segunda-feira, 11 de dezembro de 2017

Portugal - Terras de Além-Mar

Amigos,

Realizei uma viagem à Portugal recentemente e escrevi um livro de viagem GRATUITO, contando a história e os locais arqueológicos pelos quais passei. Além disso, existem várias dicas de viagem para quem pretende conhecer Portugal!
O arquivo está em formato PDF. Tem 123 páginas e várias fotos coloridas.
Para solicitar seu exemplar, basta escrever para o e-mail "daltonmaziero@uol.com.br", que eu envio uma cópia!
Abraços!

sábado, 9 de dezembro de 2017

Trabalho para Arqueólogos!!!


Olá arqueólogos, boa tarde

A empresa Origem Arqueologia busca profissionais para trabalho temporário com o desenvolvimento de atividades de Monitoramento Arqueológico (4 ou 5 meses) na região de Taubaté/SP.

Pormenores da vaga, favor entrar em contato com Wagner Bornal/ Aline Mazza pelos e-mail's:
wgbornal@uol.com.br/ alineorigemarqueologia@gmail.com.

Solicitam formação completa (graduação ou pós-graduação em Arqueologia)

Boa sorte a quem se interessar.

Grande abraço a todos!

segunda-feira, 4 de dezembro de 2017

Perú: Arquéologos recuperan geoglifo de ballena asesina desaparecido hace 50 años

Geoglifo de una ballena en Nazca, Perú. Foto: Diego Delso / Wikipedia

Un equipo de arqueólogos peruanos lograron hallar y recuperar uno de los geoglifos “más enigmáticos y antiguos del circuito Palpa-Nazca”, liderados por Johny Isla Cuadrado, responsable de la Oficina Descentralizada de Cultura de la región Ica.

Se trata de un geoglifo que representa a una orca, o ballena asesina, y mide alrededor de 60 metros. Fue fotografiado por primera vez en los años 60, si bien posteriormente se dio por perdido. El equipo arqueológico logró hallar la impresionante figura, que “corre un grave peligro” por el tráfico de personas en los terrenos donde fue construida, y recuperarla, apunta el medio peruano.

“A diferencia de las líneas de Nazca, el geoglifo de la orca está dibujado en la ladera de una colina, lo que indica que se trata de uno de los geoglifos más tempranos de la región”, explicó Johny Isla Cuadrado. Asimismo, recordó que “otros geoglifos de este tiempo los hay en Palpa, cosa que casi no sucede en Nazca, donde la mayoría de líneas y geoglifos están dibujados en zonas planas”.

Fonte: http://www.cubadebate.cu/noticias/2017/11/29/peru-arqueologos-recuperan-geoglifo-de-ballena-asesina-desaparecido-hace-50-anos/#.WiCTaNKnGUk (29/11/2017)

Cholula, a grande pirâmide mesoamericana

Saiu mais uma crônica da Coluna "América Misteriosa", no Jornal Página 3 de Balneário Camboriú!
Passa lá para conferir: https://www.pagina3.com.br/coluna/americamisteriosa

quinta-feira, 30 de novembro de 2017

Los cinco museos más valorados de América Latina

El Museo Nacional de Antropología de México cuenta con un área de 44.000 metros cuadrados. Foto: 123RF

Los mejores, según la web especializada TripAdvisor, están en México, Perú, Brasil y Colombia.


Por: Juan A. Medina - Efe Reportajes

La riqueza de los pueblos se mide, entre otros parámetros, por su legado cultural. América Latina lo tiene, y gran parte de su patrimonio reposa en museos que TripAdvisor ha catalogado como algunos de los mejores del mundo.

En una lista de los 25 más valorados, el Museo Metropolitano de Arte de Nueva York encabeza esta clasificación, seguido por el Museo Nacional WWII de Nueva Orleans, Lousiana (EE. UU.), y el Museo Orsay, en París. Pero en la clasificación de Travellers’Choice también figuran cinco museos latinoamericanos: el Nacional de Antropología, de Ciudad de México (número siete en la lista de Travellers’Choice); los brasileños Instituto Ricardo Brennand, de Recife (número 18), y la Pinacoteca del Estado de São Paulo (puesto 22); el Museo Larco, de Lima (número 22), y el Museo del Oro, de Bogotá (puesto 23). Recorrer estos recintos –advierten los usuarios de TripAdvisor– significa recorrer palmo a palmo el continente, su historia, su riqueza humana y cultural.

1. Museo Nacional de Antropología de México
Calificado de “excelente” por los usuarios de TripAdvisor, el Museo Nacional de Antropología de México es considerado un recinto emblemático, pues conserva gran parte del legado indígena mexicano. Cuenta con un área de 44.000 metros cuadrados que alberga las colecciones arqueológicas y etnográficas más importantes de México. Hay 23 salas de exposición permanente y una sala para muestras temporales. “Se necesita, al menos, un día completo para apreciar el arte de las culturas maya, azteca, mexica y olmeca, entre muchas otras”, comentan los visitantes del museo. La máscara de jade de la tumba del emperador Pakal o la piedra del sol del pueblo mexica son algunas de las joyas que guarda.

2. Ricardo Brennand, en Recife
“Se respira, arte, creatividad. Es un espacio realmente especial para los amantes del arte brasileño”. Así se refiere uno de los usuarios de TripAdvisor a este recinto de Recife. El Instituto fue fundado en 2002 por Ricardo Brennand, un coleccionista de Pernambuco, y está en un edificio de estilo gótico medieval que se divide en tres partes: el Museo del Castillo de San Juan, la Pinacoteca y la Biblioteca, con más de 20.000 títulos. Alberga obras de origen variado, con piezas de los siglos XV al XXI. Entre sus tesoros está la colección de armas blancas, una de las más importantes del mundo.

3. Pinacoteca del Estado, en São Paulo
Fundado en 1905, este museo recibe anualmente más de medio millón de visitantes y realiza cerca de una treintena de exposiciones todos los años. “Una excelente colección de arte con una buena museografía. Es una buena opción para conocer el arte brasileño; el edificio es fantástico y tiene un buen equilibrio entre arte contemporáneo y arte del siglo XIX y XX”, se lee en los comentarios dejados en la web de viajes. Tiene más de seis mil piezas, entre pinturas, esculturas, dibujos, grabados, fotografías, tapices, objetos de arte decorativo y piezas del período colonial de Brasil.

4. Museo Larco de Lima
El Museo Larco de Lima es un espacio que estimula e inspira, donde se puede comprender la fascinante historia del antiguo Perú. En sus vitrinas se pueden contemplar varias colecciones compradas y rescatadas de manos de los huaqueros de la costa norte del país.

Situado en una mansión virreinal del siglo XVIII en el distrito limeño de Pueblo Libre, dispone de 45.000 objetos arqueológicos. Entre ellos, la colección más completa de arte mochica (una de las mayores civilizaciones preíncas), además de un conjunto de cerámica erótica, único en América, y sofisticados mantos tejidos hace más de 2.500 años. Fue fundado por Rafael Larco Hoyle en su Trujillo natal. En 1958 se trasladó a Lima.

5. Museo del Oro de Bogotá

Ubicado sobre el parque Santander, en pleno centro histórico de la capital colombiana, el Museo del Oro acoge la colección de orfebrería prehispánica más grande del mundo. Fue inaugurado en 1939 y expone una vasta colección de más de 38.000 objetos de metal y 20.000 de cerámica, concha, hueso y madera de entre 500 y 2.500 años de antigüedad. Este museo “documenta y ofrece evidencia física de la riqueza cultural de los habitantes de la Colombia precolombina”, dice uno de los usuarios de TripAdvisor.

“Es un inventario bien conservado y documentado de artefactos de uso diario y para uso ritual de las tribus”, añade. Su exposición muestra el ciclo completo de los metales: cómo son extraídos de la tierra, trabajados, usados, simbolizados y cómo vuelven a la tierra como ofrenda.

Fonte: http://www.eltiempo.com/vida/viajar/los-museos-mas-valorados-de-latinoamerica-155390 (26/11/2017)

sexta-feira, 24 de novembro de 2017

¿Quiénes hicieron a los incas y por qué cayeron en el olvido?

(Foto referencial: AFP)

Una inédita exposición en París resalta la gran importancia de las culturas que precedieron a los incas

Los incas, artífices del mayor imperio prehispánico, deben mucho a las culturas que les precedieron en Perú, según una inédita exposición en París, que persigue "hacerles justicia" tras haber caído en el olvido.

"Para entender el imperio romano, hay que conocer la Antigua Grecia, pasa lo mismo con los incas", explica el arqueólogo Santiago Uceda, comisario de la muestra que se inaugura este martes en el Museo del Quai Branly.

Pero "durante mucho tiempo, la visión europea del mundo andino se redujo a los incas. Y en el Perú, tenemos el mismo problema, vemos algo chimú y decimos que es inca", constata Uceda, director del museo Huacas de Moche, en el noroeste del país.

Los cupinisque, los moche, los chimú y los lambayeque - culturas ajenas al gran público que existieron a partir de 1.000 a.C hasta el siglo XVI - fueron en realidad "las sociedades más exitosas, ubicadas en el norte del país" y solo las excavaciones arqueológicas de los últimos 30 años sacaron a la luz su importancia crucial para los incas.

Casi 300 de esas pruebas - la gran mayoría procedentes de seis museos peruanos así como del propio Quai Branly -, están expuestas en el establecimiento parisino para la primera muestra de este tipo.

Vasijas, maquetas, objetos funerarios, retratos en cerámica de las élites urbanas de la época... atestiguan de la complejidad de esas sociedades sin escritura, que se hicieron riquísimas.

La razón: el Machu Picchu
"Vivían en un desierto total e inventaron un sistema hidráulico, creando valles muy productivos, con hasta tres cosechas al año en muchos productos", afirma el comisario. El excedente era tan alto, que empezaron a construir ciudades muy temprano y "sociedades de clases bien diferenciadas, con niveles de poder y riqueza que no se habían visto nunca antes. Ni siquiera los incas tuvieron esa suntuosidad".

