quarta-feira, 5 de fevereiro de 2014

El gran potencial de El Mirador

Foto: Richard Hansen, en la pirámide La Danta

POR JUAN MANUEL CASTILLO ZAMORA

Han pasado 81 años desde que los arqueólogos estadounidenses Karl Ruppert y John Deninson Jr. reportaron por primera vez la existencia de El Mirador, sitio arqueológico del Preclásico tardío que data del año 600 a. C., en el norte de Petén.

No obstante su riqueza, el sitio es aún poco visitado, por su difícil acceso. Cifras del Instituto de Antropología e Historia (Idaeh) reportan el ingreso de mil 417 personas en el 2012 —cifras del 2013 aún no están disponibles—. La pregunta es ¿cómo explotar de una manera sostenible los sitios arqueológicos del país? Algo a lo cual los arqueólogos Richard Hansen, director del Proyecto Cuenca Mirador, y Tomás Barrientos, director del Departamento de Arqueología de la Universidad del Valle de Guatemala, propondrán opciones durante el I Congreso de Turismo Nacional Arqueológico, que se celebrará el 7 de febrero, en Antigua Guatemala.

Visión sostenible
El sueño de Hansen es que El Mirador sea un gancho turístico, generador de beneficios para toda la región. “Es la cuna de la civilización maya, y eso atrae”, afirma.

Actualmente hay dos formas de llegar: por medio de helicóptero o en un viaje terrestre de 64 kilómetros por la selva petenera, a pie o a lomo de mula, que supone dos días de ida y dos de regreso. Se parte desde Carmelita, comunidad a tres horas en carretera vecinal desde la cabecera, Flores.

La opción planteada por Hansen es la construcción de un pequeño tren a base de propano, con capacidad de transportar a unos cien turistas, que tardaría unas seis horas de Carmelita a El Mirador.

La idea no es nueva. En julio del 2008, el Gobierno presentó el proyecto Cuatro Balam, con la idea de unir varios sitios arqueológicos en Petén, incluidos Tikal y El Mirador, mediante un tren eléctrico.

“Hay inversionistas extranjeros y nacionales interesados en poner en marcha el tren”, dice Hansen.

El proyecto costaría unos US$8 millones, pero sus beneficios alcanzarían a la población, además no sería invasivo con la Biosfera Maya, ya que el tren tendría solo un metro de ancho y 15 de largo, con un diseño panorámico. “Se harían paradas en hospedajes y lugares de comida, lo cual alimentaría la industria turística”, añade.

Claudia Rosales, directora ejecutiva de la organización Pacunam, que lleva a cabo una investigación en el área, ve otras formas de facilitar el acceso.

“Desconozco el proyecto del tren, aunque lo he escuchado, ya que es un tema que viene desde hace algunos años”, asegura.

“Creemos que una buena manera de agilizar el acceso a El Mirador es por medio del senderismo, la colocación de puentes y campamentos con infraestructura turística mínima”, expone.

Primer encuentro
Precisamente para proponer y analizar ideas para un despegue del turismo en esta región del país se celebra el I Congreso de Turismo Nacional Arqueológico.

“El evento será de gran utilidad para las agencias de viaje, guías turísticos, hoteleros e inversionistas. Tendrán las herramientas necesarias para vender mejor los destinos arqueológicos, asegurar su conservación y aprovechar en forma sostenible la riqueza natural”, dice Rosendo Morales, promotor del evento.

“No es solo cuestión de publicidad, sino de infraestructura y servicios en los sitios”, agrega.

Morales cita un ejemplo: “En Yaxhá podrían ingresar hasta 50 mil visitantes por año —el Idaeh registró en el 2012 a 27 mil 212 visitantes—, lo que representaría unos Q4 millones solo por entradas. Si a ello se le agrega transporte, alimentación, venta de artesanías y hospedaje, los ingresos podrían alcanzar hasta los Q17 millones anuales”, dijo.

“A través del turismo, bien enfocado, se puede combatir la pobreza, crear empleo, aumentar la inversión local y proteger el patrimonio natural y cultural”, agrega Hansen.
El arqueólogo Tomás Barrientos añade que actualmente el turismo arqueológico en Petén gira alrededor de Yaxhá y Tikal, donde ingresaron 157 mil 563 personas, en el 2012, pero Petén tiene al menos mil sitios arqueológicos. “Deberían explotarse por lo menos entre 10 y 15 sitios”, expone.

Sin embargo, no existen condiciones mínimas para recibir visitantes, solo hay ingreso por entradas y esto únicamente se invierte en sueldos. No se aprovecha todo el potencial ni hay mejoras. La inversión en mantenimiento, museografía y posicionamiento de los destinos es muy pobre, y con ello la experiencia del turista no genera un efecto multiplicador.

Respecto del desarrollo de El Mirador, Barrientos opina que debe ir acompañado de esfuerzos de protección. “La actividad turística no debe poner en riesgo la Biosfera Maya”, enfatiza. Agrega que mejorar los servicios básicos en los sitios arqueológicos del país sería posible mediante alianzas público privadas, ya que el Estado por sí solo no tiene la capacidad.

POTENCIAL TURÍSTICO
Según el Idaeh, en el 2012, unas 190 mil personas visitaron 16 sitios arqueológicos en Petén.

Del total de visitantes, 156 mil 563 eligieron Tikal, 27 mil 212 se inclinaron por Yaxhá y el resto se dividió entre los demás sitios.

El Mirador tiene una gran riqueza, pero aún está en exploración. Tiene el complejo de edificios más grande de la civilización maya, todavía en fase de descubrimiento. Se proponen nuevas estrategias para convertir el sitio en un destino más visitado, que genere ingresos para las comunidades cercanas.

El I Congreso de Turismo Nacional Arqueológico será el 7 de febrero en el Hotel Posada Don Rodrigo, en Antigua Guatemala Inscripción, Q100. Más información en eventosantiguaguatemala.com (sin guiones), teléfono 4997-8188.
1 mil 417 visitantes recibió El Mirador durante el 2012.
157 mil ersonas visitaron Tikal, según datos del Idaeh.

Expositores
Richard Hansen, director del Proyecto Cuenca Mirador, expondrá su visionario plan de un tren ecológico.

Tomás Barrientos, director del proyecto arqueológico La Corona, aportará sus conocimientos.

Fonte: http://www.prensalibre.com/cultura/gran-potencial-Mirador_0_1078692175.html (04/02/2014)

Nenhum comentário:

Postar um comentário