sexta-feira, 7 de setembro de 2012

INAH restaura sitios prehispánicos de Michoacán

El Instituto confirma que fueron sometidas a labores de conservación las zonas de Tzintzuntzan, Ihuatzio, Tingambato, Huandacareo y Tres Cerritos

MÉXICO | Agencia EL UNIVERSAL | El Universal

Conservación. Tzintzuntzan fue uno de los sitios arquológicos que recibión mayor atención de parte de los expertos delo INAH. (Foto: Especial / INAH )

Con una inversión de 10 millones de pesos, el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) aplica desde hace dos años un proyecto especial para la investigación y conservación en los sitios prehispánicos de Tzintzuntzan, Ihuatzio, Tingambato, Huandacareo y Tres Cerritos, en Michoacán.

A través de este programa se ha mejorado sustancialmente la imagen de esos sitios, y se ha impulsado la investigación arqueológica, restauración y conservación de sus monumentos, así como la ampliación de las áreas de visita para el público, informa un comunicado del INAH.

Agrega que la iniciativa, denominada Proyecto Especial Michoacán, incluye además la actualización de la señalización al interior de dichas zonas arqueológicas, que desde hace más de 10 años no se atendía, a la par de dar solución a factores que deterioraban las antiguas edificaciones y alteraban la visual del entorno.

Este proyecto elaborado por la Coordinación Nacional de Arqueología, y aprobado por el Consejo de Arqueología del INAH, es encabezado por la arqueóloga Olga Landa, quien detalló que el objetivo general del proyecto es la atención integral de los sitios y darles mantenimiento.

Mencionó que la prioridad del proyecto especial, ha sido la investigación arqueológica, para recuperar datos de sectores de los sitios que carecían de información y tenían potencial para ser abiertos al público, por tratarse de espacios de interés de cada una de las antiguas ciudades.

Abundó que se realizan trabajos de conservación y restauración, tanto en los monumentos abiertos al público con anterioridad, como en los excavados en 2011; las tareas han consistido en limpieza y consolidación de elementos arquitectónicos, con el objetivo de lograr su estabilización y los materiales utilizados para estas tareas han sido los tradicionales, como cal de piedra, baba de nopal, arena cernida y tierras de la región.
Entre los edificios intervenidos en Tzintzuntzan, está la Yácata II, que era de las construcciones que requerían intervenciones mayores para su conservación; y la escalinata de acceso a la gran plataforma del mismo sitio que acaba de ser liberada. También se restauró el derrumbe de un fragmento de un muro, de unos 70 metros cuadrados, de la gran plataforma que había sido dañado por las lluvias de 2010.
En Tingambato se mantienen tratamientos de conservación a espacios arquitectónicos explorados el año pasado.

En tanto que en Huandacareo y Tres Cerritos se realizó un diagnóstico de deterioros en monumentos restaurados con cemento en la década de los años 70. En este caso se sustituyeron las juntas de dicho mortero por otras hechas con materiales tradicionales.

Olga Landa explicó que los trabajos en los cinco sitios comenzaron con una limpieza general de maleza, tanto en las áreas abiertas al público, como en las que aún están cerradas a la visita; en la Zona Arqueológica de Tzintzuntzan, que es la más grande y visitada del estado, se desyerbaron más de 10 hectáreas, con personal contratado de la comunidad, en un trabajo que llevó dos meses, para retirar el exceso de vegetación que el área restringida al público pasaba del metro de altura.

El Proyecto Especial Michoacán también incluye el desarrollo de una nueva señalética para los cinco sitios, en sustitución de la hecha hace 10 años que ya era necesario actualizar, "estamos trabajando para dejarla instalada en 2012; también se dotará a Tzintzuntzan de una nueva Unidad de Servicios, en tanto que es la zona arqueológica más visitada del estado, y era necesario renovarla".

Landa comentó que los resultados de las investigaciones llevadas a cabo a partir de abril de 2011 y en 2012, se reúnen en informes que una vez aprobados por el Consejo de Arqueología, quedará en el Archivo Técnico de la Coordinación Nacional de Arqueología para ser consultados por los estudiosos de la región.

Fonte: http://www.eluniversal.com.mx/notas/868876.html (06/09/2012)

Nenhum comentário:

Postar um comentário