Estos últimos aprendieron "toda su tecnología, la domesticación de todas las plantas, el sistema de canalización, la organización social... Los incas lo único que hicieron fue dar forma a todo esto", insiste.

¿Cómo explicar pues ese gran olvido? "Porque es más sencillo. Y el ícono más importante del turismo en Perú es (la ciudad inca) Machu Picchu. De ahí viene todo", explica Uceda.

No es oro todo lo que reluce
La exposición muestra por ejemplo cómo los moche o mochica (1 d.C - 700 d.C) doraban los metales, con un sistema parecido a la hidrólisis. Para esta cultura, poseer oro significaba brillar como el sol y como en aquella época este no era muy abundante, engañaban a la gente dorando el metal. La artimaña sirvió luego para "estafar al español", explica.

Esta sociedad teocrática observaba además ceremonias de sacrificios humanos: como si fuera una especie de juego, la comunidad elegía a uno de sus miembros como pago de favor a los dioses. "Los descarnaban y se guardaba el esqueleto, que era el símbolo del paso de la vida a la muerte".

Mil años de poder femenino

El descubrimiento de cinco tumbas femeninas con sus objetos funerarios - jabalinas, porras, coronas... - permitieron por otro lado determinar el rol predominante de las mujeres en estas culturas.

"Tenían un papel muy alto en la función social y política". También se ocupaban de interactuar con otras sociedades coetáneas, creando una red de poder, hasta el punto que se encontraron pruebas de la presencia de estas poderosas mujeres hasta a 1.000 km de distancia de sus asentamientos.

Los incas, en cambio "no respetaron" esa jerarquía femenina, según Uceda, que estima que solo en las sociedades más ricas la mujer consigue escalar hasta la cumbre.

Fuente: AFP
Fonte: https://elcomercio.pe/tecnologia/ciencias/arqueologia-quienes-hicieron-incas-cayeron-olvido-noticia-473397 (14/11/2017)

Incendio en centro arqueológico destruyó mural de 2.000 años en Perú


LIMA, Perú (EFE).- Un incendio en el centro arqueológico de Ventarrón, al norte de Perú, destruyó un mural polícromo de más de 2.000 años de antigüedad, considerado el más antiguo de América, según afirmó hoy el arqueólogo peruano Walter Alva.

El veterano arqueólogo declaró a la Agencia Estatal Andina que se encontraba en Limacuando recibió “la lamentable y trágica noticia de un incendio que ha destruido el monumento arqueológico Ventarrón, considerado como la expresión arquitectónica primigenia del norte del Perú que albergaba la pintura mural más antigua de América.” En el sitio se encontraban dos murales muy representativos, uno de los cuales mostraba a un venado atrapado en una red, y otro de volúmenes piramidales en colores rojo y blanco.

El fuego se extendió ayer por el complejo arqueológico de Ventarrón, en el distrito de Pomalca, en la región norteña de Lambayeque, avivado por la quema de caña en los alrededores.

Alva, descubridor de la tumba del Señor de Sipán en la misma región de Lambayeque, agregó que el incendio ha afectado años de investigaciones y trabajo realizados con mucho esfuerzo.

El complejo de Ventarrón pertenece al período Formativo Inicial, desarrollado entre los 2900 y 1700 años antes de nuestra era, y se ubica en una zona de influencia de la cultura preinca Moche, una de las más importantes de la costa norte peruana.

El estudioso atribuyó los hechos al “abandono y la indiferencia” de las autoridades del sector cultura en Lambayeque, pues el incendio se extendió por el hacinamiento de material inflamable en el centro arqueológico.

“Ojalá se investigue y se establezcan responsabilidades. Solo puedo expresar mi indignación y tristeza por esta irreparable pérdida“, manifestó Alva.

El ministerio de Cultura informó que se ha solicitado al Ministerio Público iniciar las investigaciones respectivas para determinar las responsabilidades e identificar a los presuntos infractores que atentaron contra el sitio.

Fonte: http://yucatan.com.mx/imagen/arqueologia/incendio-centro-arqueologico-destruyo-mural-2-000-anos-peru (13/11/2017)

quarta-feira, 15 de novembro de 2017

Cahuachi la ciudad sagrada de los nasca


Con cientos de pirámides aún ocultas bajo la arena, la capital teocrática de los Nasca no deja de sorprender a los arqueólogos y turistas.

Escribe: Redacción LR

Pocos kilómetros al sur de Nasca hay un desvío que anuncia el ingreso a Cahuachi. Una pista pasa entre chacras y bosquecillos secos hasta que el desierto se apodera del paisaje. Se respira arena y aire caliente y al lado de camino nos sigue la “cola del diablo”: esos mini-tornados propios del desierto de Nasca.

De pronto nos advierten que esas lomas y dunas que abundan en la ruta son pirámides cubiertas de arena centenaria. Se cuentan por decenas antes de ingresar a Cahuachi, el centro de culto construido en adobe más grande en el mundo. Mide aproximadamente 24 kilómetros cuadrados (una extensión similar al distrito limeño de San Juan de Miraflores), sin contar la enorme pampa cubierta de geoglifos que le dieron fama internacional a la provincia de Nasca, en la región Ica.

Desde hace 35 años el arqueólogo italiano Giuseppe Orefici ha dirigido las excavaciones en Cahuachi. Pero lo que ven los turistas solo es el 2 por ciento de la extensión que debió tener este enorme centro de culto. Ahora sabemos que Cahuachi fue algo así como la capital teocrática de Nasca. La Meca del sur andino prehispánico.

Que durante ochocientos años (desde el 400 AC) recibió miles de peregrinos de todo el mundo andino dispuestos a dejar sus ofrendas y cumplir con el rito de danzar sobre las líneas y figuras que previamente “dibujaban” sobre la enorme pampa de Nasca. Hoy en día los visitantes pueden recorrer el Gran Templo, el Templo Escalonado y la denominada Gran Pirámide, una construcción de casi 150 metros de lado y 30 metros de altura.

Para entender más detalles de los pobladores y peregrinos de Cahuachi lo mejor es visitar el Museo Antonini, en Nasca, donde se exhiben esas cabezas-trofeo halladas como ofrendas, finos ejemplares de la bella cerámica Nasca, mates burilados pintados y la mayor colección de antaras prehispánicas.

¿Qué pasó con Cahuachi? El equipo de Orefici descubrió evidencias de dos grandes aluviones propios del Fenómeno del Niño y de un poderoso terremoto que afectó la zona. Por su parte, especialistas ingleses sostienen que en Nasca abundaban los bosques de algarrobo y que fueron talados para la construcción de Cahuachi. La tala habría acelerado la desertificación provocando el colapso de Cahuachi.

Fonte: http://larepublica.pe/sociedad/1139223-cahuachila-ciudad-sagrada-de-los-nasca (00/10/2017)

SOBRE AS PRÁTICAS COLABORATIVAS ENTRE ARQUEÓLOGOS E POVOS INDÍGENAS


Por Fabíola Andréa Silva

Crescem a cada dia os conflitos nas terras indígenas e áreas de entorno. Testemunhamos a violência da grilagem nessas terras, o crescimento ilegal da exploração de madeira e garimpo nas mesmas e o avanço desenfreado do agronegócio para dentro de seus limites. Neste cenário, o ataque ao meio ambiente é notório, e este se torna ainda mais evidente quando se considera os grandes empreendimentos hidrelétricos e a mineração em grande escala; ambos levados a cabo, especialmente, nas proximidades das terras indígenas e das áreas de proteção ambiental.

Nosso país está testemunhando um momento de extrema intolerância e violência para com as populações indígenas. Cotidianamente, elas vêm sendo desrespeitadas, por diferentes setores da sociedade civil e pelo próprio Estado, no que se refere aos seus direitos conquistados, ao longo das últimas décadas. Diante disso, essas populações estão cada vez mais preocupadas com o destino de suas terras e com o futuro de suas próximas gerações. Neste contexto de incertezas, elas começam a vislumbrar na pesquisa arqueológica colaborativa mais um caminho para reafirmar a sua identidade, sua autodeterminação e garantir a soberania sobre seus territórios e patrimônios culturais.

Assim, nos últimos anos, tem aumentado o número de pesquisas colaborativas em terras indígenas, desde a formulação e apresentação da proposta de trabalho, a definição dos parâmetros e logística da pesquisa, até a busca pela construção de um conhecimento multivocal sobre o patrimônio cultural existente nessas terras. A meu ver, isto é tanto o resultado da atual conjuntura política e econômica, como da diversificação e multiplicação das nossas instituições de ensino e pesquisa em arqueologia, e da ampliação do número de pesquisadores com posicionamentos teórico-metodológicos diversos, e que têm se preocupado em fazer uma reflexão crítica de suas práticas e pressupostos científicos (Silva, 2012).

É importante lembrar que, nas Américas, se faz uma arqueologia pré-colonial do “outro”, da alteridade, e que a representação deste “outro” é construída a partir da visão do cientista social, ainda hegemonicamente orientada por uma ideologia universalista, ocidental moderna. Como apontam alguns autores, a “arqueologia oficial ocidental” promove a fetichização do registro arqueológico (Haber; Shepherd, 2016:2) e “uma naturalização da distância” entre o objeto da arqueologia e seu sujeito (Haber 2010). Ou seja, promove a ruptura entre o passado ameríndio e os povos indígenas atuais (Gnecco; Rocabado, 2010).

Os movimentos das populações nativas – não apenas nas Américas, mas em outros continentes – têm imposto novos desafios a essa “arqueologia oficial ocidental”, redimensionando o que sempre se constituiu em um monólogo científico/arqueológico para um diálogo entre diferentes modos de saber. Alguns autores chamam a isto de um movimento de “descolonização da arqueologia” e propõem o exercício de uma “arqueologia relacional (que se relaciona com outras visões, outras histórias, outros mundos)” e que invista “na transformação da disciplina e na sua maneira de enredar-se com as gentes” (Gnecco; Rocabado, 2010: 45). Hoje, no Brasil, diante da conjuntura que estamos vivendo – no âmbito das políticas econômicas e ambientais e dos trâmites da legislação indigenista e do patrimônio arqueológico – é urgente se engajar nesse movimento.

