terça-feira, 31 de maio de 2016

A Senhora de Cao - Poder feminino no antigo Peru

Saiu a 13ª matéria da Coluna "AMÉRICA MISTERIOSA", do Jornal Página 3, de Balneário Camboriu-SC!!!


Link:
http://www.pagina3.com.br/coluna/americamisteriosa

segunda-feira, 30 de maio de 2016

En Alemania hay registros sonoros de lengua mochica

Afirman especialistas de la Dirección de Lenguas Lingüísticas del Vice Ministerio de Interculturalidad del Ministerio de Cultura.

Denis Merino
Diario UNO


Registros sonoros de la lengua Muchik o Mochica, cuya cultura floreció hace cerca de mil años en el norte peruano, se encuentran en un Museo de Berlín, afirmaron los expertos Gerardo García y Catherine Sevilla, en una conferencia que sobre Derechos Lingüísticos ofrecieron en el auditorio del Museo Nacional de Arqueología, Antropología e Historia del Perú de Pueblo Libre.

Señalaron que es importante profundizar en los estudios de dicha lengua que se habló en las ahora principales regiones norteñas y que se conoció hasta hace pocas décadas.

“Es indispensable que tanto el Estado peruano como el gobierno regional de Lambayeque pidan una copia de esos registros para profundizar en el conocimiento de esa importante lengua que se habló hasta principios del siglo XX”, señaló García.

También dijo que palabras como Ferreñafe, Lambayeque, Túcume y apellidos como Llontop, Quesquén y otros así como denominaciones de algunas plantas y “todo lo que termina en p tienen sus orígenes en esa lengua”.

LAS GRABACIONES
Según un escrito de la estudiosa Marcela Cornejo, en 1875 llegó a las costas de Lambayeque, donde permaneció hasta 1925, el joven alemán Enrique Brûning, quien, “enfermo, retorno a su patria, donde siguió trabajando, sistematizando y resguardando dichos registros hasta 1928, cuando murió”.

Sostiene que Bruning llegó a formar una colección de 5 mil 300 piezas arqueológicas que se encuentran en el Museo Brûning de Lambayeque “Entre 1906 y 1909 residió en Eten, último reducto de mochicas-hablantes donde registró la lengua en apuntes y grabaciones sonoras en cilindros de cera, escribiendo un ensayo titulado “La lengua de Etén” en el que recopiló un considerable vocabulario.

Por su parte García manifiesta que lo que se conoce sobre la lengua mochica está recogido en documentos, como gramáticas, doctrinas y catecismos pero que nunca se la ha escuchado de forma sonora. “Sé que hay intentos por revitalizarla en Lambayeque aunque hasta ahora es algo más simbólico que real”.

UNA ORDENANZA
García se refiere a la ordenanza del 2010 que disponía la difusión y vigencia de la lengua Muchik en Lambayeque , que las instituciones educativas usen frases, oraciones, mensajes y temas en dicha lengua y que se dicten cursos básicos de la misma, lo que no se cumplió.

Anota asimismo que el Perú debe contar con un Archivo Nacional de Lenguas “donde toda información escrita, sonora y visual de las lenguas del Perú deben registrarse y conservarse porque forman parte de nuestro patrimonio lingüístico para que no pase con la mochica y otras que no sabemos cómo se oyen”.

47 LENGUAS
Por su parte, Sevilla precisó que la mayoría de los peruanos desconocen que existe la Ley 29735 de Lenguas Indígenas, que reconoce el derecho de los ciudadanos de usar su lengua materna en todos los espacios sociales lo que implica desarrollar su vida personal, social, educativa, política y profesional en su propia lengua lo que es indispensable para acceder a derechos de atención de salud, educación y justicia y que no pase como lo sucedido con los indígenas que son procesados por el “baguazo” los que no entendían lo que hablaba los juzgadores y viceversa.

Informo que hay millones de peruanos que hablan lenguas propias y no castellano o bien son bilingües y hasta trilingües. “En la zona andina se hablan cuatro lenguas y en la Amazonía 43”.

Sobre la lengua de herencia García explicó que es la originaria que debió trasmitirse de padres a hijos, proceso que se interrumpió por la presencia de otro idioma supuestamente de mayor prestigio social dentro de la comunidad y por la constante discriminación lingüística que sufrieron sus habitantes en el pasado.

“Las lenguas originarias son habladas por 15 por ciento de la población peruana, son usadas por los pueblos indígenas, moradores originarios de nuestro territorio desde mucho antes de la llegada del castellano”.

García puntualizo que si aprendemos una lengua indígena tendremos valiosos conocimientos que podrían conectarnos con nuestras propias raíces si se tiene en cuenta que nuestros antepasados hablaron uno de esos idiomas.
El experto sostuvo que el Ministerio de Cultura tiene una ventanilla bilingüe quechua castellano para que los ciudadano ejerzan su derecho a ser atendidos por el Estado en su idioma.


Diversidad de lenguas
Ejemplos de la diversidad de lenguas que existen en nuestro territorio y su gran importancia para la preservación de las culturas originarias, son algunas de las siguientes palabras dadas a conocer por la Dirección de Lenguas Indígenas del Viceministerio de Interculturalidad del Ministerio de Cultura.

Chanikuy en lengua quechua, variedad chanka, significa reservar una comida muy rica que se ha comprado o que han invitado para compartirla con la familia o con personas a quienes se tiene cariño.

Mopa`ten en lengua yanesha es, contrariamente a lo anterior, negarse a dar o compartir algo con alguien, sin embargo es un acto mal visto por ser una cultura donde existe la reciprocidad.

Nodo en lengua matsés significa volar desde el suelo hasta la rama de un árbol. Se usa mayormente cuando las aves hurgan en el suelo y son espantadas. Jagonjin en lengua ocaina es una oración completa que quiere decir “él o ella consume frutas”.

Wanôpo en lengua harakbut se traduce como centro de las emociones. Para esos indígenas las emociones y energía se ubican en la parte media de la espalda que consideran la mitad del cuerpo y que según ellos ahí nacen las emociones universales como el amor, miedo, tristeza o ilusión.

