sábado, 28 de julho de 2012

Hace 25 años el mundo descubrió la tumba real del Señor de Sipán

Hallazgo científico. El 20 de julio de 1987 un equipo de arqueólogos liderados por Walter Alva Alva identificó las primeras piezas del ajuar funerario de un gran señor moche enterrado hace 1.500 años en una pirámide de adobe. Todo empezó con el saqueo realizado por una banda de huaqueros.

Roberto Ochoa/

A fines de febrero de 1987, un convaleciente Walter Alva se recuperaba de una gripe en su vivienda ubicada en las afueras del Museo Brüning de Lambayeque cuando recibió la visita de un capitán de la policía: habían identificado a un grupo de delincuentes que pagaban sus cervezas y los servicios de prostitutas locales con finas piezas de oro "antiguo".

Alva identificó el origen moche de las joyas que circulaban como medio de pago en las cantinas de Chiclayo.

Fue entonces cuando la Fiscalía tomó cartas en el asunto y las investigaciones llevaron a una banda de huaqueros dirigida por Ernil Bernal.

El rastro de los depredadores llevó a la policía hasta el pequeño poblado de Sipán, ubicado a solo media hora de la capital lambayecana.

Cuando las fuerzas del orden llegaron a la zona se dieron con una imagen propia de la fiebre de oro en Madre de Dios. Cientos de pobladores invadieron la zona arqueológica para excavar en la denominada Huaca Rajada, con la esperanza de hallar un tesoro como el saqueado en la víspera por la banda de los Hermanos Bernal. En uno de los enfrentamientos de la policía con los invasores murió uno de los saqueadores, identificado como Ernil Bernal.

Pocos días después, los arqueólogos liderados por Walter Alva y con la férrea vigilancia de la policía, expulsaron a los invasores e iniciaron las excavaciones. En abril de 1987 se iniciaron los trabajos arqueológicos para salvar el monumento con el apoyo de la PNP. Entre los escombros dejados por los saqueadores de tumbas se encontró un cetro de cobre coronado con una representación de un templo en miniatura.

Un mes después se localiza un recinto con 1.200 cerámicos colocado como ofrendas funerarias. A mediados de junio se inicia el registro de la cámara funeraria y se descubren los restos de un guardián sacrificado con los pies amputados, también se encontraron evidencias de un ataúd confeccionado con troncos de algarrobo. Los arqueólogos confirman que se trataría de la primera tumba real con un sarcófago.

El ajuar funerario
Semanas después, el 20 de julio de 1987, los arqueólogos extraen los primeros ornamentos de oro que integraba el fastuoso ajuar funerario del Señor de Sipán. La noticia dio la vuelta al mundo cuando la revista de la National Geographic le dedicó un amplio informe en el que comparaba este hallazgo con el de la tumba del faraón Tutankamón.

El resto es historia conocida. El hallazgo no solo marcó un hito en las investigaciones científicas del Antiguo Perú (solo comparable con el descubrimiento de Machu Picchu en 1911), sino que fue el primer paso para la conformación del ahora célebre circuito turístico en el norte peruano. Los hallazgos en Huaca Rajada provocaron una reacción en cadena en toda el área de influencia Moche de Lambayeque y La Libertad, acelerando las investigaciones en Huaca El Brujo y Huaca de la Luna, en Trujillo.


Susana en el recuerdo
25 años después, una emotiva ceremonia realizada anoche en los ambientes del Museo de las Tumbas Reales del Señor de Sipán sirvieron para realizar un homenaje a todos quienes hicieron realidad el hallazgo arqueológico más importante del siglo XX. Entre ellos a Susana Meneses y al arqueólogo Luis Chero Zurita, actual director del Museo de Sitio de Huaca Rajada.

El homenaje también recayó en los pobladores de Sipán, quienes entendieron el valor del hallazgo y se han convertido en los mejores guardianes del complejo arqueológico que 25 años después recibe a miles de turistas de todo el mundo.

Claves
El saqueo. La banda de los hermanos Bernal saqueó una tumba equivalente a la del Señor de Sipán. La mayoría de las piezas fueron vendidas a conocidos traficantes locales. Hoy se exhiben fuera de su contexto funerario en la colección privada de Enrico Polli Bianchi.

Patrimonio cultural. Las investigaciones en Huaca Rajada, Sipán, marcaron hito en la historia arqueológica del Perú. Por lo menos un año demoró la delicada remoción de cada una de las piezas del ajuar funerario de los señores moches. Hoy en día son 16 las tumbas descubiertas que se exhiben en el Museo de las Tumbas Reales y en el Museo de Sitio.

Fonte: http://www.larepublica.pe/22-07-2012/hace-25-anos-el-mundo-descubrio-la-tumba-real-del-senor-de-sipan (22/07/2012)

Nenhum comentário:

Postar um comentário