Crescem a cada dia os conflitos nas terras indígenas e áreas de entorno. Testemunhamos a violência da grilagem nessas terras, o crescimento ilegal da exploração de madeira e garimpo nas mesmas e o avanço desenfreado do agronegócio para dentro de seus limites. Neste cenário, o ataque ao meio ambiente é notório, e este se torna ainda mais evidente quando se considera os grandes empreendimentos hidrelétricos e a mineração em grande escala; ambos levados a cabo, especialmente, nas proximidades das terras indígenas e das áreas de proteção ambiental.

Penso que a intensificação da parceria com os povos indígenas pode fazer com que a arqueologia se torne cada vez mais uma disciplina que promova a denúncia e o combate às políticas colonialistas e neoliberais de gestão dos bens culturais e das terras e seus recursos, em nosso país. Além disso, esta colaboração também poderá levar ao rompimento da dicotomia entre arqueologia pré-histórica e histórica, construindo uma perspectiva de arqueologia que busque compreender a complementaridade das histórias de longa e curta duração dos povos indígenas, ou seja, que invista seriamente em entender a profundidade e o devir das histórias indígenas em nosso país. Enfim, uma arqueologia que promova um entendimento mais “inclusivo” sobre as relações dos povos indígenas com o que nós arqueólogos chamamos de registro arqueológico e, ao mesmo tempo, possibilite entender como essas relações se traduzem nas suas trajetórias históricas e nos seus processos de continuidade e transformação sociocultural.

No cenário mundial atual, o arqueólogo está entre os principais agentes responsáveis pela valoração do patrimônio cultural, sendo que sua expertise é fundamental nos debates sobre o gerenciamento dos bens culturais e preservação do meio ambiente e no entendimento das trajetórias históricas dos povos indígenas. Sua atuação profissional se expande para o campo das políticas públicas e, muitas vezes, ele adquire o papel de facilitador ou de mediador nas relações entre os diferentes sujeitos envolvidos nestas questões relativas à herança cultural (Fairclough; Harrison; Jameson Jr.; Schofield, 2010).

Fabíola Andréa Silva é professora e pesquisadora do Museu de Arqueologia e Etnologia. Universidade de São Paulo.

Referências bibliográficas
Fairclough, G.; Harrison, R.; Jameson Jr.; John, H.; Schofield, J. (Eds). The heritage reader. London: Routledge, 2010.

Gnecco, C.; Rocabado, P. A. “Qué hacer? Elementos para una discusión”. In: C. Gnecco, C.; Rocabado, P. A (Eds.). Pueblos indígenas y arqueología en América Latina. Bogotá: Universidad de los Andes, 2010. pp. 23-47.

Haber, A. “Arqueología indígena y poder campesino”. In: C. Gnecco; P. A. Rocabado (Eds.). Pueblos indígenas y arqueología en América Latina. Universidad de los Andes: Bogotá, 2010. pp. 51-61.Haber, A.; Shepherd, N. “After ethics. Ancestral voices and post-disciplinary worlds in archaeology: an introduction”. In: Haber, A.; Shepherd, N. (Eds). After ethics. Ancestral voices and post-disciplinary worlds in archaeology. London: Springer, 2016. pp.1-10.

Silva, F. A. “O plural e o singular das arqueologias indígenas”. Revista de Arqueologia, vol. 25:24-42. 2012.

Fonte: http://www.comciencia.br/sobre-as-praticas-colaborativas-entre-arqueologos-e-povos-indigenas/ (09/11/2017)

quarta-feira, 8 de novembro de 2017

A luta de Niéde Guidon para preservar o maior tesouro arqueológico brasileiro

Depois de uma vida turbulenta à frente do Parque Nacional Serra da Capivara, no Piauí, a arqueóloga cogita abandonar seu projeto de vida. E isso lhe dói demais, porque ela não preparou um sucessor

POR TERESA RAQUEL DE BASTOS, DE SÃO RAIMUNDO NONATO

PÉ NA ESTRADA. SEM HERDEIROS, NIÉDE PENSA, COM CADA VEZ MAIS FREQUÊNCIA, EM IR MORAR NUM RETIRO PARA IDOSOS NOS ARREDORES DE PARIS

Na a porta do inferno d’A Divina Comédia, de Dante Alighieri, está o aviso tenebroso: Lasciate ogni speranza, voi che entrate, que em português quer dizer “Deixai toda a esperança, vós que entrais”. Em um lugar quase tão quente, a cidade de São Raimundo Nonato, a 521 quilômetros ao sul de Teresina, Piauí, a mesma frase em italiano, esculpida no portão de madeira, dá as boas-vindas a quem chega à casa da arqueóloga franco-brasileira Niéde Guidon. Segundo ela, a escolha dos dizeres, ali pintados com tinta vermelha, se deu por afinidade literária, apenas. Mas quem conhece Niéde, braba que só, sabe bem: pode ser também um recado aos visitantes indesejados ou, pior dos mundos, desesperança mesmo.

Niéde está cansada de lutar. Guardiã do maior tesouro arqueológico brasileiro, o Parque Nacional Serra da Capivara, no Piauí, com seus registros da vida do homem pré-histórico, ela pensa em se aposentar. E isso pode ser um tremendo problema, já que Niéde não preparou um sucessor. Aos 84 anos, cabelos curtos e brancos, a arqueóloga tem o ar cansado de uma combatente experiente. É uma senhora que se move com dificuldade, mas que ainda preserva a fala firme. Nasceu em Jaú, interior de São Paulo, filha de pai francês e mãe brasileira.

Formou-se em história natural na Universidade de São Paulo em 1959. Só foi estudar arqueologia em 1975, durante o doutorado na Sorbonne, em Paris, depois de “descobrir” as maravilhosas pinturas rupestres daquela terra seca do sul piauiense. Hoje, o parque soma 135 mil hectares nos municípios de Canto do Buriti, Coronel José Dias, São João do Piauí e São Raimundo Nonato, e concentra 1.354 sítios arqueológicos catalogados, sendo 183 preparados para a visitação turística. É a maior concentração de vestígios ancestrais do mundo, o que fez com que o parque fosse reconhecido como patrimônio cultural mundial da humanidade pela Unesco em 1991.

Os estudos de Niéde reviraram tudo o que se sabia sobre a chegada do Homo sapiens às Américas e geraram as primeiras brigas de gente grande que ela travou. Suas escavações encontraram vestígios ainda mais antigos do que a tese de que os primeiros seres humanos a habitarem o continente teriam vindo da Rússia aos Estados Unidos pelo estreito de Bering, 13 mil anos antes do presente, ou AP (forma de datar descobertas arqueológicas pela qual o dia 1º de janeiro de 1950 marca, arbitrariamente, o “presente”). São fósseis, urnas funerárias, ferramentas e pinturas rupestres com datações que vão de 59.000 AP a 5.000 AP. Apesar de terem as idades estimadas pelos melhores laboratórios de arqueologia da Europa e dos Estados Unidos, os artefatos carecem de aceitação plena pela comunidade acadêmica americana, que ainda banca a teoria formulada em 1950. E esta é só uma das brigas da vida de Niéde. “A tese deles está muito velha. Depois dela já foram descobertos novos vestígios no Brasil e na América do Sul que são bem mais antigos”, ela desdenha.

PÉ NA LAMA. A PESQUISADORA FAZ SUAS PRIMEIRAS ESCAVAÇÕES NO LOCAL, NOS ANOS 70, DEPOIS DE ESTUDAR E LECIONAR NA SORBONNE

Mas a principal batalha de Niéde é interna. E política. Ou de falta de vontade política. A Fundação Museu do Homem Americano (FUMDHAM), entidade civil sem fins lucrativos criada por ela e outros pesquisadores em 1986 para cuidar do parque, precisa de pelo menos R$ 150 mil mensais para cobrir as despesas fixas, como o funcionamento dos acessos aos visitantes, rondas de combate à caça e segurança do museu a céu aberto. O parque não consegue gerar receita própria por falta de estrutura nas cidades ao redor. Não há bons hotéis e restaurantes, tampouco uma logística atraente para chegar lá. O aeroporto de São Raimundo Nonato, criado em 1993 e só inaugurado em 2015, funciona de forma precária. De carro, a estrada é boa, mas longa: a viagem leva cerca de sete horas desde Teresina.

Por seis anos, até 2015, o parque ficou sem receber dinheiro federal. O quadro de funcionários foi enxugado de 270 para 30 contratados. E os portões chegaram a ser fechados por falta de recursos antes que a FUMDHAM conseguisse uma verba emergencial com o Ministério do Meio Ambiente, no ano passado. Atualmente, o parque tem dinheiro para cobrir os custos fixos até meados de 2018 (em janeiro foram depositados R$ 782.470,30 na conta da fundação). Depois desse prazo, se nada for feito, o parque deve voltar a fechar. Por tudo isso, Niéde não sabe se quer continuar brigando. “A falta de dinheiro é nossa principal e constante ameaça”, lamenta.

O HOMEM AMERICANO
Até junho de 1963, as únicas pinturas rupestres encontradas no Brasil estavam em Minas Gerais. No Piauí, as figuras deixadas pelos ancestrais nas paredes de cavernas e paredões rochosos do sertão eram chamadas de “desenhos de índios”, sem importância para os locais. Niéde nunca tinha ouvido falar de São Raimundo Nonato.