Chart¨siña en lengua aimara significa pedir prestado de los familiares o vecinos algo que se necesita en el momento como sal, fósforos, cal, etc. El que pide no está obligado a devolver lo recibido pero se espera que en otra oportunidad retribuya el gesto.

Fonte: http://diariouno.pe/2016/05/08/en-alemania-hay-registros-sonoros-de-lengua-mochica/ (08/05/2016)

domingo, 22 de maio de 2016

Calçoene - Observatório celeste no Amapá


Saiu a 12ª matéria da Coluna "AMÉRICA MISTERIOSA", do Jornal Página 3, de Balneário Camboriu-SC!!!

Link:
http://www.pagina3.com.br/coluna/americamisteriosa

Qué busca el "Gran Acuífero Maya", la mayor investigación subacuática que México ha hecho de esa cultura

Foto: Bajo el subsuelo de la Península de Yucatán se realiza la mayor exploracion subacuática de la historia en México.

Alberto Nájar BBC Mundo, Ciudad de México

Bajo la península de Yucatán, en el sureste de México, hay un extenso sistema de cuevas, cavidades y ríos subterráneos que abastecen de agua dulce a millones de personas.

Es una red de la que poco se conoce.

Hasta ahora las investigaciones se han realizado en algunos cenotes, nombre con el que los antiguos mayas llamaron a los depósitos de agua.

Pero ahora un grupo de especialistas inició una exploración de lo que se conoce como el Gran Acuífero Maya, que representa la investigación en su tipo más grande en la historia del país.

El objetivo, según le dice a BBC Mundo el jefe del proyecto, Guillermo de Anda Alanís, es conocer lo que existe en el subsuelo de los estados que componen la península: Yucatán, Campeche y Quintana Roo.

¿De dónde surgió el mito de la desaparición de los mayas?

"El componente fundamental es conocer el estado del agua en diferentes zonas vitales y entender lo que sucede", explica.

"No sabemos cuál es estado real de todo esto, el nivel o no de contaminación o el impacto social que pueden tener".

Detalles
La investigación se realizará en ocho zonas distintas de los estados en la Península.
El equipo buceará por las corrientes subterráneas y con equipo especial tomará imágenesde los vestigios que se encuentren, y que formarán parte de un museo virtual del acuífero.

Además, explica el arqueólogo de Guillermo de Anda, se analizará la calidad del agua en varias partes.

"Tenemos noticias muy alarmantes sobre elementos tóxicos y hasta cancerígenos. No sabemos hasta que punto es exacto", explica.

En etapas futuras se pretende incluso utilizar un robot que ayude en la investigación, sobre todo en cavidades donde no puede ingresar un ser humano.

La información permitirá elaborar una estrategia oficial para preservar el acuífero y donde sea necesario aplicar acciones de rehabilitación.

"Hay una gran presión de crecimiento urbano y turístico. Los sitios cada vez son más afectados. Es el momento de parar esta tendencia y de alguna manera tengamos una excelente forma de sanearlo".

Y existe, además, la posibilidad de adentrarse en una parte desconocida en la historia de lo que también se conoce como "el inframundo" maya.

En sus recorridos por aguas subterráneas, el grupo encontró sitios a donde ningún ser humano había llegado desde hace miles de años.

Fonte: http://www.bbc.com/mundo/noticias/2016/05/160509_mexico_mayor_exploracion_subacuatica_mundo_maya_cultura_an (13/05/2016)

Puente Piedra: huaca Tambo Inga, un patrimonio en peligro

Foto: Estudiantes de la Universidad La Villette de París y la Universidad Privada del Norte llegaron a la huaca en Puente Piedra para investigar la relación del vecino con su historia local.(Alessandro Currarino/El Comercio)

Vecinos de la huaca protegen por cuenta propia este centro administrativo inca, hoy foco de delincuencia e invasiones

Oscar Paz
Redactor

Lima posee 370 zonas arqueológicas protegidas por la ley, pero la realidad es contradictoria: pese a estar en la lista del Patrimonio Cultural de la Nación, estos vestigios de nuestro pasado permanecen en el olvido de las autoridades.

En el 2013, por ejemplo, un grupo de personas emplearon una retroexcavadora para aplanar el terreno donde se erigía una de las pirámides de la zona arqueológica El Paraíso, en San Martín de Porres. Bastaron un par de horas para desmoronar cuatro mil años de historia.

Pero lo que sucede al norte de Lima, en Puente Piedra, podría cambiar –literalmente– la historia de estos valiosos vestigios: un grupo de vecinos decidió defender la huaca Tambo Inga de la delincuencia y de la irresponsabilidad de las autoridades locales, para lograr su supervivencia.

La vida por el patrimonio
Cuando alguien le pregunta a Presley Encarnación, un vecino de Puente Piedra, qué pasaría si le proponen destruir la huaca que está frente a su casa para hacer sobre ella un centro comercial, un parque o cualquier otra obra, responde con un “no”.

Su respuesta es rotunda. Hace varios años él y sus vecinos se organizaron para enfrentar con capuchas y palos a los pandilleros que usaban como guarida lo que queda de este edificio inca. Se levantaron también contra los invasores que pretendían urbanizar parte de sus cinco hectáreas.

La resistencia vecinal tuvo su primera victoria en el 2007: fue declarada Patrimonio Cultural de la Nación. Fue, sin embargo, un triunfo a medias, ya que la zona arqueológica siguió siendo blanco de atentados y foco de basura.

Control imperial
Para entender la importancia de Tambo Inga, es necesario retroceder más de cinco siglos. Se edificó entre 1475 y 1480, durante el gobierno del inca Túpac Yupanqui. El arqueólogo Alberto Bueno, profesor principal de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos, cree que desde este centro de control del Tahuantinsuyo se administró la agricultura del valle del río Chillón y lo que se pescaba en el mar de Ancón.

Enterrada debe haber valiosa información sobre el rastro imperial en Lima. Sin embargo, la huaca no ha sido estudiada, ya que para hacerlo y, de paso, ponerla en valor se necesitarían unos S/4 millones.

