Isabel Flores Espinoza: una vida dedicada a la Huaca Pucllana

 

Isabel Flores Espinoza : una vida dedicada a la Huaca Pucllana

"La Dama de la huaca" laboró por 39 años ininterrumpidos cuidando dicho patrimonio histórico

Por: JIMMY HERNÁNDEZ - 27/08/2020

Si la investigadora alemana María Reiche fue conocida como "La Dama de las Pampas" por sus aportes a la ciencia en el estudio de las pampas de Nazca, la arqueóloga Isabel Flores Espinoza bien podría ser llamada "La Dama de la Huaca" por su invalorable aporte al haber estudiado y haber contribuido a poner en valor a la Huaca Pucllana de Miraflores donde laboró por 39 años ininterrumpidos.

La Dra. Isabel Flores ha dedicado las últimas cuatro décadas de su vida a resguardar el patrimonio histórico de la Huaca Pucllana, centro ceremonial de la Cultura Lima de la época pre inca, convertida hoy en uno de los principales atractivos turísticos de Miraflores.

LUGAR TURÍSTICO

Pero la transformación de la huaca no fue fácil. Tras haber sido lotizada en los años 40 y servir consecutivamente como asentamiento humano donde había gente de mal vivir, basurero e improvisado escenario de la práctica del motocross, fue recién en 1980 que gracias a la gestión del entonces alcalde de Miraflores Jorge Rodríguez Larraín y a la tesonera labor de la arqueóloga Flores Espinoza se inició su rescate.

Hoy la Huaca Pucllana es un verdadero imán para los turistas nacionales y extranjeros. Sus cuidadas instalaciones, su Museo de Sitio y su reconocido restaurante recibieron el año 2019 a 176,839 visitantes nacionales y extranjeros. Una cifra récord que espera ser superada cuando se reanude la actividad del sector turismo, uno de los sectores más afectados por la actual coyuntura que vive nuestro país y el mundo.

Isabel Flores Espinoza : una vida dedicada a la Huaca Pucllana

Fonte: https://trome.pe/actualidad/huaca-pucllana-turismo-miraflores-arqueologia-noticia/?ref=tr

Comentários

Postagens mais visitadas deste blog

Pintura y aceite afectan piezas líticas de Tiwanaku

El Oro guarda su historia en Yacuviña

LA LÁPIDA DE PAKAL REPOSA DE NUEVO SOBRE EL SARCÓFAGO