O primeiro contato aconteceu durante uma exposição sobre arte rupestre do Brasil organizada pela USP no Museu do Ipiranga, em São Paulo. Um visitante vindo de São Raimundo pediu para chamar alguém da organização. Queria mostrar fotos de registros parecidos com os da exposição. “Na verdade, aquilo era completamente diferente do resto!”, relembra Niéde. Ela ficou tão impressionada com as fotos que, em dezembro daquele ano, dirigiu sozinha de São Paulo ao Piauí para ver com os próprios olhos. Mas ela não chegou. Uma ponte sobre o Rio São Francisco havia caído e a forçou a dar meia-volta.

Pouco depois teve de deixar o Brasil às pressas, após ser alertada por um amigo da família de que, como militante de movimentos políticos de esquerda na USP, estava na mira do regime militar e seria presa. Trancou seu apartamento em São Paulo e foi para a França, usando passaporte francês. Voltou em 1970, trazida pelo governo da França para uma expedição arqueológica em Goiás. E depois de trabalhar por alguns dias no Centro-Oeste, aproveitou para finalmente ir ver as tais pinturas no Piauí.

Os habitantes do povoado a levaram aos sítios arqueológicos e ela ficou maravilhada. “Na Sorbonne nos ensinavam que a arte rupestre das Américas era muito primitiva, parecia desenho de criança. Mas o que eu via nos paredões piauienses eram criações fantásticas, complexas, com perspectiva, e contavam muito sobre o homem pré-histórico que vivia aqui”, explica. Três anos depois, o governo francês bancou a vinda de Niéde e de sua equipe, formada boa parte por alunos seus da Sorbonne, onde tinha passado a lecionar. Com as primeiras coletas, elaborou um projeto para o Banco Interamericano de Desenvolvimento sobre a viabilidade turística da região. Levantou US$ 1,6 milhão e fundou o parque. Era 1979.

PÉ DE GUERRA. EUROPEUS E AMERICANOS NÃO RECONHECEM, MAS A ARTE RUPESTRE SERTANEJA PÔS EM XEQUE A TEORIA DA CHEGADA DO HOMEM ÀS AMÉRICAS

O DIABO DA ZIKA
A casa de Niéde fica nos fundos da FUMDHAM e do Museu do Homem Americano, em São Raimundo Nonato. Contrariando a primeira impressão intimidadora da placa dantesca, o que se vê da entrada é um sofá antigo cheio de ursinhos de pelúcia, brinquedos das cadelas Fifi, Bolinha, Anouk, Frida e Mimosa, os xodós da pesquisadora. Um jardim florido com rosas e hibiscos vence a terra seca, dura e ocre. Fora dos muros baixos, o verde que brotou com as chuvas começa a dar lugar ao cinza morto, típico da caatinga e do semiárido.

Niéde passa boa parte do dia sentada em uma sala com o ar condicionado marcando 20°C e ao lado de dois umidificadores a todo vapor. São 10h30, e lá fora o termômetro marca 37°C. O ar seco queima a respiração. E a pesquisadora que se esforça para levantar da cadeira e nos cumprimentar lembra pouco a mulher de fibra que, quase sozinha, deu vida àquela unidade de preservação do patrimônio da humanidade. “Há um ano peguei o diabo da zika e do chikungunya. Fiquei com artrose e mal consigo caminhar”, reclama, pondo a mão nas articulações. Sim, o Aedes aegypti fez com Niéde o que ninguém conseguiu: a golpeou forte no corpo e na alma. A artrose, doença incurável e dolorida, impede que ela visite diariamente o parque, como fazia até a derradeira picada do mosquito. “A verdade é que a vida aqui é muito chata, entende? Não tem nada para fazer! Não posso ir a um cinema, a um show, porque não tem. Minha distração e minha alegria eram visitar o parque todos os dias. Não consigo mais. Não posso mais ver as coisas bonitas que tem lá. Tenho de ficar trabalhando daqui de casa. E é um saco.”

PÉ ATRÁS. O PARQUE GUARDA O QUE PODE SER O PRIMEIRO REGISTRO DE UM BEIJO; E DANTE ALIGHIERI ZELA PELA CASA DE NIÉDE

É mais que um saco. A falta de estrutura da cidadezinha no sul do Piauí priva Niéde de descansar como ela imagina em seus cada vez mais frequentes momentos de desânimo. Aposentada, sem filhos ou herdeiros, parece um tanto só: não se apegou a ninguém para dividir também seus projetos de vida. Então, ela fala em se mudar de vez para uma maison de retraites, como são chamados os asilos para idosos que o governo francês mantém nos arredores de Paris. E esses pensamentos doem ainda mais do que a artrose, porque uma Niéde tirando o time de campo significa incerteza para o parque. Quem fará o que ela fez e ainda faz? Niéde diz que em São Raimundo Nonato e adjacências nunca apareceu alguém capaz de assumir o leme. Uma boa alma para elaborar projetos, com domínio de outros idiomas e, sobretudo, com disposição e paixão para brigar por um negócio para o qual ninguém fora da comunidade científica dá bola. Mas a verdade é que o fato de Niéde ser uma centralizadora de mão cheia também não ajuda. “Como [o governo em] Brasília é ruim de dar respostas, é preciso ter disponibilidade para ficar indo até lá. Por isso nenhum brasileiro quis ficar no meu lugar”, ela explica. “Então eu vou ficando, ficando, e pronto.”

O desânimo parece mesmo ter pegado Niéde de jeito, mas ela faz questão de reafirmar sua força na última resposta, antes de partirmos. Questiono como o cidadão comum pode ajudar o Parque Nacional Serra da Capivara. “Quer que eu fale a verdade?”, ela retruca, com um risinho. “Indo a Brasília tocar fogo naquilo e não deixar ninguém sair de lá de dentro!” Eita! A velha Niéde de guerra respira. Que venha o inferno.

Fonte: http://epocanegocios.globo.com/Revista/noticia/2017/10/luta-de-niede-guidon-para-preservar-o-maior-tesouro-arquelogico-brasileiro.html (28/10/2017)

quinta-feira, 2 de novembro de 2017

Exploran cuevas y laberintos bajo Chichén Itzá para mapa digital

Realizan un mapeo subterráneo de las principales estructuras de Chichén Itzá, en busca de confirmar la "geografía sagrada". Notimex

CIUDAD DE MÉXICO, (EL UNIVERSAL).- Las cuevas y laberintos que se esconden debajo deChichén Itzá serán escaneados para lograr un mapa digital en tercera dimensión de ese mundo subterráneo que determinó la construcción de los más importantes edificios de esa gran ciudad maya.

El equipo del proyecto Gran Acuífero Maya (GAM), que se realiza desde hace más de un año en la Península de Yucatán y que es auspiciado por National Geographic Society, comenzó a explorar desde hace unos meses el sitio arqueológico de Chichén Itzá y sus alrededores con el fin de obtener más información arqueológica, geológica y biológica sobre el mundo subacuático en esa área. Además del registro de objetos arqueológicos, el proyecto busca crear un mapa digital detallado del área.

Para ello, el equipo encabezado por el arqueólogo subacuático Guillermo de Anda se apoyará de innovadoras herramientas desarrolladas por el ingeniero Corey Jaskloski, explorador de National Geographic Society. Ese mapeo, explica Guillermo de Anda, investigador adscrito a la Coordinación Nacional de Arqueología del Instituto Nacional de Antropología (INAH), se realizará utilizando equipos como un radar de penetración terrestre que permite visualizar lo que hay en el interior de las estructuras, así como tecnología LIDAR que, montado en drones, les ayuda a ver lo que hay debajo de la vegetación y el subsuelo de una superficie.

Según el arqueólogo, también explorador de National Geographic, la intención de registrar la superficie de Chichén Itzá y su parte subterránea es para analizar la relación entre estos dos mundos. Para este arqueólogo que ya en años anteriores ha trabajado en el Cenote Sagrado del sitio, las cuevas y cenotes que se despliegan en el subsuelo de esa antigua ciudad fueron indicadores para la construcción de los edificios. Uno de los ejemplos más recientes es el hallazgo que en 2015 dieron a conocer científicos de la UNAM, quienes a partir de una tomografía eléctrica tridimensional, localizaron un cenote debajo de la pirámide de Kukulkán (El Castillo).

Ahora, el equipo del arqueólogo Guillermo de Anda explorará esos laberintos subterráneospara confirmar si existe una conexión de ese cenote halado debajo del Castillo con el cenote Sagrado, ubicado al norte, el Xtoloc, que se encuentra en el sur; y con el Xcanyuyum, al este, y Holtún, al oeste.

La exploración que comenzó en junio pasado se ha centrado, por ahora, en dos edificios: en El Castillo y el Cenote Sagrado de Chichén Itzá.

Fonte: http://yucatan.com.mx/imagen/arqueologia/exploran-cuevas-laberintos-chichen-itza-mapa-digital (31/10/2017)

sábado, 28 de outubro de 2017

Hallan restos de ciudadela Inca en el límite de Calca y La Convención en la Región Cusco


Por medio de fotografías pobladores de la selva cusqueña afirman haber hallado impresionantes restos arqueológicos, aparentemente Incas, cubierto por abundante vegetación en el sector “Sacramento” límite de las provincias de La Convención y Calca.

De este hallazgo informó el alcalde del concejo menor de San Martín Valle Laco Yavero, Rolando Zamora Yupanqui, quien se presentó en la Municipalidad Provincial de La Convención, para informar que pobladores del valle encontraron los restos arqueológicos.

Con él llegaron los ciudadanos, Javier Pazo Chipa, Venancio Encalada Paravecino y Belisario Álvarez Aranibar, quienes manifestaron el descubrimiento junto con Justo Puma Huamán, quien por razones personales no llegó. Todos ellos son de la zona de “Sacramento” donde se ubica el sitio arqueológico.

El grupo de personas mostró las evidencias del hallazgo realizado el 9 de setiembre cuando hacían labores de pastoreo por el valle y el Santuario Nacional de Megantoni; todos quedaron asombrados al notar andenería, pasadizos, muros, y hasta una vivienda de piedra escondida en la vegetación. Para llegar a dicho lugar se requiere de cinco días.