Próximo paso
Una segunda victoria está por llegar a esta importante zona arqueológica. Un grupo de arquitectos, sociólogos y estudiantes de la Universidad La Villette de París y de la Universidad Privada del Norte (UPN) llegó aquí para trabajar durante 10 días en el lugar. Les interesó entender el vínculo entre el monumento y los vecinos.

“Nos dimos cuenta de que la gente no habla de otra cosa que no sea la huaca”, asegura el mexicano Luis López, un sociólogo de la universidad parisina. Le llamó la atención, sin embargo, que los niños de una escuela cercana dibujaran su barrio ideal y que, en esa imagen, no apareciera el monumento.

Luego del trabajo de campo, los estudiantes locales ya comenzaron a preparar el proyecto de reurbanización a la Municipalidad de Puente Piedra. “Será una intervención que respete los espacios públicos aledaños a la huaca y que, a la vez, haga de esta un espacio de encuentro para los vecinos”, explicó José Ignacio Pacheco, decano de Arquitectura de la Universidad Privada del Norte.

Historia en ruinas
“¿No sería mejor que estén en un parque bonito, verde, que se puede poner aquí, donde está esa huaca?”, dijo el 19 de abril pasado el candidato presidencial Pedro Pablo Kuczynski aludiendo a la huaca Monterrey, en el distrito de Ate.

Con la polémica desatada, los responsables del plan de cultura de Peruanos por el Kambio dijeron que las declaraciones fueron malinterpretadas. Kuczynski –explicaron– se refería a las inmediaciones de la huaca.

En su libro “Lima, memoria prehispánica de la traza urbana”, la arquitecta italiana Adine Gavazzi afirma que los monumentos arqueológicos que las instituciones no logran proteger son utilizados como areneras y basurales. “A pesar de esto, las huacas continúan determinando las orientaciones y ejes del territorio”, afirma Gavazzi.

Fonte: http://elcomercio.pe/lima/ciudad/puente-piedra-huaca-tambo-inga-patrimonio-peligro-noticia-1900059 (09/05/2016)

Presentan hallazgo arqueológico en Teotihuacán, ciudad sagrada del centro de México

CIUDAD DE MÉXICO (Sputnik) — Un nuevo hallazgo arqueológico de estelas lisas de piedra verde en fosas, ha sido reportado frente a la Pirámide de la Luna, en Teotihuacán, la ciudad antigua más grande México, por arqueólogos del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH).


Los arqueólogos del INAH exploran por primera vez las entrañas de la Plaza de la Luna, la segunda mayor de Teotihuacán, la más grande ciudad prehispánica del altiplano central de México dominada por la gran Pirámide del Sol, descubierta en 1675 y explorada por primera vez en 1875.

En la llamada Estructura A de la segunda mayor construcción de la llamada ciudad "Donde los hombre se convertían en dioses", los arqueólogos ubicaron "conductos que marcan los rumbos del universo y una serie de horadaciones que contenían cantos de ríos", dice el reporte oficial.

Los investigadores han encontrado una estructura que, "desde una vista aérea, podría simular un paisaje lunar repleto de cráteres: fosas en cuyo interior se hallan estelas lisas de piedra verde", indica la revelación del INAH.

Los conductos "marcan al centro de este espacio los rumbos del universo y una serie de horadaciones que contenían cantos de río, un código simbólico que los antiguos teotihuacanos elaboraron en las primeras fases de la urbe, hace 1.900 años".

"Nos encontramos frente a un nuevo ombligo de la ciudad, frente a un nuevo centro cósmico", dijo la doctora Verónica Ortega Cabrera, directora del proyecto de investigación que busca indagar en el corazón de la Plaza de la Luna.

La ciudad de 20 km cuadrados que llegó a ser habitada en su esplendor del Siglo VII por unas 150.000 personas, es un sector de suma importancia dentro de la antigua metrópoli, en el que desemboca la Calzada de los Muertos, el gran eje del espacio sagrado de la gran ciudad antigua del Altiplano Central del país latinoamericano.


La nueva exploración
Las nuevas excavaciones en busca de los orígenes del espacio ritual de la Plaza de la Luna, muestran que debió ser muy distinto a lo que ahora ve el visitante, y se han enfocado en "un patio cerrado de 25 metros por lado y con 10 pequeños altares dentro de él".

Con estudios del subsuelo que comenzaron en 2015, con base en el uso de radar de penetración terrestre, los arqueólogos han comenzado a reconocer una imagen muy distinta a la que hoy se observa: "la de una plaza delimitada por 13 basamentos y la Pirámide de la Luna, arquitectura que fue levantada en las fases finales de Teotihuacán" en los años 350 a 550 de nuestra era (d.C.).

La Plaza de la Luna "estaba llena de hoyos, canales, estelas, los edificios quedaban mucho más retirados, y la Pirámide de la Luna era de menores dimensiones".

Los arqueólogos han identificado más de 400 oquedades usadas a lo largo de cinco siglos: "pequeños hoyos de 20 a 25 centímetros de diámetro y cuyas profundidades oscilan los 30 centímetros; éstos se hallan en toda la extensión de la plaza, aunque se concentran más en ciertas áreas; en muchos de ellos había piedras de río, traídas de otro lugar".

"Años atrás el arqueólogo Otto Schöndube dijo que la Estructura A tenía una planta que semejaba una cruz teotihuacana", que está asociada a un orden cosmológico, pero no había más elementos para entender esto.

"Cuando encontramos estas fosas y las estelas de piedra verde empezamos a generar la idea de que, efectivamente, fue un espacio con una carga simbólica que une la parte subterránea, el inframundo, con el plano celeste", dijo la directora del proyecto.

Las alturas y pesos de las estelas varían de 1,25 a 1,50 m, y de los 500 a los 800 kilos, es posible que la piedra con que fueron hechas provenga de la región de Puebla, unos 200 km a sur, al igual que otra decena de estelas halladas en Teotihuacán.

