quarta-feira, 6 de janeiro de 2016

Salvan tesoros en 3D

Foto: Varios cráneos se han encontrado en el fondo del cenote, pero no han sido movidos de su lugar.

Piezas de ofrendas encontradas en cenotes de la Península de Yucatán comenzaron a imprimirse en tercera dimensión

México, D. F. - Piezas de ofrendas encontradas en cenotes de la Península de Yucatán comenzaron a imprimirse en tercera dimensión.

El trabajo del explorador Guillermo de Anda, con el apoyo de Corey Jaskolski, ingeniero de la National Geographic Society, busca preservar las piezas para poder estudiar su contexto histórico en la superficie sin tener que extraerlas.

En el largo plazo, De Anda buscará utilizarlas para recrear en la superficie las cuevas subacuáticas en algún museo, para acercar la experiencia de conocimiento a todo el público.

Los cenotes han sido reconocidos por especialistas como sitios de culto religioso para los antiguos mayas y para los arqueólogos, cada ofrenda está relacionada con un periodo específico de la historia.

De Anda, doctor en Estudios Mesoamericanos, precisó que por el momento la ofrenda del cenote Holtún está prácticamente trabajada en 3D y ya se tiene la réplica de un cráneo de mil 200 años, mientras que las piezas originales siguen en el sitio sin ser perturbadas.

Para ello, Corey Jaskolski desarrolló una cámara sumergible conectada a un software que además de amplificar las imágenes, mide cada objeto, organiza los datos y permite que, una vez en la superficie, los datos puedan ser procesados y recrear el cenote.

Alta tecnología
El especialista utiliza una impresora tridimensional con una combinación de plásticos que le ha permitido replicar el cráneo y con la que piensa también recrear las piezas de cerámica y, prácticamente, cada pieza en el cenote.

"Empezamos en Holtún porque desde hace tiempo hemos tomado fotografía subacuática de la zona y es un sitio muy sensible que no ha sido perturbado, por lo que vale mucho la pena preservar”, indicó De Anda.

Varias de las ofrendas encontradas en la zona de la Península fueron colocadas en la zona cuando las cuevas no estaban inundadas y algunas de ellas, por ejemplo, fueron parte de rituales de petición de lluvia para el dios Chaac.

"Desde hace tiempo buscábamos una manera de tener imágenes no sólo de altísima resolución, sino que nos sirvieran para documentar mejor el contexto arqueológico”, explicó el especialista en entrevista vía telefónica.

"Este es un trabajo interminable y sabemos que los presupuestos son altos. Para hacer el mismo trabajo en unos 10 cenotes necesitaríamos unos 50 mil dólares más o menos; el tiempo es variable pues depende de la complejidad del sitio”, añadió De Anda.

Fonte: http://www.elvigia.net/cultura/2016/1/4/salvan-tesoros-222347.html (04/01/2016)

Nenhum comentário:

Postar um comentário