Ante la información el alcalde de La Convención, Wilfredo Alagón Mora, sugirió se tomen acciones necesarias para salvaguardar lo encontrado, dispuso se informe a la Dirección Desconcentrada de Cultura Cusco (DDCC) y la conformación de un equipo técnico para dirigirse a “Sacramento” con la finalidad de recoger información, sin embargo, habrían sido denegados.

A dicho lugar habrían emprendido viaje especialistas del Servicio Nacional de Áreas Protegidas por el Estado (Sernanp) y oriundos, y acordaron que ningún poblador lleve celulares, GPS, cámaras fotográficas u otros equipos de grabación audiovisual.

Sin embargo, el grupo de pobladores que volvió a apersonarse dos días después a la municipalidad entregó por primera vez fotografías de los hallazgos, ante el hecho el alcalde Wilfredo Alagón Mora, se comunicó con el viceministro de Turismo, Roger Valencia, para darle a conocer el hallazgo y a su vez a autoridades correspondientes.
La municipalidad de La Convención informó que el representante del Mincetur mantendrá un encuentro con el alcalde de La Convención en el distrito de Santa Teresa, para abordar una probable expedición.


La última semana también viajó a Sacramento, una comitiva de la municipalidad provincial de Calca, encabezado por el alcalde Gregorio Álvarez Chávez y regidores, y a su retorno confirmó que pobladores de Sacramento hallaron los restos arqueológicos y confirmó que aún no se sabe de la magnitud.

Confirmó, asimismo que personal de Sernanp y campesinos montaron una expedición y su retorno sería hoy, posteriormente el fin de semana se reunirían con autoridades vinculadas para reunir fotografías o registros en video que demuestre la zona arqueológica.

El interés de ambas provincias cusqueñas, La Convención y Calca, por la zona del reciente hallazgo, que está en el límite de los distritos Quellouno (La Convención) y Yanatile (Calca) es porque aún no hay una delimitación precisa y que por décadas han estado solicitando, ya que cada jurisdicción de adjudica la pertenencia.

Por último, Jorge Yabar Zamalloa, jefe de La Coordinación de Gestión de Monumentos de la DDCC, declaró a la Agencia Andina, que una arqueóloga de la institución que viajó a la zona elabora un informe técnico sobre este hallazgo y que estará lista esta semana.


La apreciación confirmaría si esta zona arqueológica ya estuvo registrada o es totalmente nueva para la entidad cultural, como hay muchas por descubrir, señaló y hasta puso ejemplos que en Machu Picchu y Sacsayhuamán hay aún lugares por descubrir, y más aún en la selva cusqueña por la vegetación.

Fonte: http://www.arqueologiadelperu.com/hallan-restos-de-ciudadela-inca-en-el-limite-de-calca-y-la-convencion-en-la-region-cusco/ (13/10/2017)

domingo, 22 de outubro de 2017

Livro: História e Arqueologia da América Indígena - Tempos pré-colombianos e coloniais

Estive recentemente no lançamento deste excelente livro sobre culturas pré-colombianas! Os organizadores são Leila Maria França, Eduardo Natalino dos Santos e Cristiana Bertazoni, três dos maiores especialistas neste campo. A obra tem 391 pg, e foi editada pela Editora UFSC. Entre os temas abordados encontram-se: O sacrifício Inca, a literatura Maia, o sistema mesoamericano de escritura, a Serpente Emplumada de Chichén Itzá, entre outros assuntos! Quem puder comprar, garanto que vale muito a pena!!!

quinta-feira, 19 de outubro de 2017

Geoglifos do Acre: um potencial de turismo místico a ser desvendado

No ano que completam 40 anos, geoglifos do Acre chamam atenção do mundo (Foto: Pedro Devani/Secom)

Por: Eduardo Gomes

Os primeiros registros da identificação dos geoglifos na Amazônia datam de 1977. Com o passar dos anos e a retirada da vegetação, foi possível localizar pelo menos 520 desenhos geométricos em território acreano.

Os desenhos no solo, alguns com até quatro metros de profundidade, têm várias formas – círculos, quadrados, elipses e outros em “U”. Alguns estudiosos acreditam que tribos indígenas realizaram as escavações entre os anos 3.000 a.C. e 1.000 d.C.

Várias teorias foram apontadas para a formação dos geoglifos. Algumas já até descartadas, como a de que os espaços poderiam ter sido utilizados para proteção ou moradia dos grupos.

Em recente estudo, publicado na revista acadêmica American Anthropologist, pesquisadores da Universidade de Helsinki, da Finlândia, e da Universidade de São Paulo (USP) apontaram que os geoglifos podem ter sido utilizados como espaço para comunicação espiritual e outros rituais.

Pesquisadores acreditam que os Geoglifos seriam portais de comunicação (Foto: Pedro Devani/Secom)

Turismo místico
Os geoglifos colocam o Acre em uma rota especial. O Plano de Desenvolvimento Estratégico do Turismo apontou que questões ligadas ao misticismo precisam ser melhor trabalhadas como modelos de destino, a exemplo do Peru.

O estado tem características similares ao país vizinho, como os festivais indígenas, uma religião tipicamente acreana e os geoglifos. Os desenhos são similares aos encontrados na região de Nazca.

“Nós temos no Acre várias operadoras que comercializam visitas aos geoglifos. Os turistas podem visitar até sobrevoar os sítios arqueológicos em aeronaves ou balões.

O voo de balão daqui é considerado por uma empresa aérea de renome internacional o quarto melhor para se fazer no mundo”, destacou Rachel Moreira, secretária de Estado de Turismo e Lazer (Setul).

A Setul planeja para o segundo semestre de 2017 uma exposição fotográfica sobre os geoglifos. O trabalho será apresentado nas escolas e no Congresso Nacional.

Desenhos no solo têm várias formas, como círculos, quadrados, elipses e outros em “U” (Foto: Diego Gurgel/Secom)

Estudos no Acre
Em recente atividade realizada com guias turísticos, professores alunos da Universidade Federal do Acre (Ufac) a doutora em Arqueologia Ivandra Rampanelli visitou um dos sítios arqueológicos, uma propriedade localizada às margens da BR-317, a 45 quilômetros da capital.

A ideia é instruir todos os envolvidos nesse processo de identificação, catalogação, e preservação sobre a necessidade da exploração consciente desse patrimônio histórico.

“Essas não são marcas da natureza, pois são estruturas perfeitas. Quadrados dentro de círculos, de triângulos, de outros quadrados. São várias formas feitas pelo homem pré-colombiano”, disse Ivandra.

A pesquisadora lembra que há muita gente interessada em desvendar os segredos que rodeiam os geoglifos, mas que até hoje nenhum dos conceitos apresentados pode ser encarado como o correto.

A arqueóloga esclarece que o Acre pode dar um salto gigantesco caso o potencial econômico seja reconhecido e alguns grupos já atuam nesse sentido.

“Nós temos um grupo de pesquisa que estuda os geoglifos desde 2005. Esses grupos precisam ser fortalecidos e as diversas linhas de estudo devem ser investigadas. Essas atividades só trazem ganhos para a arqueologia do Acre”, afirmou.

Fonte: http://www.agencia.ac.gov.br/geoglifos-do-acre-um-potencial-turistico-mistico-a-ser-desvendado/ (17/09/2017)

sexta-feira, 13 de outubro de 2017

DNA revela os segredos dos antigos habitantes da Ilha de Páscoa

Ainda há mistérios a serem elucidados sobre os construtores dos moais da Ilha de Páscoa. TERRY HUNT

Não há restos genéticos do contato entre os rapanuis e os nativos americanos antes da chegada dos europeus

Por: MIGUEL ÁNGEL CRIADO

Os rapanuis, que povoaram a Ilha de Páscoa, não tiveram nenhum contato com os nativos americanos até a chegada dos europeus. Ou, se tiveram, isso não deixou rastro em seus genes. É o que afirma um estudo que analisou DNA antigo dos habitantes da ilha. Esses resultados questionam pesquisas anteriores que defendem que houve contato e que pode ter ocorrido vários séculos antes.

A história dos rapanuis como povo estava cheia de mistérios que a ciência vem revelando nas últimas décadas. A arqueologia estimou que chegaram à Ilha de Páscoa por volta do ano 1200 da nossa era. A genética demonstrou mais tarde que a teoria sobre sua origem polinésia estava certa. Mas esses navegadores que vieram do oeste se aventuraram ainda mais longe, até a América? Os ameríndios chegaram à costa da ilha? Ou nunca houve contato entre os rapanuis e os nativos americanos antes de os europeus começarem a visitar a ilha, a partir de 1722? E se nunca houve, como entre 6% e 8% de seus genes são de origem americana?

Pela primeira vez, um grupo de pesquisadores conseguiu estudar o DNA antigo de cinco rapanuis encontrados no sítio arqueológico de Anakena, no norte da ilha. Os cientistas conseguiram isolar o material genético de pequenos cortes de apenas 200 miligramas feitos nas costelas dos restos. Três deles foram datados como muito anteriores ao ano de 1722, em torno do século XIV-XV, e os outros dois pertenciam a indivíduos nascidos no século XIX ou no início do XX. Ou seja, tinham dados genéticos anteriores e posteriores à chegada dos ocidentais.

“Não encontramos evidênciaa de um fluxo de genes entre os habitantes da Ilha de Páscoa e os da América do Sul”, diz em um comunicado o antropólogo da Universidade da Califórnia em Santa Clara e principal autor do estudo, Lars Fehren-Schmitz. “Estamos realmente surpresos de não termos encontrado nada. Existem muitas pistas que apontam para essa possibilidade, tantas que estávamos convencidos de que encontraríamos evidências do contato anterior aos europeus com a América do Sul, mas não havia nada”, acrescenta.