Las fosas dentro de las que están debieron ser excavadas desde las primeras etapas de la ciudad, alrededor del año 100 d.C., justo en el momento en el que se edificaba la Pirámide del Sol (cuyo estudio arrojó resultados más espectaculares hace dos años con el uso de un minirobot), y cuando se levantaba la primera etapa constructiva de la Pirámide de la Luna.

Este sistema de fosas debió perdurar al menos 500 años, porque hay evidencias (rellenos de material cerámico) de que, alternativamente, fueron abiertas y selladas. El hallazgo "nos habla de la importancia de la piedra verde y de su vinculación con las deidades acuáticas, aquí se han encontrado las esculturas más grandes de la diosa de la fertilidad Chalchiuhtlicue, y es probable que el culto en este lugar estuviera íntimamente relacionado con ella", puntualiza en su presentación Verónica Ortega, subdirectora de la Zona Arqueológica.

Fonte: http://mundo.sputniknews.com/cultura/20160507/1059404108/piramida-de-la-luna-arqueologia.html (07/05/2016)

terça-feira, 17 de maio de 2016

Inicia Proyecto de Conservación y Utilización del Parque Arqueológico de Copán


Submitted by Damaris Torres

El objetivo general del proyecto es convertir al sitio Maya de Copán en el primer centro de transferencia del conocimiento y la cooperación científico-técnica alrededor del patrimonio cultural mundial en Honduras y Centroamérica, utilizando al sitio como un recurso.

Con el patrocinio de la Embajada de la Republica del Japón y el Instituto Hondureño de Antropología e Historia dará inicio al proyecto: Conservación y Utilización del Parque Arqueológico Copán como Recurso Regional.

El proyecto Conservación y Utilización del Parque Arqueológico Copán como Recurso Regional se visualiza como el espacio adecuado que cuente con los espacios acondicionados y equipados para que las personas puedan recibir enseñanza teórica y práctica en temáticas de conservación, restauración, protección y promoción sostenible del Patrimonio Cultural.

El objetivo general del proyecto es convertir al sitio Maya de Copán en el primer centro de transferencia del conocimiento y la cooperación científico-técnica alrededor del patrimonio cultural mundial en Honduras y Centroamérica, utilizando al sitio como un recurso.

Contar con un centro de este tipo colocaría al sitio maya de Copán como un punto de confluencia de expertos en el tema de patrimonio cultural en general y del tema maya en específico, generando y transmitiendo conocimientos en una locación construida para tal fin.

El tiempo de duración de ejecución del proyecto es de 24 meses, distribuidos de la siguiente manera, Construcción del proyecto es de doce (12) meses, Actividades de restauración del área de la Gran Plaza y el sitio arqueológico Núñez Chinchilla.

Fonte: http://www.radiohrn.hn/l/noticias/inicia-proyecto-de-conservaci%C3%B3n-y-utilizaci%C3%B3n-del-parque-arqueol%C3%B3gico-de-cop%C3%A1n (11/05/2016)

Arqueólogos japoneses hallan un nuevo geoglifo en el desierto de Nazca

Foto: El nuevo geoglifo hallado en Nazca muestra a un animal con la lengua afuera (Yamagata University)

La figura, que tendría una antigüedad de 2.000 años, muestra un animal con la lengua afuera

Un equipo de arqueólogos japoneses ha hallado un nuevo geoglifo, de unos 2.000 años de antigüedad, en el desierto de Nazca que podría estar vinculado a un importante centro ceremonial. El desierto, uno de los más áridos del planeta, fue el hogar de la cultura Nazca, que entre los años 200 a.C y 600 d.C creó un conjunto de gigantescos geoglifos, sólo visibles desde cierta altura, que forman figuras animales, humanas y geométricas.

“El motivo figurativo fue descubierto por una misión dirigida por el investigador Mazato Sakai, cerca de la quebrada Majuelos, a unos 12 kilómetros del lugar donde se encuentran las líneas o geoglifos de Nazca”, señaló el arqueólogo Johny Isla, responsable del Patrimonio de Nasca del Ministerio de Cultura y encargado de supervisar los trabajos en la zona. “Han identificado un motivo figurativo, que no es muy visible. No se sabe si son figuras zoomorfas o antropomorfas porque están bastante erosionadas. Es un descubrimiento de fines de 2015”, detalló Isla.

El hallazgo se divulgó en la reciente edición española de la revista National Geographic, en el marco de los trabajos de investigación que realiza desde hace siete años Sakai con un equipo de la universidad japonesa de Yamagata. Según la edición electrónica española de National Geographic, la figura hallada se encuentra trazada en un terreno árido y tiene una extensión de unos 30 metros de largo. La figura representaría un “animal (imaginario) con la lengua larga y varias patas”, según el arqueólogo Masato Sakai, quien sostiene que “tendría una antigüedad de 2.000 a 2.500 años”. Isla precisó que “es difícil distinguir qué figura representa, por eso pierde impacto (el hallazgo)”.

También aclaró que el ministerio de Cultura “supervisó los trabajos, pero no participó en la investigación”. “Desde el punto de vista científico el geoglifo no aporta mucho”, estimó, y recordó que el equipo japonés descubrió en julio de 2015 otros 24 geoglifos en el desierto de Nazca.

Las famosas Líneas de Nazca son geoglifos de más de 2.000 años de antigüedad con figuras geométricas y de animales, que sólo pueden ser apreciadas con vista aérea.

La Unesco las declaró Patrimonio Cultural y son una de las joyas del turismo en Perú.

Fonte: http://www.lavanguardia.com/cultura/20160506/401601963581/nuevo-geoglifo-desierto-de-nazca.html (06/05/2016)

Álvaro Barrera Rivera, el descubridor del monolito azteca de Tlaltecuhtli


Hace 10 años, Barrera Rivera, quien dirigía el Programa de Arqueología Urbana, fue borrado del mayor hallazgo de este siglo por Leonardo López Luján; el especialista narra hoy a Excélsior cómo su equipo encontró la deidad azteca

Por: Luis Carlos Sánchez

Fue el 2 de octubre, el 2 de octubre para que no se olvide, ese día lo vimos y afortunadamente fue más o menos temprano cuando lo encontramos”, recuerda el arqueólogo Álvaro Barrera Rivera sobre aquel día de 2006 en que asomó de la tierra uno de los costados del monolito azteca de Tlaltecuhtli. Para él y el grupo de arqueólogos con los que trabajaba, la fecha sigue siendo una de las más importantes de sus vidas aun cuando su participación en el descubrimiento arqueológico más importante de las últimas décadas ha sido borrada.

