quinta-feira, 19 de janeiro de 2012

Patrimonio en Tiwanaku se deteriora; las piezas líticas están en riesgo

El museo Lítico en completo estado de abandono. Foto: Cortesía de Erbol.

El museo Lítico del complejo arqueológico de Tiwanaku, Patrimonio de la Humanidad, es afectado por las lluvias, la humedad y la carencia de preservación de su infraestructura, que pone en riesgo al patrimonio cultural expuesto en sus salas, como el monolito Bennett –la estela más grande de los tiwanacotas– y una serie de esculturas de piedra, que fueron talladas por la milenaria civilización.

Goteras, humedad y filtraciones de agua, provocadas por las lluvias, se registran en algunas de las paredes que provienen del techo del repositorio –donde hay agujeros– mientras el Ministerio de Culturas y el municipio local no asumen una responsabilidad del patrimonio cultural arqueológico que se encuentra en el sitio.

En una anterior visita expertos y representantes de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación la Ciencia y la Cultura (UNESCO) recomendaron a las autoridades de cultura realizar un inventario de las piezas líticas del museo para su resguardo y preservación adecuada a las que calificaron como “una de las más importantes colecciones arqueológicas existentes en Suramérica”.

Tres de las cuatro salas del Museo Lítico permanecen cerradas al público y sólo se muestra la sala principal, donde se encuentra el monolito Bennett, que tiene una altura de más de 20 metros y es considerada la escultura de piedra más grande. La estela, también llamada Pachamama por las trenzas que tiene en su cabeza, siete a cada lado, tiene en su cuerpo tallados con una iconografía que aún no fue descifrada por los arqueólogos.

El dirigente cantonal de los mallkus de Tiwanaku, Félix Yupanqui, que también preside el directorio del Centro de Investigación Arqueológica Antropológica yAdministración de Tiwanaku (CIAAAT), dijo que la población del lugar se encuentra muy preocupada por el repositorio y aseveró que la Ministra de Culturas “tampoco se preocupa por la refacción del sitio”.

Explicó que el museo es parte del juicio que el Estado sigue a la empresa constructora RAH Gómez, que edificó con una serie de falencias la infraestructura hace más de cinco años y mientras continúe el litigio no se puede intervenir el lugar.

“Estamos cansados y molestos porque no se soluciona el caso, tenemos que pagar los platos rotos de otras instituciones como el Ministerio de Culturas”, remarcó Yupanqui.

Sin embargo, la nueva Constitución Política del Estado (CPE) establece en su artículo 99 parágrafo II que “el Estado garantizará el registro, protección, restauración, recuperación, revitalización, enriquecimiento, promoción y difusión de su patrimonio cultural, de acuerdo con la ley”.

Yupanqui solicitó a los ministerios de Justicia y Culturas apresurar el caso y su respectiva sentencia para poder intervenir y refaccionar el repositorio donde se registran filtraciones de agua, que ponen en riesgo la infraestructura nombrada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 2000.

Fonte: http://www.opinion.com.bo/opinion/articulos/2012/0109/noticias.php?id=38640 (09/01/2012)

Nenhum comentário:

Postar um comentário