Entre as pistas que sugeriam o contato estão os estudos náuticos sobre a viabilidade de navegar até a ilha a partir da costa americana com a tecnologia do passado, uma viagem de mais de 3.500 quilômetros. Também o enorme trabalho do antropólogo norueguês Thor Heyerdahl, que, empenhado em demonstrar que os polinésios realmente vieram da América, fez a mítica travessia do Kon-Tiki em meados do século passado. Alguns antropólogos sustentam que a cultura rapanui, criadora dos majestosos moais, tem mais a ver com os povos pré-colombianos do que com as outras ilhas polinésias. A evidência arqueológica mais forte é a presença de batata-doce em várias ilhas polinésias há quase 1.000 anos. Mas a pista mais conclusiva é que várias pesquisas recentes revelaram a presença de genes ancestrais americanos nos rapanuis atuais.

No entanto, este novo estudo, publicado na Current Biology, não encontra vestígios (uma porcentagem inferior a 1%) de genes ameríndios nos três rapanuis anteriores à chegada dos europeus. No entanto, eles encontraram tais genes nos dois posteriores e em porcentagens em torno de 6%, de acordo com trabalhos anteriores. Embora a possibilidade de contato cultural não possa ser descartada, “não deixou rastros genéticos”, diz Fehren-Schmitz.

O mexicano José Víctor Moreno Mayar é um dos que defendem que houve contato e miscigenação entre os dois povos antes da chegada dos europeus. Pesquisador de paleogenética do Museu de História Natural da Dinamarca, Moreno realizou um estudo há três anos cujos resultados o trabalho de Fehren-Schmitz agora questiona. A pesquisa de Moreno, publicada na mesma revista, analisou o genoma de 27 rapanuis atuais, encontrando 8% de genes americanos. Aplicando um modelo estatístico, concluíram que esses genes não entraram no povo rapanui com os europeus, mas muito antes: entre 1280 e 1495. A data mais baixa é apenas algumas décadas posterior à chegada dos polinésios à ilha.

“O trabalho de Fehren-Schmitz é uma pesquisa de grande valor, são os primeiros dados de DNA antigo dos rapanuis que são obtidos”, reconhece Moreno. No entanto, ele questiona a principal conclusão do trabalho, que considera “exagerada e precipitada”. A fragilidade reside, de acordo com o especialista mexicano, na proximidade temporal entre a data do possível contato e a datação dos restos analisados. “Se você tem um contato entre duas populações hoje e faz uma amostragem de indivíduos dessa população mista, você terá alguns indivíduos com a mistura genética e outros sem, uma vez que a miscigenação não é imediata. Com três amostras, é apressado descartar que houve um contato pré-colombiano entre nativos americanos e polinésios. A controvérsia será resolvida quando encontrarmos mais DNA antigo dos rapanuis”, conclui o pesquisador mexicano.

Fonte: https://brasil.elpais.com/brasil/2017/10/12/ciencia/1507809539_142413.html (13/10/2017)

Las momias de Chinchorro

Las momias de Chinchorro, Chile

En un paisaje altiplánico de Sudamérica habitó la milenaria cultura Chinchorro, entre el 7.020 a.C. y el 1.500 a.C. Allí, en el extremo norte de Chile, se encuentran las momias más viejas del mundo.

Los chinchorros habitaron el litoral del desierto de Atacama, desde Ilo, Perú, hasta Antofagasta, Chile, y subsistieron gracias a la pesca y recolección de mariscos, la que como actividad se ha mantenido incluso hoy presente en la zona.

Este pueblo prehistórico se destaca por sus momias, que de acuerdo a estudios de carbono 14 son las más antiguas del mundo, con 7.000 años de antigüedad. Los chinchorros se adelantaron a las momias egipcias, cuyos orígenes se remontan al 3.400 a.C.

Las primeras momias fueron descubiertas a principios del siglo XX, durante excavaciones arqueológicas en la ciudad chilena de Arica, en la playa Chinchorro, de ahí también el origen del nombre con el que se bautizó a esta primitiva cultura.

Uhle, el primero
El descubrimiento de estos vestigios causó sorpresa, especialmente entre los científicos de la época. Uno de ellos fue Max Uhle, arqueólogo oriundo de Dresde, Alemania, que trabajó de manera prolífica en Bolivia, Chile, Ecuador y Perú.

Uhle es considerado un pionero de la arqueología sudamericana. Destacó con el descubrimiento de la cultura Moche, en el Antiguo Perú, pero también por ser el primero en estudiar y catalogar a las momias de Chinchorro.

En 1919, clasificó a las momias en tres categorías; las más comunes, las momias naturales, que no han sido intervenidas por humanos; luego, las de preparación compleja, que develan un trabajo taxidérmico profundo y, por último, las que fueron revestidas con una pátina de barro.

"Los primeros estudios de las momias de Chinchorro son de Max Uhle. Definitivamente fue un pionero en el desarrollo de este campo”, dice a DW el antropólogo físico Bernardo Arriaza, de la Universidad de Tarapacá, en Chile.

Arriaza también elaboró, en los años '80, una nueva clasificación, más desglosada, para estudiar a las momias, las que ordenó por colores: negras, las más antiguas, con revestimientos de pintura de manganeso; rojas, mucho más artísticas, rellenas con materiales, como huesos, lanas y plumas y, finalmente, las más simples, a las que solo se adicionaba una cubierta de barro.

Aguas peligrosas
Sean negras, rojas o simples, las momias de Chinchorro, todas juntas por sí, generan una gran interrogante: ¿Qué llevó a este pueblo a momificar a sus niños, hombres y mujeres?

Arriaza cree que la causa está en las aguas que bañaron a los chinchorros, porque "se ha detectado una gran cantidad de arsénico. Se encontraron 1.000 microgramos de arsénico por litro de agua, o sea 100 veces más de la norma que establece la OMS”, explica a DW el científico.

A causa del arsénico, los abortos espontáneos y partos prematuros aumentaron y la expectativa de vida no superaba los 25 años de edad. Ante la muerte descontrolada −que atacaba silenciosa bajo las aguas− los chinchorros pensaron en la momificación como una forma de superar la pérdida tan temprana de sus seres queridos.

"Con los abortos aparece el dolor maternal. Por eso, se cuida a esos bebés que, en cierta forma, son el futuro y se les momifica, pinta y ornamenta”, cuenta Arriaza.

Las momias más antiguas, de hecho, corresponden a recién nacidos y niños, encontrados en el Valle de Camarones, en el extremo sur de la Región de Arica y Parinacota, al norte de Chile, y donde también se registraron, en el agua, los índices más altos de arsénico.

Taxidermistas


Algo que llama la atención de los chinchorros tiene que ver con su práctica funeraria. Nunca hubo distinción de edad y sexo. "Todos eran momificados, incluso los fetos. Los cuerpos eran mantenidos en la comunidad por un tiempo, luego sepultados en tumbas poco profundas”, señala a DW el arqueólogo Calogero Santoro, de la Universidad de Tarapacá.

"Los chinchorros, cuando armaban y desarmaban un cuerpo, siempre lo hacían en la posición anatómica correcta. Casi nunca se equivocaron, porque eran excelentes taxidermistas”, explica Santoro.

Eso también hace pensar a los científicos que el trabajo de momificación no fue hecho por aficionados, sino más bien por especialistas. "La singularidad que le dan al cuerpo humano convierte a estas momias en verdaderas obras de arte prehispánicas. Uno se muere, lo entierran y no hay mayor tratamiento. Aquí hay toda una intención por preservar; un cariño por la gente y eso los vuelve únicos”, concluye Arriaza.

Al mundo
Para conservar este legado, se decidió postular a las momias para que sean declaradas Patrimonio de la Humanidad. También −y mientras se espera la respuesta de la Unesco− se construirá en Arica el Museo Antropológico San Miguel de Azapa, que espera exhibir en detalle esta milenaria cultura.

"Hay que resguardar esta sociedad que se adaptó al desierto más árido del mundo, el de Atacama, y que por miles de generaciones practicó la momificación a una escala compleja”, dice a DW Sergio Medina, antropólogo y Director de Extensión de la Universidad de Tarapacá.

Las momias siguen causando asombro. Además, los hallazgos de este tipo de cuerpos ocurren con frecuencia en el extremo norte chileno. En 2004, en una vieja casona de Arica, bajo suelo de madera, a no más de un metro de profundidad, se encontraron 50 momias, las que hoy son parte del Museo de Sitio Colón 10, ubicado en el mismo lugar del descubrimiento.

Natalia Messer (jov)

Fonte: http://www.dw.com/es/las-momias-de-chinchorro/a-40337490

Investigadora del INAH desmitifica sacrificio humano entre los mexicas

México, (Notimex).- La práctica del sacrificio humano entre los mexicas es una verdad irrefutable, de acuerdo con fuentes históricas y arqueológicas, sin embargo, los descubrimientos desde hace poco más de un siglo matizan en mucho lo descrito por conquistadores y frailes españoles en sus crónicas.

Así lo señaló la arqueóloga Ximena Chávez Balderas, quien gracias a su análisis pormenorizado de los materiales óseos recuperados en el Templo Mayor de la antigua Tenochtitlan, se ha convertido en una de las principales especialistas sobre el fenómeno sacrificial en la cultura mexica.

Tras publicar un libro sobre las exequias que tenían lugar en este recinto para despedir a los difuntos de alto rango, de los que sólo se han registrado cinco individuos cremados, Ximena Chávez Balderas se dio a la tarea de abordar la otra cara de la moneda: las víctimas ofrendadas.

La investigadora del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) sostiene que la negación del sacrificio entre los mexicas radica en el equívoco de tomarlo como una medida del grado de civilización, siendo que ésta fue una práctica religiosa común para las culturas mesoamericanas, y del mundo en general.

“En esencia y como la propia etimología señala, el acto de sacrificar significa hacer sagrado, convertir un ser humano o un animal en un medio de comunicación con lo sagrado, a partir de su destrucción”, menciona como una nota al margen, antes de abordar su nueva publicación, basada en la investigación por la que obtuvo en 2013 el Premio INAH Javier Romero Molina, a la Mejor Tesis de Maestría en Antropología Física.