Junto con los arqueólogos Alicia Islas Domínguez, Gabino López Arenas, Alberto Díez Barroso y Ulises Lina Hernández, Barrera formaba el equipo del Programa de Arqueología Urbana (PAU) encargado de supervisar las obras que se llevan a cabo en las siete manzanas que circundan las ruinas del Templo Mayor de la antigua Tenochtitlán. Ellos encontraron y liberaron de su cautiverio en las profundidades de la tierra a la diosa azteca, en una historia de presiones, expectativas y emociones, que acabó finalmente en frustración.

Por primera vez después de diez años, Álvaro Barrera habla en entrevista sobre ese momento. Sobre las circunstancias en las que se dio el hallazgo de la Tlaltecuhtli, el boom que surgió tras su descubrimiento y las especulaciones de los especialistas para definir la escultura, también de las condiciones en las que simplemente se sacó de la jugada al equipo responsable del hallazgo y, sin más, fue sustituido por el del arqueólogo Leonardo López Luján.

Comienzo fortuito
Como la mayoría de los grandes descubrimientos arqueológicos, el de la Tlaltecuhtli, el monolito más grande recuperado hasta ahora en la Ciudad de México, sucedió por azares del destino. “Ulises Lina fue el primero que detectó que había un fragmento de una escultura, vimos en ese momento aproximadamente unos 40 centímetros, fue entonces que se decidió excavar hacia los extremos y entonces nos dimos cuenta que tenía 3.40 metros, fue lo que en ese momento pudimos observar de la pieza, pero ya se veían los relieves y ahí empezaron muchas ideas de qué era”, recuerda el arqueólogo.

El equipo de Álvaro Barrera venía trabajando en el predio denominado de las Ajaracas desde 2000. En la esquina de las actuales calles de Guatemala y Argentina, donde estuvo la Casa del Mayorazgo Nava Chávez, que acabaría siendo demolida tras las afectaciones de los sismos del 85, el Gobierno del Distrito Federal (GDF) planeaba construir la Casa de Gobierno que albergaría a los huéspedes ilustres de la ciudad.

La cimentación de la nueva casa permitió que se llevaran a cabo exploraciones en el sitio, un lugar que ofrecía enorme potencial arqueológico.

Barrera estaba a cargo del PAU desde 1997, a él correspondió hacer el proyecto de excavación. “A mí me tocó hacer el proyecto de salvamento arqueológico que fue aprobado por el Consejo de Arqueología y así pudimos hacer excavaciones en el lugar”. La exploración localizó la Ofrenda 102 y las escalinatas del antiguo adoratorio, que funcionaron de 1486 a 1502.

Con ese hallazgo, los arqueólogos propusieron la construcción de una ventana arqueológica abierta que quedaría en el centro del nuevo edificio, rodeando las antiguas escalinatas. Pero los tiempos políticos aparecieron y ese mismo año se acabaron los recursos para continuar. Los trabajos también se habían topado con dos cisternas modernas que atrasaron la exploración: los arqueólogos debían dejar completamente liberada el área donde se construiría el muro de la ventana arqueológica, pero ya no hubo tiempo.

Barrera recuerda ahora: “en 2000 si no nos hubiéramos encontrado con esas cisternas y si hubiera existido un mes más de que tuviera recursos el Gobierno del DF, desde entonces hubiéramos encontrado la Tlaltecuhtli, pero como se acabaron los recursos ya no pudimos hacer bien el recorte de la excavación y ahí se quedó. Nosotros sabíamos que íbamos a regresar y que el corte completamente vertical lo haríamos en algún momento”.

El regreso se dio hasta 2006 cuando nuevamente comenzaron a trabajar para liberar el área. A Ulises Lina le tocó trabajar en el costado donde apareció Tlaltecuhtli. Una roca más grande rodó y dejó al descubierto un fragmento de la pieza. De no haber sido así, el muro hubiera sido construido y la pieza quizás hubiera quedado escondida. Ese mismo día, recuerda Barrera, le informó al director del Museo del Templo Mayor, Juan Alberto Román, del descubrimiento y el equipo se fue como de costumbre, entre cinco y seis de la tarde, pensando en el hallazgo que habían realizado.

Barrera regresó a casa con un sentimiento cruzado, “por un lado da gusto que se haya encontrado algo que es fuera de lo normal, pero por otro lado venía el compromiso. Estábamos supuestamente en las últimas investigaciones de nosotros y había cierta presión de los ingenieros que querían intervenir en esa área”. En 2006, el predio de las Ajaracas, al que se había agregado la Casa de las Campanas y la del Apartado, ya sería ahora un Centro de las Artes de los Pueblos Indígenas y los constructores presionaban para comenzar su trabajo.


Totalmente borrados
Con el descubrimiento todo cambió, recuerda Álvaro Barrera. El 3 de octubre se convocó a una conferencia de prensa para dar a conocer el hallazgo de un altar con dos frisos en ese mismo sitio, pero la verdadera noticia se la llevó el descubrimiento de la escultura, apenas perceptible todavía entre la tierra. Con las autoridades del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), que encabezaba Luciano Cedillo y la presencia del jefe de Gobierno del DF, Alejandro Encinas, los arqueólogos pudieron respirar por unos momentos. También llegó Leonardo López Luján y su papá, Alfredo López Austin, “todavía no sabíamos lo que pasaría”, dice.

“Encinas nos apoyó en todo, nos dimos cuenta que íbamos a tener todo lo que necesitábamos, el problema fue que si la encontramos el 2 de octubre para diciembre de ese año, Encinas iba a dejar de ser jefe de Gobierno y eso nos preocupaba, como sucedió, que no pudiéramos continuar con el trabajo. No sabíamos si íbamos a tener el apoyo y con él sí, porque antes de salir de su gobierno donó ese fragmento de terreno al INAH y ya no había tanta presión”. De cualquier forma, los arqueólogos se apresuraron a liberar la escultura antes de que Encinas abandonara el gobierno de la ciudad.

