sábado, 30 de abril de 2016

“Piedra del Conejo”, vestigio sagrado de Amecameca

Foto: Gerardo Campos / El Sol de México

Escrito por Redacción del Sol de México

AMECAMECA, Méx. (OEM-Informex).- El Tetl Tochtli (Piedra del Conejo) se localiza en el oriente de la cabecera municipal de Amecameca, según estudios antropológicos y arqueológicos, dichos basamentos fueron esculpidos en el siglo VII (600 D.C), por los primeros pobladores de llegaron a asentarse y que venían de la familia de los Chichimecas (Totolipanecas Tecuanipas), los bajos relieves que contienen un numeral, acompañado de un sacerdote que en su mano contiene un Sahumador y a un costado el esculpido del Conejo, que los estudios arrojan que, tanto el sacerdote como él (Conejo, Tochtli) miran hacia los volcanes el Iztaccíhuatl y el Popocatépetl.

A un lado menos de 20 metros de la “Piedra del Conejo”, está otro canto grande, en donde sacrificaban a los humanos, para que su corazón, (Yolotl), se lo ofrecieran al Dios Tláloc, (Dios del Trueno y la Lluvia), en ese lugar se realizaban ceremonias o rituales para que a los campos agrícolas en la época prehispánica, no les faltara el agua, y que en la cosecha de maíz, fuera propicia ya que con eso alimentaban parte de los reinos de la zona oriente (Hoy Estado de México).

Juan Castelán Méndez Castillo, antropólogo social e investigador dice, “el primer grupo que llegó a vivir a este lugar, fueron los Totolipanecas Tecuanipas, que llegaron del norte conjuntamente con su familia los Chichimecas (en lengua náhuatl, significa, bebedores de Chiches o Sangre), su primer centro ceremonial, queda debajo de la iglesia de Nuestra Señora de la Asunción, ya que después del arribo de los primeros evangelizadores, (Franciscanos), derribaron la pirámide dedicada a Tláloc, y con esas piedras levantaron el templo católico”.

Aseguró: “Los antiguos habitantes no en cualquier lugar, realizaban sus construcciones prehispánicas, tenían que elegir uno adecuado, es por eso que, en el paraje de Tomacoco, esculpieron la Piedra del Conejo (Tetl Tochtli), con el propósito de reverenciar a sus dioses precolombinos, ante la mirada de la Iztaccíhuatl y el Popocatépetl”, indicó.

Por separado, el presidente municipal de Amecameca, Álvaro Carlos Avelar López, indicó, vamos a proyectar la cultura, que cada estudiante sepa de su historia como municipio, desde la época prehispánica, independiente, revolucionaria y la contemporánea, para que no se pierda las raíces y la identidad”.

Señaló que, en lo que respecta a la Piedra del Conejo (Tetl Tochtli), le daremos la difusión para que el turismo llegue a verla y a estar un momento de esparcimiento con su familia, además de contemplar el fino esculpido que hasta nuestros días, se ve todavía.

Destacó la importancia que, los centros escolares lleven a los estudiantes para admirar las dos rocas cinceladas que según data de la época prehispánica del año 600 de Nuestra Era, siglo VII, por lo que se pondrán de acuerdo con el Instituto Nacional de Antropología e Historia, para que lleguen expertos en la materia y den conferencias de la importancia que, Amecameca, tenga todavía un centro ceremonial tan importante como los hay en otras naciones del orbe.

Fonte: http://www.elsoldemexico.com.mx/metropoli/179771-piedra-del-conejo-vestigio-sagrado-de-amecameca (18/04/2016)

Nenhum comentário:

Postar um comentário