segunda-feira, 11 de novembro de 2013

Gran ciudad Estado de Tikal influenció a Copán desde sus albores (Parte 01)

Por: Luis Alonso Grádiz M.

PARQUE NACIONAL TIKAL, Petén, Guatemala. Un enorme árbol de ceiba, que parecía acariciar las nubes blancas, entre la espesura de la jungla, nos dio la bienvenida, a este Patrimonio de la Humanidad, una ciudad-Estado maya de la cual un día partió uno de sus Señores que dio inicio al período dinástico de la hondureña Copán.

El majestuoso Templo 1 o del Gran Jaguar, en la Plaza Mayor de la ciudad maya de Tikal, enclavada en el parque nacional que mide 16 kilómetros cuadrados.

Algunos de la gira que llegamos, al filo de las 11:00 de la mañana, el domingo 22 de septiembre pasado, ya la habían visitado, pero la mayoría nunca habíamos tenido la feliz oportunidad de embelesarnos frente a esta magnífica obra del arte arquitectónico de la civilización maya.

Como en toda región de clima tropical húmedo, la temperatura quizás rebasaba los 30 grados centígrados y antes de adentrarnos en los senderos ya íbamos transpirando del calor, luego de recorrer la calzada de terreno calizo en este parque, cautivados por la selva de tupidas arboledas, en cuyo dosel anidan diferentes especies de aves que alegraban el día con su bello trinar.

Atrás había quedado la carretera pavimentada que solo se puede transitar a un máximo de 45 kilómetros por hora porque es un cruce de fauna silvestre, tras haber conocido la oficina-mueblería de la Asociación Civil “Árbol Verde”, en Ixlú, y su aserradero en El Caoba, también caserío de Flores, la cabecera departamental de Petén, nuestro centro de operaciones.

EL BOSQUE MAYA
Un día antes, también conocimos la labor de protección y explotación forestal de la Cooperativa Carmelita, en la aldea del mismo nombre, y la Asociación Forestal Integral San Andrés (AFISAP), del municipio de San Andrés, como ejemplos de la exitosa experiencia de manejo de las concesiones de bosques en la Reserva de Biosfera Maya (RBM), que ejecutan las organizaciones de la Asociación de Comunidades Forestal de Petén (Acofop).

Los periodistas internacionales invitados por Acofop y la Alianza Mesoamericana de Pueblos y Bosques (AMPB), asistíamos ahora extasiados frente a la rica biodiversidad y al cabo de unos 30 minutos, casi a las 11:30 de la mañana, habíamos pasado el desvío hacia Uaxactún, otra ciudad maya que fue dominada por el reino de Tikal, hasta llegar al complejo de las Pirámides Gemelas.

Bajo la conducción de la arqueóloga y guía turística, Korina Castellanos, contratada por Acofop y que labora en el oficial Consejo Nacional de Á reas Protegidas (Conap), cada vez más nos impresionaban sus conocimientos al dedillo sobre la historia, evolución y ocaso de la cultura maya, cuyos ancestros fueron los olmecas y fueron influenciados por el reino de Teotihuacán.

En el grupo de las Pirámides Gemelas, una de las cuales yace cubierta por vegetación, igual que cientos de estructuras a lo largo de la misteriosa ruta del mundo maya, porque no se dispone de fondos para restaurarla y darle mantenimiento, hay nueve estelas

EN LA PLAZA MAYOR
“Ese número se repite porque los mayas creían que había nueve niveles del inframundo, al cual se entraba por el árbol de ceiba que era sagrado para ellos”, nos explicó Castellanos y luego de ilustrarnos sobre el significado de los más de 500 glifos de la escritura maya en las estelas, a manera de “propaganda” de los reyes, llegamos a la magnífica Plaza Mayor.

La Acrópolis Norte, al lado del Templo 1, que consta de varios palacios construidos por diferentes soberanos.

Para esa hora eran casi la 1:00 de la tarde y sudorosos, pero muy motivados, nos paramos a descansar bajo una ceiba y sobre la grama verde que parece alfombra, extasiados en la Plaza Central, donde se erigen majestuosos dos templos piramidales, el 1 o Templo del Gran Jaguar y el 2 o de las Máscaras.

Allí estábamos junto a los comunicadores Helle Jeppesen, una renombrada danesa del servicio de televisión y “online” de la “Deutsche Welle”, la Radiodifusión internacional de Alemania; Carmen Quintela, una bella periodista de Galicia, España, que hace una pasantía en el guatemalteco diario El Periódico y la dulce Alicia Zamora, periodista nicaragüense de la AMPB, con sede en Managua.

Una de las sorpresas más gratas e ilustrativas fue el acompañamiento de la guatemalteca Iliana Monterroso, nuestra facilitadora de la Coalición Iniciativa para los Derechos y los Recursos (RRI), bióloga por la estadounidense Universidad John Brown, con maestría en Economía Ecológica y Gestión Ambiental y que participa en el doctorado en Ciencias Ambientales de la Universidad Autónoma de Barcelona (España).

El apoyo de Monterroso, quien participa como investigadora asociada en el Área de Población, Ambiente y Desarrollo Rural de la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales (Flacso-Guatemala), fue de suma importancia para contextualizar el tema de la forestería comunitaria, ya que su trabajo de investigación se ha concentrado en las tierras bajas del norte de Guatemala, incluyendo Petén e Izabal.

Completaban el grupo Fabiano Maisonnave, periodista cosmopolita del diario la “Folha de Sao Paulo”; Luis Muñoz, vicepresidente editorial y columnista de La República de Costa Rica; los nicaragüenses Gilberto Artola y José Garth Medina, ambos corresponsales para la región Atlántica de su país de los diarios Nuevo Diario y La Prensa, respectivamente; Fabio Víquez, consultor costarricense de la AMPB y la UICN, y este redactor por LA TRIBUNA de Honduras.

Estando en la Plaza Mayor, flanqueada también por la Acrópolis Central y su complejo de palacios y la Acrópolis Norte, uno de los conjuntos arquitectónicos más estudiados, nuestra guía, Korina Castellanos, nos hizo imaginarnos como habrían sido los tiempos de esplendor de Tikal, solo superada en grandiosidad por El Mirador, que se cree fue la cuna maya, y El Tintal.

El Mirador es una ciudad del préclasico tardío maya, situada en la cuenca del Mirador, Petén, Guatemala que data del 600 antes de Cristo, parcialmente abandonada en el 150 después de Cristo, posteriormente reocupada y finalmente abandonada en el siglo IX d. de C.

CONTINUA....

Fonte: http://www.latribuna.hn/2013/10/13/gran-ciudad-estado-de-tikal-influencio-a-copan-desde-sus-albores/ (13/10/2013)

Nenhum comentário:

Postar um comentário