Sobre la pieza ubicaron un basurero colonial que les permitió avanzar más rápido pero al llegar al piso prehispánico se encontraron con una dura argamasa en la que tuvieron que emplear un martillo hidráulico. Todos los arqueólogos, sin excepción, trabajaron pacientemente para dejar completamente a la vista la escultura que para entonces ya sabían que estaba fragmentada, que conservaba una amplia gama de colores y que bajo ella había una cavidad.

El 16 de noviembre, Eduardo Matos Moctezuma confirmó que se trataba de Tlaltecuhtli y que sus medidas eran de 4.16 por 3.62 metros con un espesor de entre 25 y 37 centímetros. La prensa presionaba para conocer cada detalle y entre la población crecía la expectativa. Diariamente, recuerda Barrera, llegaba gente a tratar de verla, desde artistas y deportistas hasta políticos e influyentes.

En enero de 2007 la pieza estaba liberada, Barrera ya había planeado la construcción de una base de hierro para colocarla una vez que fuera retirada de su lugar. Pero la historia cambió. Eduardo Matos anunció en una reunión privada que el proyecto pasaría a manos de Leonardo López Luján. ¿No pensaron que fue injusto?, “Sí, inclusive se tenía pensado entre los compañeros, porque así sucedía antes, que al hacer hallazgos relevantes a los que no tenían base se les daba base. Los compañeros tenían esa ilusión, pero no, todo se fue para abajo, no se pudo hacer mucho”.

Algunos de los arqueólogos que trabajaron en el descubrimiento continuaron laborando a unos metros de ahí, en otra exploración del PAU en el Centro Cultural de España, otros se fueron a Teotihuacán y Puebla. Álvaro Barrera fue destituido como supervisor del Programa y Matos Moctezuma difundió que su salida respondía a que no contaba con el título universitario que exigía un proyecto de esa magnitud. “Él no lo puede hacer porque no está titulado, por eso nuestra urgencia de que llegue a titularse, para que él pueda en el futuro emprender trabajos, previa aceptación del Consejo de Arqueología”, declaró Matos después de presentar un libro en marzo de 2007, en la Feria del Libro de Minería.


En la sala del Museo del Templo Mayor donde ahora se exhibe la Tlaltecuhtli no existe rastro alguno de la participación de Álvaro Barrera y su equipo en el descubrimiento. “En un salvamento del PAU se corroboró la enorme importancia de esta esquina, al descubrirse allí el 2 de octubre de 2006 el monolito mexica más grande hasta ahora conocido”, se relata en la mampara que da inició al recorrido donde reposa la escultura.

El pequeño circuito, cierra con otro panel en el que se da crédito a los miembros del Proyecto Templo Mayor. A la cabeza aparece Leonardo López Luján y el nombre de por lo menos cien personas que han participado en el estudio y conservación del monolito, pero de los responsables del hallazgo, nada.

Así fue sucediendo también en la bibliografía que se ha escrito sobre el tema. Todavía en enero de 2007, en la revista Arqueología mexicana (Vol. XIV, N. 83), Álvaro Barrera y su equipó firmaron un texto donde describen el hallazgo; inmediatamente después, en el mismo ejemplar, los arqueólogos Eduardo Matos Moctezuma y Leonardo López Luján reconocen en otro artículo a todo el equipo y plantean la teoría de que la Tlaltecuhtli es la lápida sepulcral del tlatoani azteca Ahuítzotl.

Un ejemplar de la misma revista aparecido siete años después, dedicado al Templo Mayor y coordinado por Matos Moctezuma (Edición especial 56), ya no menciona a los arqueólogos que descubrieron la escultura y en la Memoria de gestión 2007-2012 del INAH tampoco se les da ningún crédito. Matos tampoco les reconoce en su libro Grandes hallazgos de la arqueología (Tusquets, 2013), donde justifica la salida del equipo del PAU que encabezó Barrera.

Matos dice en la página 237 de su libro que “Una vez encontrada Tlaltecuhtli, uno de los primeros asuntos que tuve que resolver fue nombrar un arqueólogo responsable de los trabajos.” A diferencia de lo que asegura Álvaro Barrera, Matos afirma que antes del descubrimiento, como se trataba de trabajos con carácter de rescate arqueológico, no se necesitaba permiso del Consejo de Arqueología pero una vez realizado el hallazgo, debía presentarse un proyecto de investigación que requería un especialista titulado.

A Barrera, agrega, lo nombró titular del PAU en 1997 porque “conforme al reglamento del citado consejo, podía laborar bajo la supervisión de un arqueólogo titulado. De esa manera, Matos decidió sumar la investigación de la Tleltecuhtli al Proyecto del Templo Mayor que encabezaba López Luján. “Antes no había trabajado ahí, él trabajaba en la zona arqueológica y como Ajaracas está pegada al área, él absorbe ese otro fragmento al proyecto”, dice Barrera.

“De Ajaracas salió todo el equipo, fuimos relevados y entró Leonardo con todo su equipo. El estar titulado no importaba para la investigación, iba a seguir igual, de hecho yo ya tenía trabajando para el PAU desde 1997 y nunca fue un impedimento que estuviera titulado. Para hacer este tipo de trabajos cuenta mucho la experiencia, afortunadamente para ese tiempo yo tenía mucha experiencia, pero, bueno, son argumentos que él manejo, no sé en qué momento se le ocurrió que fueran así las cosas, también se dijo que no podía hacer el proyecto porque no tenía tanto recursos y cosas así, pero eso solito con el paso del tiempo se irían dando”, agrega.

Barrera dedicó los siguientes años a terminar su tesis que presentó junto con su esposa Alicia Islas Domínguez, con el título Arqueología Urbana en la reconstrucción arquitectónica del recinto sagrado de México-Tenochtitlán. Sigue siendo arqueólogo de base en el Templo Mayor y actualmente tiene una comisión para trabajar en el Cerro de la Estrella, de Iztapalapa.

