopeias. As pinturas estão em cavernas e cânions da Sierra de San Carlos, em Burgos, e acredita-se que tenham sido produzidas principalmente por três grupos de caçadores pré-hispânicos: guajolotes, iconoplos e pintos, segundo a pesquisa, que também contou com o apoio do arqueólogo Gustavo Ramírez do INAH de Tamaulipas, sob o título “As pinturas rupestres do município de Burgos”.

Os arqueólogos também encontraram evidências de outros grupos que se mudaram para a região da Sierra de San Carlos e áreas circunvizinhas. Entre eles havia os cadimas, conaynenes, mediquillos, mezquites, cometunas e canaimes.
As imagens retratam as atividades nômades que se focavam na caça, pesca e coleta; elas têm caráter antropomórfico, zoomórfico, astronômico e abstrato (M. García & G. Ramírez/INAH)
Os artistas antigos fizeram seus trabalhos com corantes minerais e orgânicos, dos quais ainda não há estudo químico dos componentes dos pigmentos. O arqueólogo Gustavo Ramírez explicou que é possível colher amostra deles, “o que nos permitirá estabelecer datações aproximadas por meio da análise química ou de radiocarbono”.
Ramírez disse que até agora não foi possível datar as pinturas, “porque não foi encontrado qualquer objeto antigo que estivesse associado com o contexto e porque essas manifestações estão nas paredes dos cânions; na temporada das chuvas, a correnteza carrega sedimentos e temos muito cascalho”.
Os achados foram identificados pela primeira vez em 2006 e até à data registrou-se 4.926 pinturas com desenhos de seres humanos e animais, pinturas abstratas e dados astronômicos.
Foram estudados 11 locais na Sierra de San Carlos. Entre eles está a Caverna dos Cavalos, onde foi identificado um mitote (festa, dança) entre mais de 1500 imagens. Havia também desenhos no Cânion de Bronze, no Cânion da Esteira e no Vale das Piscinas. Na Caverna do Índio também foi identificado um atlatl, arma pré-histórica utilizada para caçar.

Arqueólogos mexicanos relataram que infelizmente não há informações sobre os nômades nos arquivos da região. Durante a chegada dos espanhóis, os povos que ocupavam essa área fugiram para evitar serem capturados e mortos.
O Simpósio de Arqueologia Histórica irá até 24 de maio no Museu Nacional de História “Castillo de Chapultepec”.

segunda-feira, 3 de junho de 2013

Cidade pré-colombiana é descoberta em Honduras

Pesquisador defende que a nova cidade é o maior achado arqueológico do século

AFP - Agence France-Presse

               Cidades perdidas sempre foram lenda na região. Foto: Jorge Uzon/AFP

Pesquisadores americanos identificaram - com a ajuda de satélites - uma cidade pré-colombiana sepultada sob a densa floresta tropical de Honduras, informou nesta sexta-feira o diretor do Instituto Hondurenho de Antropologia e História (IHAH), Virgilio Paredes.

Com a ajuda de uma nova tecnologia que utiliza satélites para realizar um scanner do solo sob a floresta, especialistas da Universidade do Colorado identificaram duas cidades contíguas entre os departamentos de Colón e Gracias a Dios, no leste do país, explicou o funcionário.

Uma das cidades, chamada de "Ciudad Blanca 1", já havia sido detectada há um ano, mas nos últimos dias os cientistas identificaram ruínas de outra cidade contígua.

O conjunto teria o triplo do tamanho do complexo de Copán, as maiores ruínas deixadas pelos Maias em Honduras.

O americano Steve Helkins, um dos pesquisadores que participam do projeto, explicou que o achado abre a possibilidade para o que seria a "maior descoberta arqueológica do século" em Honduras.

"As áreas escaneadas estão situadas em zonas incrivelmente remotas dentro da selva hondurenha que jamais foram exploradas", destacou Helkins.

Paredes informou que o governo em Honduras, junto com especialistas de universidades americanas, está montando uma equipe de investigação para entrar na região em novembro e chegar às misteriosas ruínas.

O diretor do IHAH lembrou que em Honduras "sempre se falou de cidades misteriosas chamadas de Cidade Branca, Cidade Perdida e Cidade do Macaco", mas até agora isto não passava de lenda.

A "Cidade Perdida" ou "Cidade Branca" aparece até em textos escolares como um dos locais mais enigmáticos de Honduras, citada como ruínas de uma civilização pré-colombina situada em plena selva inexplorada entre os departamentos de Olancho e Gracias a Dios, no leste do país.


Una tumba de sacerdotisa podría modificar la historia de cultura prehispánica de Perú

La tumba se encontró en el complejo arqueológico del Sol y la Luna, medio de la civilización Moche, unos 700 km al norte de Lima.
                                         Tumba de sacerdotisa. Foto: Pysnnoticias

PERÚ.- El hallazgo en el norte de Perú de la tumba de una sacerdotisaprecolombina de la cultura Moche, que se desarrolló entre el 200 y 700 d.C., podría modificar la historia de la cultura prehispánica de Perú, informaron los investigadores. 
 
“El hallazgo de la sacerdotisa de la cultura Moche, en La Libertad (norte), ha sitio en alerta a los arqueólogos ante la eventualidad de estar ante el instante histórico de un punto de quiebre en que esta civilización deja de ser autocrática para dar paso a un segundo y último espacio más abierto, recibiendo influencias externas”, contó el investigador Santiago Uceda. 

La tumba se encontró en el complejo arqueológico del Sol y la Luna, medio de la civilización Moche, unos 700 km al norte de Lima. 

De acuerdo a lo que sostiene Uceda, la sacerdotisa (que podría haber vivido hacia el final de los años 700 d.C.), está sentada sin cabeza y en su ajuar funerario se hallaron ocho objetos de cerámica, tres de estos platos con estilos de ofidios y figuras ajedrezadas todos motivos de la cultura Cajamarca (noreste). 

Uceda, agregó: “Los ceramistas Moche eran aceptados los inigualables del antiguo Perú, lo que nos dice que nos hallamos ante un gran hallazgo. Es la única vez que se devela evidencia de otras culturas en un entierro Moche”. 

A su vez, habló, tras subrayar que al mismo tiempo desenterraron textiles de algodón y lana de alpaca. Hasta este hallazgo, los arqueólogos confiaban que la sociedad mochica fue autárquica, enormemente cerrada y que ninguna vez se abrió al resto de las culturas y civilizaciones de los Andes ciudadanos del Perú, añadió. 

Cabe destacar que la cultura Moche, llamada así mismo Mochica, se desarrolló en la región de La Libertad y se extendió hacia el norte a las regiones Lambayeque y Piura. 

“En ese sitio así mismo se han hallado cinco tumbas más que sin embargo no han sido abiertas, se trabaja con demasiado cuidado, aunque de hallarse recientes evidencias, se aseguraría la teoría del quiebre de los dos espacios mochicas”, dijo Uceda. 

Además, aseguraría que la huaca del Sol pasó de ser una residencia de sacerdotisas y personajes de élite a transformarse en un palacio, el inicialmente en su género en la costa norte de Perú, y que la élite religiosa fue perdiendo progresivamente su poder hasta su decadencia. Entre el 2010 y el 2013 en los santuarios del Sol y la Luna se han hallado 300 tumbas, de las cuales 125 han sido investigadas y anotadas. (Especial El Intransigente
)