El objeto de análisis del libro “Sacrificio humano y tratamientos postsacrificiales en el Templo Mayor de Tenochtitlan”, editado por el INAH, son 99 individuos decapitados y dos infantes recuperados en 26 ofrendas y en el relleno constructivo de esta edificación, principalmente en la plataforma que correspondía al adoratorio del dios de la guerra, Huitzilopochtli, y algunos procedentes de la plaza principal frente a éste.

Este centenar de individuos fue recuperado de las etapas constructivas del Templo Mayor que datan de los periodos de mayor expansión del imperio mexica, los de Axayácatl, Tízoc y Ahuízotl, entre 1469 y 1502. La mayoría de estos contextos arqueológicos salieron al descubierto en la segunda mitad del siglo XX, y se intensificaron a partir de 1978 con la instauración del Proyecto Templo Mayor.

La arqueología ha confirmado que luego del sacrificio, mientras los cuerpos de los inmolados iban a parar probablemente al remolino de Pantitlán o al calpulli (barrio), sus cabezas permanecían en el recinto sagrado de Tenochtitlan. Este segmento anatómico se convertía entonces en un elemento transmutable en significados, como explica la maestra Ximena Chávez Balderas.

Así, mientras en un primer momento los cráneos expuestos en el tzompantli aludían al carácter intimidatorio del Estado expansionista mexica, o al Árbol de calabazas, símbolo de la fertilidad, tiempo después eran divinizados.

Chávez Balderas abunda que huellas observadas en algunas de las llamadas máscaras-cráneo, indican un uso anterior posiblemente como pectorales o para ser exhibidos en otros edificios. Una vez convertidas en representaciones de los dioses mexicas, estos cráneos se colocaban como parte de ofrendas que en sí mismas simbolizan cosmogramas.

Hay evidencias que permiten proponer que al menos, las cabezas cercenadas de diversas ofrendas se obtuvieron en un mismo ritual y fueron enterradas de forma simultánea. “También es factible que más depósitos sean contemporáneos, en cuyo caso la cantidad de víctimas dista mucha de aquella registrada en las fuentes históricas”, señala la experta.

Destaca el conocimiento de la anatomía humana que tenían los especialistas rituales mexicas, saberes que probablemente pasaron de una generación a otra, incluso antes de arribar a la Cuenca de México. La estandarización de las técnicas de decapitación así lo confirma.

Actualmente, la candidata al doctorado por la Universidad de Tulane, trabaja en un estudio comparativo entre las prácticas sacrificiales y los tratamientos póstumos en humanos y en animales.

Para ello ha incorporado a su análisis a los individuos recuperados durante la séptima temporada del Proyecto Templo Mayor en la Plaza Oeste, incluidos más de tres mil fragmentos óseos; y una gran cantidad de restos de animales (caso de la Ofrenda 126 hallada bajo el monolito de Tlaltecuhtli).

Fonte: http://yucatan.com.mx/imagen/arqueologia/investigadora-del-inah-desmitifica-sacrificio-humano-los-mexicas (10/10/2017)

sábado, 7 de outubro de 2017

Los enigmáticos e imponentes monumentos de Marcahuamachuco


Los vecinos se enorgullecen cuando presentan a Marcahuamachuco como la Machupicchu de la sierra norte del Perú, mientras que los jóvenes aseguran que sus construcciones bien podrían servir como escenario para Games of Thrones. Ambos tienen razón pero nadie se pone de acuerdo a la hora de explicar el por qué este enigmático y monumental recinto arqueológico no se ha convertido en el epicentro turístico del norte peruano.

Redacción LR

Marcahuamachuco reúne todas las condiciones para convertirse en un gran atractivo turístico: sus colosales construcciones de piedra se alzan sobre la cima de una montaña sobre los 3.600 metros sobre el nivel del mar rodeadas por abismos naturales, extensas murallas y un panorama de gran impacto paisajístico.

Está ubicado a sólo tres kilómetros de Huamachuco, una ciudad que cuenta con los servicios básicos y cierta prosperidad por los cercanos yacimientos mineros. Y se llega luego de un viaje de cuatro horas desde Trujillo.

Sin embargo, Marcahuamachuco sólo recibió 13 mil visitantes durante el año pasado, de los cuales apenas el 1 por ciento eran extranjeros.

Su historia alimenta el enigma. Desde comienzos del siglo pasado, Marcahuamachuco fue investigado por Max Ulhe y Julio C. Tello -ambos considerados los padres de la arqueología peruana. A mediados del siglo XX se realizaron investigaciones arqueológicas a cargo de Theodoro McCown y en los años 80 por los esposos Theresa y John Topic.

No obstante, sus orígenes siendo siendo un misterio y todo un atractivo para los arqueólogos. En su vecindad existen restos con clara influencia Chavín, pero los investigadores coinciden en la clara influencia Caxamarca, Recuay y Wari que dejan entrever sus construcciones.

Lo cierto es que cuando los incas llegaron a la zona, Marcahuamachuco ya era una reliquia, así como su vecino monumentos Cerro Miraflores, mientras que Wiracochapampa fue un modelo de urbe prehispánico que nunca se llegó a poblar.

Poco después llegaron los conquistadores españoles y casi no tocaron el recinto. Pero en las últimas décadas sus espacios fueron trastocados por agricultores y pastores.

Los agentes 007
Las cosas cambiaron con el nuevo siglo: desde el 2005 la Unidad Ejecutora 007 del Ministerio de Cultura viene realizando importantes obras de conservación y puesta en valor en Marcahuamachuco, Cerro Miraflotres y Wiracochapamapa. Más recientemente las labores se aplicaron en los espacios conocidos como las Torres Rectangulares y Las Monjas, ésta última llamada así porque existía el criterio popular de que se trataba de un acllahuasi o palacio dedicada a las elegidas del Inca.

“Por ahora las labores están referidas a recuperar estos sitios arqueológicos. Si bien se realizan campañas locales que buscan la identificación de los pobladores con los sitios arqueológicos, también se buscan considerar el turismo como una posibilidad de desarrollo económico alterno a labores extractivas que son tan comunes en esta parte de la región”, nos dice el arqueólogo Marco López Cervantes, quien forma parte de los “agentes 007” encargados de las labores científicas en Marcahuamachuco.

Añade que las labores de puesta en uso social continúan previo diseño de expedientes técnicos, labor que recae en la Oficina de Gestión de Proyectos y la Oficina de Planeamiento y Presupuesto. “La primera diseña todos los aspectos técnicos del expediente técnico referidos al sector a intervenir, por ejemplo, las unidades de excavación, las propuestas en intervención de conservación en los muros, la planimetría, incluso el circuito de visitas, mientras la otra oficina hace los cálculos y estimaciones de los gastos que se realizarán”.

Lo cierto es que en paralelo a las tareas de conservación y puesta en valor del monumentos, Marcahuamachuco merecería la instalación de un teleférico siguiendo la exitosa experiencia de las telecabinas en Kuélap. Los turistas compartirían el asombro por el paisaje y por un monumento que se proyecta como el epicentro turístico de la sierra norte del Perú.

Fonte: http://larepublica.pe/peru-sorprendente/1079509-los-enigmaticos-e-imponentes-monumentos-de-marcahuamachuco-video

Arqueólogos descubren en Guatemala el sepulcro más antiguo de un gobernante maya

Palacio de la acrópolis en la ciudad Maya de El Perú-Waka en el norte de Guatemala. (Mapa de Damien Marken).

Un grupo de arqueólogos descubrió en la ciudad maya de El Perú-Waka (norte de Guatemala), la tumba más antigua hasta el momento de un gobernante maya.

El anuncio lo hizo el vicedirector de investigación y profesor de antropología de la Universidad de Washington en St. Louis, David Freidel.

David Freidel.

"El maya clásico veneraba a sus gobernantes como divinos y los trataba como almas vivientes después de la muerte. La tumba de este rey ayudó a hacer del palacio real de la acropolis un lugar sagrado, un lugar de majestad, en los comienzos de la historia de la dinastía Waka. Es como los antiguos reyes sajones de Inglaterra, enterrados en el 'Old Minster', la iglesia original debajo de la catedral de Winchester". dijo David Freidel.

La tumba descubierta por los arqueólogos del Proyecto Arqueológico Waka, compuesto por especialistas guatemaltecos y estadounidenses, data de los años 300-350 d.C. De esa forma, este es el sepulcro clásico más antiguo encontrado hasta el momento en la región de Petén, en el norte de Guatemala.

La tumba número 80 durante las excavaciones arqueológicas. Los restos óseos del gobernante maya aparecen junto a varios recipientes cerámicos a modo de ofrendas. FOTO: JUAN CARLOS PÉREZ, CORTESÍA DEL PROYECTO ARQUEOLÓGICO EL PERÚ-WAKA Y DEL MINISTERIO DE CULTURA Y DEPORTES DE GUATEMALA.

'Waka' fue una de las dinastías mayas más antiguas que se estableció en el segundo siglo d.C. Los restos del gobernante hallados en el mausoleo, supuestamente pertenecieron a Te' Chan Ahk, un conocido rey Waka que gobernó durante el siglo IV d.C.

Los arqueólogos identificaron que el mausoleo pertenecía a un miembro de la realeza por la presencia de una máscara de jade, que representa al gobernante como el dios del maíz. Los reyes mayas eran retratados regularmente imitando al dios del maíz.

Máscara de jade pintada de rojo con cinabrio. Imita el rostro del difunto y su frente protuberante recuerda al dios maya del maíz.

También, se encontraron en el sepulcro 22 vasos de cerámica, conchas de Spondylus, adornos de jade y un colgante de concha tallado en forma de un cocodrilo. Los restos de Te' Chan Ahk y algunos adornos como la máscara fueron pintados con un tinte rojo brillante.