Fonte: http://www.excelsior.com.mx/expresiones/2016/05/09/1091442 (09/05/2016)

sábado, 14 de maio de 2016

Inauguran exposición de piezas arqueológicas de cultura Paracas

Foto: La visita a la exposición será de ingreso libre durante todo el mes de mayo, en horario de lunes a viernes de 2:00 a 5:00 p.m. (Difusión)

Piezas originales son puestas en valor por primera vez en muestra permanente del Centro Cultural de San Marcos

El Centro Cultural de San Marcos abrirá al público este miércoles 18 de mayo a las 6:00 p.m., la exposición permanente Paracas, Vientos del Sur, colección de piezas históricas de una de las sociedades más representativas del Perú antiguo.

La exposición mostrará al público, por primera vez de forma permanente, una joya histórica recuperada por el Doctor Julio C. Tello entre 1919 y 1913: el Manto Blanco de Paracas, pieza textil con más de 2.000 años de antigüedad. En sus diseños se distinguen ocho personajes, tres femeninos y cinco masculinos, que se repiten hasta sumar un total de 120 figuras, cada una con colores característicos, y que presentan detalles como cabezas trofeo, abanicos, cuchillos de obsidiana, dardos y varas.

Debido a su buen estado de conservación, compleja iconografía, detalles de elaboración y tamaño de 2.78 m. de largo por 1.38 m. de ancho, se infiere que el manto formó parte del lujoso ajuar de un fardo funerario, práctica característica de la antigua sociedad Paracas. Piezas originales como ceramios, líticos, otros textiles y una momia de cráneo deformado también forman parte de la colección.

La sala fue inaugurada el pasado 3 de mayo como parte del programa de actividades por el 465 aniversario de la fundación de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos (UNMSM), en un acto presidido por la Dra. Magaly Robalino Campos, representante de la Unesco en el Perú, y la Dra. Antonia Castro Rodríguez, Rectora (i) de la Unmsm.

La visita a la exposición será de ingreso libre durante todo el mes de mayo, en horario de lunes a viernes de 2:00 a 5:00 p.m.

Lugar: Centro Cultural de San Marcos. Av. Nicolás de Piérola 1222, Parque Universitario, Centro Histórico de Lima.

Fonte: http://elcomercio.pe/lima/ciudad/inauguran-exposicion-piezas-arqueologicas-cultura-paracas-noticia-1900794 (11/05/2016)

terça-feira, 10 de maio de 2016

México: descobertas ruínas enigmáticas em sítio arqueológico de Teotihuacán


Uma equipe de arqueólogos descobriu uma zona repleta de crateras e fossas em uma praça do sítio arqueológico de Teotihuacan, no centro do México, que revela que os espaços abertos também eram centros de culto, informou nesta quinta-feira o Instituto Nacional de Antropologia e História (INAH).

"Nos encontramos frente a um novo centro da cidade, frente a um novo centro cósmico", afirmou Verónica Ortega, diretora do primeiro projeto de escavação realizado na Plaza de la Luna.

Este setor é de suma importância dentro de Teotihuacan porque leva à Calzada de los Muertos, o grande eixo do espaço sagrado deste sítio, localizado a cerca de 50 km da Cidade do México.

"Pela primeira vez se sabe que o espaço aberto não necessariamente é vazio de evidência arqueológica. Em geral, os espaços públicos de Teotihuacan, La Ciudadela e as praças das pirâmides do Sol e a da Lua, tiveram um simbolismo além do que podemos ver", apontou a especialista.

Desde uma vista aérea, a descoberta "poderia simular uma paisagem lunar repleta de crateras: fossas em cujo interior se encontram estelas lisas de pedra verde, dutos que marcam no centro deste espaço os rumos do universo e uma série de perfurações que continham (...) um código simbólico que os antigos teotihuacanos elaboraram nas primeiras fases da urbe, há 1.900 anos", descreve o INAH no comunicado.

As descobertas revelam que a Plaza de la Luna não era como atualmente, mas um terreno semelhante à "cara de um queijo gruyer", com fossas possivelmente escavadas desde as primeiras etapas da cidade, por volta do ano 100 d.C., afirma a nota.

Até agora, foram identificados mais de 400 ocos usados ao longo de cinco séculos, pequenos buracos de entre 20 e 25 cm de diâmetro e cujas profundidades variam em torno dos 30 cm. Em muitos deles havia pedras de rio, trazidas de outros lugares.

Possivelmente "foi um espaço com uma carga simbólica que une a parte subterrânea, o 'inframundo', com o plano celeste", detalhou Ortega, para quem é provável que as pessoas chegassem a este espaço aberto e depositassem objetos, em um ritual para atrair a fertilidade.

Até o momento foram localizadas cinco estelas (objetos de pedra que contém significado simbólico) completas dentro de fossas, cujas alturas e pesos variam entre 1,25 e 1,5 metros, e 500 e 800 quilos, e se encontram a uma profundidade de cerca de quatro metros.

O projeto de exploração, que começou em 2015, será concluído no final de julho.
Teotihuacan, com uma superfície de 20 km2 e cerca de 125.000 habitantes estimados, foi uma das cidades mais importantes da América.

yo/tm/db/lr

Fonte: http://www.swissinfo.ch/por/m%C3%A9xico--descobertas-ru%C3%ADnas-enigm%C3%A1ticas-em-s%C3%ADtio-arqueol%C3%B3gico-de-teotihuac%C3%A1n/42136994 (06/05/2016)

SACRALIZANDO O SOLO: O USO SIMBÓLICO E PRÁTICO DOS GEOGLIFOS SUL-AMERICANOS

Já se encontra à venda o livro "Sacralizando o Solo - O uso simbólico e prático dos Geoglifos Sul-Americanos".

Interessados podem solicitar a obra diretamente comigo, pelo e-mail: daltonmaziero@uol.com.br!
Editora Scortecci. 110pg. R$ 25,00.

