Hallan tumba de mujer prehispánica con más de 19 mil objetos de concha y piedra


por REYNA PAZ AVENDAÑO
2020-05-01 - 20:06:55

El hallazgo se realizó en la zona arqueológica de Tingambato, Michoacán, y se trata de una mujer de entre 15 y 19 años de edad que fue vestida con más de 19 mil objetos de concha y piedra.

En la zona arqueológica de Tingambato, ubicada en Michoacán, investigadores hallaron una tumba donde aproximadamente hace mil 400 años fue depositada una mujer de entre 15 y 19 años de edad que fue vestida con más de 19 mil objetos de concha y piedra, explicó José Luis Punzo Díaz, investigador del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH).

Las imágenes de dicho entierro y la reconstrucción virtual de cómo fue esta joven se mostró durante la conferencia Tingambato: LiDAR, drones y tumbas en una ciudad michoacana del Clásico y el Epiclásico, transmitida en vivo el pasado jueves por El Colegio Nacional como parte del ciclo La arqueología hoy que coordina el arqueólogo y premio Crónica, Leonardo López Luján.

“En 2012 se localizó la Tumba II y tiene dos cuestiones importantes, la primera es que sólo se encontró un individuo adentro, y la segunda es que las escalinatas de acceso quedaron cubiertas por un montículo, es decir, se selló la tumba”, explicó Punzo Díaz. Sobre la joven hallada en la tumba, el investigador del INAH comentó que analizaron –junto con expertos de la Universidad de Harvard– los restos óseos para conocer datos de su origen.

“Sabemos que era una mujer entre 15 y 19 años, que tenía deformación craneal (tabular erecta), que se le acababa de hacer el trabajo de modificación dentaria y que tenía un ajuar de 19 mil 428 objetos sobre ella, esto es, más de tres kilos de concha encima”, precisó.


Acompañando la explicación de una imagen, Punzo Díaz detalló que la mujer tenía anillos en cada dedo, una diadema, una orejera compuesta no común para el Occidente de México y al alrededor tenía cinco lanzadores de atlatl, es decir, cinco armas rituales consideradas importantes en el mundo prehispánico.

En la conferencia, el arqueólogo mostró la reconstrucción digital de cómo lucía esta mujer al momento de su muerte. “Es una reconstrucción hecha por Alejandro Valdez. Fue (ella) un personaje que murió hace 1400 años aproximadamente en Tingambato y que seguramente fue una persona de alto estatus”, comentó.

Punzo Díaz señaló que actualmente trabajan en reconocimiento de conchas y piedras del ajuar para saber su procedencia, manufactura y proceso de elaboración.
“Ahora estamos pensando en un libro para niños con Yolanda Arguello sobre la princesa guerrera de Tingambato”, añadió el arqueólogo.

JUEGO DE PELOTA. José Luis Punzo Díaz explicó que Tingambato es una ciudad localizada entre la ciudad de Pátzcuaro y Uruapan, de la que han estudiado sólo el dos por ciento.

“Hoy nos damos cuenta que es una ciudad que abarcó poco más de 1 kilómetro cuadrado, de los cuales, tenemos abiertos al público y hemos estudiado el 2 por ciento, sólo dos hectáreas; el resto está cubierto por huertas de aguacate, lo cual hace sumamente difícil hacer el estudio”, dijo.

Uno de los avances en el conocimiento de Tingambato hecho por el arqueólogo y su equipo de trabajo, a través de fotogrametría y LIDAR, es que la ciudad estuvo 900 años ocupada, por tanto, fue contemporánea con Teotihuacán.

La primera etapa de ocupación de esta ciudad abarcó del año 0 al 300 d.C. cuyos vestigios son restos de pequeñas casas halladas a más de 4 metros de profundidad y que fueron cubiertas con grandes plataformas.

“Alrededor de esa época se construyeron los basamentos piramidales, es decir, son contemporáneos con los basamentos piramidales de Teotihuacán. La ubicación de estas pirámides tenía que ver con la salida del Sol porque si vemos el Sol sale por detrás de la pirámide oriental, es decir, hay una relación con el paisaje”, precisó Punzo Díaz.


La segunda etapa de ocupación en Tingambato comprende del 300 al 550 d.C., la cual se encuentra en proceso de análisis, ya que, durante las excavaciones del año pasado, los arqueólogos registraron un piso de ocupación y una serie de ofrendas con figurillas y piezas de piedras azul-verdes probablemente turquesas amazonitas.

El tercer periodo de ocupación se construyó en el año 550 d.C. y es lo que actualmente se visita en la zona arqueológica, donde sobresale un juego de pelota con cabezal y un espacio con decorado con un talud tablero, asociado a la estética de Teotihuacán.

Un hallazgo que realizaron Román Piña Chan y Kuñaki Ohio a finales de los 70 del siglo pasado, fue una tumba con restos óseos y cerámica, misma que el equipo de Punzo Díaz reconstruyó digitalmente.

“Se cree que hay entre un máximo de 124 individuos y mínimo de 50 adentro (de la tumba), es decir, que cuando llegó a excavar esto Kuñaki y Piña Chan eran capas y capas de huesos con cientos de vasijas y decenas de miles de objetos de concha. Lapidaria y espejos de pirita. Había 32 cráneos, unos con deformación, encontraron enfermedades, mutilaciones dentarias”, dijo.

PALOMA. A través de la página web de la Mediateca del INAH se puede realizar un recorrido virtual a la zona arqueológica de Tingambato.

Fonte: http://www.cronica.com.mx/notas/2020/1152631.html?fbclid=IwAR1a4u-H7BtIasvWJl4wH98DTTIV8gRYgPUq6N-Bgnvhek84brsEt_s8Y00#.Xq1M3hio-Yw.facebook

Comentários

Postagens mais visitadas deste blog

Pintura y aceite afectan piezas líticas de Tiwanaku

El Oro guarda su historia en Yacuviña

ARQUEÓLOGOS ENCONTRAM TÚNEL SECRETO DOS ASTECAS EM RUA DO MÉXICO