El Oro guarda su historia en Yacuviña

Los historiadores llegan para conocer más sobre la cultura inca. En el sitio existen graderíos de piedras semejantes a los de Machu Picchu. (Fabricio Cruz / Expreso)

El complejo arqueológico de la era incaica se asienta en Atahualpa. Fue un refugio de resistencia ante la conquista.

FABRICIO CRUZ / ECUADOR

Atahualpa tiene atractivos turísticos e históricos milenarios, de mayor significación que los de otras localidades orenses.

En este cantón, uno de los más antiguos de la provincia de El Oro, se sitúa Yacuviña, un complejo arqueológico de la época incaica. El lugar tiene una extensión de aproximadamente 100 hectáreas, divididas en cinco núcleos. Se la considera como la ciudad perdida de los incas.

En 1533, el sitio fue el refugio de los protagonistas de la resistencia indígena en contra de los conquistadores españoles. Esto lo corrobora el historiador Manuel Espinoza, también catedrático de la Universidad Central de Quito, quien recorrió lo que podría ser el complejo arqueológico más grande del sur ecuatoriano.

“Es un complejo agrícola muy bien diseñado. Tiene dos cuerpos de terrazas, una plaza grande y cinco pequeñas. Servía para los líderes incas, encargados de administrar todo lo que se producía en estos andenes”, explicó.

Según el experto, los grandes conjuntos residenciales eran usados por los caciques y burócratas, mientras que los lugares más pequeños eran el espacio de recreación del inca de clase popular.

En el sitio existen graderíos de piedra, semejantes a los de Machu Picchu, que posiblemente sirvieron de adoratorio al sol.

Yacuviña tiene pocos años de haber sido intervenido por las autoridades nacionales de Cultura. No era desconocido para los pobladores de Paccha (cabecera cantonal de Atahualpa), quienes siempre supieron de su existencia.

“En estas ruinas se han encontrado gran cantidad de piezas arqueológicas y osamentas de aborígenes”, aseguró Marco Espinoza, oriundo de Paccha.

Un documento elaborado por el Instituto Nacional de Patrimonio Cultural (INPC) y el Ministerio de Turismo sirvió de base para que el Municipio cree la ordenanza de protección del complejo arqueológico.

Según Bismark Ruilova, alcalde de Atahualpa, la recuperación de las ruinas de Yacuviña será la fuente económica del cantón. “Estamos gestionando acciones ante los organismos competentes y buscando aportes necesarios y científicos para proteger el legado arquitectónico de Yacuviña, además de impulsar nuevas investigaciones en otras áreas de la zona, que permitan nuevos hallazgos”, dijo el burgomaestre.

Según Ruilova, el conjunto inca data de hace unos 500 años. Allí existen vestigios de un conjunto habitacional conformado por muros, patios, un acueducto, graneros, terrazas y por senderos antiguos que, en siglos anteriores, conectaban a los habitantes de la Sierra con los de la Costa.

Magali Bustamante ha visitado Yacuviña una sola vez. Su interés por pasear allí se generó luego de que un amigo suyo se lo recomendara. En su recorrido quedó asombrada. Veía con atención cómo los muros antiguos aún se conservan intactos.

Fonte: https://www.expreso.ec/actualidad/eloro-historia-yacuvina-intercultural-AY3155103 (26/09/2019)

Comentários

Postagens mais visitadas deste blog

Hallan más de cien fardos funerarios de hace 1000 años en Bolivia

Pintura y aceite afectan piezas líticas de Tiwanaku

Devuelve FBI a México piezas arqueológicas de la cultura teotihuacana