Rescatan entierros en obra de Xochimilco

Foto: Los vestigios arqueológicos se hallaron durante los trabajos en un colector (ESPECIAL)

Por: Fanny Ruiz-Palacios
fanny.ruiz@eluniversal.com.mx

Durante los trabajos de excavación del Colector Violeta, obra de infraestructura que se realiza en las inmediaciones del centro histórico de la delegación Xochimilco, fueron hallados entierros prehispánicos.

Se trata de los restos de un adulto, un joven y un infante que datan del periodo Posclásico Tardío, aproximadamente del año 1300 después de Cristo, que fueron encontrados en la calle Nezahualcóyotl esquina con avenida Morelos, en esa demarcación.

Los entierros fueron recuperados por arqueólogos de la Dirección de Salvamento Arqueológico del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), a una profundidad de un metro 50 centímetros.

Según los arqueólogos encargados del rescate, los restos corresponden a un hombre adulto de aproximadamente 30 años de edad, de un metro con 60 centímetros de estatura; uno de los menores tenía unos 15 años de edad y el otro cinco años.

Del individuo de 15 años y del adulto sólo se encontraron partes del esqueleto, mientras que la osamenta del infante de cinco años fue encontrado en su totalidad y su mandíbula inferior aún presenta los dientes de leche.

Autoridades de la delegación Xochimilco mencionaron que estos entierros presentaban una preparación previa. Detallaron que los individuos fueron colocados sobre una cama de lajas de piedra volcánica, acompañadas de ofrendas entre las que se encontraron objetos de lítica, obsidiana, cerámica y huesos de aves.

La excavación de las osamentas estuvo a cargo de la arqueóloga Rosa María Alcántara Toledo, oriunda de Xochimilco, y la arqueóloga Zaira Rincón Montero.
Como parte de las obras del Colector Violeta, que se llevan a cabo en la calle Pedro Ramírez del Castillo, también se han encontrado otros vestigios arqueológicos, como piezas de cerámica, manos de metate y lítica tallada.

Los arqueólogos esperan tener mayores hallazgos conforme vayan avanzando los trabajos de excavación.

El centro histórico de Xochimilco, así como sus barrios más antiguos, tienen un alto potencial arqueológico debido a que su ocupación prehispánica se remonta hasta el siglo XII d.C, cuando grupos norteños se asentaron en la Cuenca de México, procedentes de un lugar que en las fuentes históricas es referido como Aquilazco.

Fonte: http://www.eluniversal.com.mx/articulo/cultura/patrimonio/2016/04/29/rescatan-entierros-en-obra-de-xochimilco (29/04/2016)

Arqueólogos encontram múmia de 4500 anos no Norte do Peru

FOTO: Os restos mumificados da mulher encontrados no Peru – Reuters

Mulher de 45 anos foi enterrada com objetos de valor, sugerindo status social elevado


POR O GLOBO

RIO - Uma equipe de arqueólogos no Peru descobriu uma múmia de 4500 anos perto da cidade de Caral, onde ficam algumas das mais antigas pirâmides das Américas. Segundo especialistas, a múmia era uma mulher nobre que morreu com cerca de 45 anos de idade.

Ela foi enterrada nas ruínas de Aspero, um suposto vilarejo de pescadores no litoral. No local, hoje, há um importante sítio arqueológico, três horas ao Norte da capital do pais, Lima.

A mulher foi enterrada com um colar de conchas e um pingente de Spondylus, molusco com alto valor na cultira inca, além de pequenos broches de macacos e pássaros do deserto talhados em osso. De acordo com a arqueóloga Ruth Shady Solís, uma das responsáveis pela descoberta, o valor e a diversidade dos objetos encontrados com a múmia levam a crer quer a mulher tinha um status social elevado.

Em entrevista à agência de notícias Andina, Ruth Shady disse que os objetos sugerem "igualdade de gênero, do tipo que permite mulheres e homens atingirem papéis de liderança e status social alto".

A equipe de cientistas calculou que ela morreu por volta de 2500 a.C.. Foi nesta época que os povoados da região começaram a erguer pirâmides. A região vem sendo intensamente explorada por arqueólogos. Recentemente, cientistas acharam quatro flautas feitas com ossos na escavação de Supe Puerto, próxmo ao local onde foi encontrada a múmia, além de outras 32 flautas em Caral.

Segundo Ruth, as similaridades entre esses instrumentos reforça a tese de que havia um intenso comércio entre as cidades andinas daquela região.

Fonte: http://oglobo.globo.com/sociedade/ciencia/arqueologos-encontram-mumia-de-4500-anos-no-norte-do-peru-19158168 (26/04/2016)

terça-feira, 3 de maio de 2016

Cientistas explicam misteriosos buracos Incas com... impostos

Foto: Charles Stanish

Na zona de Pisco Valley, no Perú, existem cerca de 7000 buracos de consideráveis dimensões. Serviriam para recolher os impostos?

É pelo menos a tese dos cientistas Charles Stanish e Henry Tantalean (University of California), construída a partir de fotografias aéreas.

Para eles a chamada "band of holes" (faixa de buracos) era a zona de contagem e armazenagem dos pagamentos.

Os cientistas descobriram padrões entre os buracos, que fariam parte de um sistema complexo de pagamento de impostos.

A "band of holes" espalha-se por vários quilómetros em Pisco Valley (zona de Nazca), sem que até hoje tenha aparecido uma explicação consensual - e não é por falta de interesse dos arqueólogos.

http://www.tsf.pt/sociedade/ciencia-e-tecnologia/interior/cientistas-explicam-misteriosos-buracos-incas-com-impostos-5146172.html (Vídeo)

A zona é, aliás, considerada o maior mistério do Império Inca.

Fonte: http://www.tsf.pt/sociedade/ciencia-e-tecnologia/interior/cientistas-explicam-misteriosos-buracos-incas-com-impostos-5146172.html (27/04/2016)

Pucara - A Pirâmide de Kalasaya!


Saiu a 11ª matéria da Coluna "AMÉRICA MISTERIOSA", do Jornal Página 3, de Balneário Camboriu-SC!!!

Link:
http://www.pagina3.com.br/coluna/americamisteriosa