quarta-feira, 19 de junho de 2013

Arqueólogos descubren en México gran ciudad maya oculta en la selva

Expertos encontraron numerosas pirámides y palacios, dos canchas de juego de pelota, patios, plazas, monumentos y áreas habitacionales.
Un equipo de arqueólogos descubrió en plena selva en la península mexicana de Yucatán una enorme ciudad maya oculta entre la maleza, informó hoy el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH).
La ciudad maya, que data del periodo 600 a 900 d.C. y ha sido bautizada como Chactún ("Piedra Roja" o "Piedra Grande"), fue descubierta hace unas semanas en el norte de la Reserva de la Biosfera de Calakmul, en el estado de Campeche.

"Para llegar al campamento donde pernocta el equipo de arqueólogos es necesario internarse durante casi dos horas en la selva mediana. El camino sólo es transitable con camioneta de doble tracción y continuamente hay que detenerse para cortar a machete la vegetación que vuelve a bloquear el sendero", dio a conocer el INAH.

Según informó el INAH en un comunicado, los arqueólogos encontraron numerosas pirámides y palacios, dos canchas de juego de pelota, patios, plazas, monumentos esculpidos y áreas habitacionales.

La pirámide más alta tiene 23 metros de altura y una de las características principales del sitio son las estelas (piedras grabadas) y altares, algunos todavía con restos de estuco.

ZONA POR EXPLORAR
La expedición, financiada por la National Geographic Society y por dos empresas privadas de Austria y Eslovenia, es encabezada por el arqueólogo Ivan Sprajc del Centro de Investigaciones Científicas de la Academia Eslovena de Ciencias y Artes.

Sprajc señaló que al parecer la urbe de 22 hectáreas, formada por tres complejos monumentales, fue el centro de una vasta región en las Tierras Bajas Centrales hace 1.400 años.

Chactún es parte de un área de unos 3.000 kilómetros cuadrados entre las regiones de Río Bec y Chenes que ha permanecido como "un blanco total en el mapa arqueológico del área maya", según el organismo.

Aunque en los años 30 del siglo XX algunos exploradores describieron sitios como Uxul y Pared, "Chactún permaneció ignorado por las expediciones científicas hasta el día de hoy".
Sólo chicleros y madereros de la región llegaron al sitio, pero con el tiempo quedó cubierto por la maleza como parte de la reserva de la biosfera.

"Estas brechas, alguna vez abiertas para explotar los recursos naturales, fueron despejadas otra vez, pero ahora por un grupo de lugareños que acompañan a la exploración arqueológica", informó el INAH.

Nenhum comentário:

Postar um comentário