sábado, 25 de maio de 2013

Sin resolver la destrucción de la pirámide maya Noh Mul en Belice

Una orden de detención se emitió contra el contratista, que llegó con los bulldozers y excavadoras

Por Anastasia Gubin - La Gran Época

Una excavadora, junto a la pirámide. La empresa Demar’s Contracting Company habría causado la destrucción del sitio arqueológico compuesto de piedra caliza. (I. de Arqueología de Belice)

Después que la comunidad internacional y nacional se alzara condenando la destrucción del sitio Maya de Noh Mul en Belice, continúan aún sin resolver las investigaciones sobre este inexplicable hecho dado a conocer por primera vez  el 10 de mayo por la televisión local. Una orden de detención se emitió contra el contratista, que llegó con los bulldozers y excavadoras para demolerlo y transformarlo en una plana carretera, informó el medio Belize, citando al Canal 7.

El medio Amandala informó ayer que aún no se presentan cargos. Destacó además que la empresa Demar’s Contracting Company que habría causado la destrucción del sitio arqueológico compuesto por piedra caliza, para construir una carretera, es la que usualmente recibe los contratos de reparación de la vías, otorgados por el Gobierno.

El monumento se encuentra en un lugar privado, pero tiene la protección por ser un sitio arqueológico, de acuerdo a las leyes del país.

El Director General en el Ministerio de Turismo y Cultura, Tracy Taegar-Panton, celebró una conferencia de prensa el martes pasado y dijo que la multa que los responsables podrían recibir es de unos 10 mil dólares.

"El Ministerio de Turismo y Cultura, junto con los organismos competentes, ha encargado una investigación a fondo", señala un comunicado conjunto del Gobierno de Belice, el Instituto Nacional de Cultura e Historia y la Junta de Turismo de Belice (BTB).

"Todos los responsables de la destrucción de este sitio deben ser perseguidos con todo el rigor de la ley", dijo a su vez en un comunicado la oficina del representante para la zona de Orange Walk, Gaspar Vega, donde la pirámide Noh Mul fue destruida, informó CNN.

Noh Mul

Noh Mul es un centro ceremonial maya de más de 2000 años de antigüedad, ubicado en la zona de Orange Walk, Corozal de Belice, en las inmediaciones de las localidades San José y San Pablo.

De acuerdo a lo informado por la Comunidad de Belice, Noh Mul puede ser parte de un centro que abarca unos 20 kilómetros de extensión.

El presidente del Departamento de Antropología de la Universidad de Florida Central, Arlen Chase  dijo que “una gran parte de la arqueología se llevó a cabo en Noh Mul en los años 70 y 80, pero esto sólo es muestra de una pequeña parte de un gran centro".

"Los arqueólogos están perturbados cuando ocurren este tipo de cosas”, señaló Chase ante la destrucción, según Belize.

Se cree que el lugar es similar a grupos ceremoniales gemelos que se caracterizan por contener hasta  diez plazas y estar conectadas por un sacbé o calzada en relieve. Esos grupos están rodeadas de otras plazas, templos y por lo menos un juego de pelota maya.
El sitio está construido en un mirador sobre el río Hondo, lo que les permitía controlar las rutas comerciales de la región. Este importante monumento fue investigado por primera vez en 1897 por Thomas Gann, quien regresó a la misma varias veces hasta la década de 1930.
El Dr. Allan Moore, arqueólogo del Instituto de Arqueología manifestó su pesar al medio Belize durante la visita al lugar destruido. "Este es uno de los edificios más grandes de norte de Belice. Me parece terrible”.

“Cuando yo estaba conduciendo desde la carretera principal de San Juan esperaba que no sería éste, pero cuando llegué, no lo podía creer cuando vi todos los camiones. Esta es una increíble destrucción". 

Del Instituto de Arqueología, el Dr. John Morris, también presente, exclamó a Belize, que es “una de las cosas peores que he visto en mis 25 años enteros de Arqueología de Belice. No podemos rescatar lo que ha sucedido aquí. Es una increíble muestra de la ignorancia. Estamos consternados y no sabemos qué decir en este momento en particular". 

En una entrevista de televisión el arqueólogo Jaime Awe declaró que el sitio destruido era “conocido arqueológicamente durante más de cincuenta años. De hecho, en la década de 1980, tuvimos un poco de investigación arqueológica”. 


Nenhum comentário:

Postar um comentário