De acuerdo con los científicos, es posible que desde el 600 d.C. los miembros de la comunidad hayan entrado para venerar los restos y es posible que los huesos fueran pintados precisamente en esa ocasión.

Fonte: http://www.historiayarqueologia.com/2017/09/arqueologos-descubren-en-guatemala-el.html (17/09/2017)

domingo, 1 de outubro de 2017

Confirman hallazgo de una “gran edificación” en las ruinas de Tiahuanaco en Bolivia

Foto: Ruinas de Tiahuanaco (Internet, ABI)

El arqueólogo de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco), José Ignacio Gallego, confirmó el miércoles el hallazgo de una “gran edificación” en las ruinas de la cultura tiahuanacota, una de las más longevas de América.

En conferencia de prensa, dijo que ese hallazgo fue comprobado luego de tres sondeos de excavación, trabajo que se coordinó con el Centro de Investigaciones Arqueológicas, Antropológicas y Administración de Tiwanaku (CIAAAT).

“Hemos podido comprobar tras tres sondeos de excavación: uno en Akapana y dos en Tiwanaku que existe una edificación grandiosa que podría ser un barrio o un gran palacio”, señaló.

Por su parte, el director del Museo de Tiahuanaco, Julio Condori, explicó que los sondeos de excavación fueron realizados en dos meses y “permitirán planificar (otras) excavaciones”, estos últimos con una inversión del municipio de Tiahuanaco. Además, dijo que ese trabajo permitió definir dos esquinas de la gran edificación que permitirán conocer su tamaño.

Por su parte, el viceministro de Turismo, Ricardo Cox, expresó su satisfacción por el nuevo descubrimiento, tras más de 50 años de paralización de las excavaciones en esa región andina, situada en el departamento de La Paz.

“Se ha verificado el día de hoy un importante descubrimiento de, justamente, las edificaciones de todo lo que supone la arqueología en la gran pirámide que está todavía enterrada en gran proporción en Tiahuanaco”, dijo.

El Ministerio de Culturas, en una nota institucional, dijo que “la construcción es grandiosa” es “similar a Putini” o el Palacio de los Sarcófagos, como lo denominó el arqueólogo Arthur Posnansky, quien fue uno de los primeros en estudiar la cultura tiahuanacota.

Fonte: http://eju.tv/2017/09/confirman-hallazgo-de-una-gran-edificacion-en-las-ruinas-de-tiahuanaco-en-bolivia/ (13/09/2017)

Descubren los restos de una plataforma ceremonial que podría pertenecer a la ciudad perdida de Paititi

El explorador Diego Cortijo, a cargo de la expedición – ABC. Servimedia - abc_cultura Madrid

Tras más de siete años explorando el corazón de la selva peruana, Diego Cortijo y su equipo han dado con esta evidencia en la frontera con Brasil y Bolivia

El explorador y miembro de la Sociedad Geográfica Española (SGE) Diego Cortijo, acompañado de la arqueóloga Geanette Guzmán, han descubierto las ruinas de una plataforma en forma de pirámide de uso ceremonial construida en la época preinca y reutilizada hasta el periodo inca en la frontera con Brasil y Bolivia.

Tras más de siete años explorando el corazón de la selva peruana y «toda una vida buscando respuestas» sobre los mitos de la antigüedad, como la existencia de la ciudad de Paititi, ambos arqueólogos dieron con los restos de un complejo en la Reserva Comunal Amarakaeri, en la frontera con Brasil y Bolivia en su más reciente expedición.

Según informó la Sociedad Geográfica Española (SGE), el descubrimiento de estos restos arqueológicos en esta zona de la selva amazónica determina la presencia de este pueblo precolombino en esta área y abre la puerta a un nuevo paradigma sobre esta cultura y una nueva zona de exploración.

Nuevas rutas
En 2012, Cortijo y los nativos amarakaeri descubrieron un rostro en piedra, conocido en la tradición nativa como «Amana», lo que empujó al equipo a seguir buscando en esa selva algunos lugares arqueológicos a los que se seguían refiriendo las comunidades nativas de la zona. Año tras año, Cortijo abrió nuevas rutas de exploración de la mano de los nativos, e incentivó entre las familias amarakaeri la recuperación del patrimonio y la puesta en valor de unos lugares que se habían perdido en la memoria.

Tras el hallazgo, Cortijo y las comunidades locales de Perú han pedido a la Administración peruana que cree un área de protección especial alrededor de lugares sagrados como el encontrado y que otorgue a la Reserva Amarakaeri la categoría de bien cultural a proteger. El de Cortijo fue el primer proyecto de investigación arqueológica en la Reserva Amarakaeri, una zona de especial protección por su diversidad biológica que hasta ahora se había mantenido inaccesible para la investigación científica.

Fonte: http://www.abc.es/cultura/abci-descubren-restos-plataforma-ceremonial-podria-pertenecer-ciudad-perdida-paititi-201709151436_noticia.html

quarta-feira, 20 de setembro de 2017

Para que serviam e quem desenhou os geoglifos milenares da Amazônia?

Um grupo de cientistas acredita ter encontrado a explicação para criação dos antigos geoglifos por povos antigos na Amazônia.


Geoglifos são zonas terrestres com grandes figuras geométricas. Segundo o comunicado de imprensa da Universidade de Helsinque (Finlândia), essas figuras – de 1 a 3 mil anos de idade – tinham finalidade metafísica e eram usadas nos cultos dos povos indígenas locais.

Até hoje, pesquisadores encontraram cerca de 500 geoglifos do Acre, que foram batizados assim por estarem localizados em sua maioria no estado brasileiro acima citado. Estas misteriosas formas geométricas podem alcançar vários metros de profundidade e ocupar áreas de centenas de metros quadrados. Qual seria a finalidade de criação dessas figuras gigantescas? Investigadores de todo o mundo tentam encontrar resposta para esta charada.


Em um trabalho conjunto, cientistas da Universidade de Helsinque e da Universidade de São Paulo estudaram as formações pré-coloniais a partir do ponto da vista da arqueologia antiga da região e das crendices dos povos locais.

Segundo o estudo, os povos indígenas desta região se consideram iguais aos outros seres da natureza. Em se tratando das gigantescas figuras na terra, elas eram desenhadas para reforçar a ligação entre a vida humana com o meio ambiente e com as gerações passadas.


Os padrões geométricos dos geoglifos foram inspirados nos padrões de peles dos animais e também podem ser encontrados em cerâmicas, joias e objetos de artesanato modernos. Esses padrões, de acordo com as crenças amazônicas, têm a capacidade de proporcionar às pessoas as qualidades e habilidades desejadas, tais como fertilidade, conhecimento ou poder.

Os povos indígenas contemporâneos do estado do Acre ainda continuam protegendo esses geoglifos como locais sagrados e, ao contrário de outros habitantes da área, evitam usar esses lugares para atividades mundanas, como construção de moradias ou agricultura.

Fonte: https://br.sputniknews.com/mundo_insolito/201709059280650-geoglifos-misterio-amazonia-indigenas-fotos/ (05/09/2017)

Descubren contextos funerarios y pinturas Inca en Machu Picchu

Hallazgos se realizaron en la parte media y alta del cerro Intipata o Torrepata, camino al santuario Inca de Machu Picchu. (Foto: Andina)

Especialistas de la Dirección Desconcentrada de Cultura de Cusco (DDCC) encontraron también Wakas y lagunillas

El parque arqueológico de Machu Picchu ubicada en la provincia cusqueña de Urubamba, no deja de sorprender a investigadores y especialistas, porque recientemente se hallaron pinturas, contextos funerarios, wakas o ceremoniales de la época Inca, se informó.

Los hallazgos se realizaron durante los trabajos de mantenimiento y exploración que realiza la Dirección Desconcentrada de Cultura de Cusco (DDCC) en la parte media y alta del cerro Intipata o Torrepata, camino al santuario Inca de Machu Picchu.

En diálogo con la Agencia Andina, el arqueólogo Francisco Huarcaya Quispe, responsable de la red de Caminos Inca, confirmó que encontraron contextos funerarios, bajo uno abrigos rocosos pinturas antropomorfas, de camélidos, líneas zigzagueantes, puquios, miradores, entre otros.

Especificó que bajo una roca de ocho metros de profundidad y 12 de longitud, orientada de este a oeste, yacen estas pinturas de color rojo, con la figura humana, con figuras de camélidos, círculos, cuadrados, líneas rectas, todas de color rojo que con los siglos no se borraron.

Con respecto a los entierros, dijo que hay osamentas humanas y fragmentos de cerámica de la época Inca, que serán analizados para determinar sus características antropomórficas. Asimismo, indicó que la Wakas con espacios ceremoniales, estarían asociadas a los apus las montañas sagradas como el Machu Picchu, Huayna Picchu, Putucusi, Wiscachani y Llactapata.

En la cumbre del mismo cerro, se registró una roca tallada y pulida en ambos extremos, probablemente en proceso de acabado, que está orientada hacia el nevado Wakaywillka. Esta roca está asociada a lagunillas y ojos de agua que forman parte del paisaje arqueológico de esta zona.

El espacio habría sido probablemente para rituales, según explica el arqueólogo, nuestros antepasados dieron ofrendas a las montañas, hacia los valles para que tengan mayor rebaño de camélidos, buena cosecha de maíz, buena salud, y sobre todo la protección.

Ambos hallazgos se hallaban cubiertos por densa vegetación que durante años creció en la zona y que fueron hallados durante los trabajos de mantenimiento que ejecuta en forma permanente el personal de la DDCC.

“Este hallazgo es un aporte fundamental e importante para nuestra región, porque sigue habiendo nuevos descubrimientos a nivel superficial y todo esto se expondrá en un libro que se está elaborando”, concluyó.

Andina
Fonte: http://elcomercio.pe/peru/cusco/descubren-contextos-funerarios-pinturas-inca-machu-picchu-noticia-453109 (25/08/2017)