terça-feira, 21 de junho de 2011

Mantienen peruanos vivo legado de la científica alemana María Reiche

Se cumplen 13 años sin "la princesa de la Pampa"

México,- Con una ceremonia cívica y un desfile de honor, la provincia peruana de Nasca recordó a la científica alemana María Reiche Neumann, quien con sus estudios en medición e interpretación en la Pampa de esta entidad descubrió todos los dibujos y líneas del pasado arqueológico de esta nación.

La también llamada "dama de las Pampas de Nasca", quien este 8 de junio cumple 13 años de muerta, fue objeto de este homenaje en días pasados por parte de la municipalidad provincial, con una ceremonia cívica celebrada en la Plaza de armas y una sesión solemne en el auditorio municipal, donde se habló del legado histórico cultural que dejó para esta región y para toda la humanidad.

Nacida el 15 de mayo de 1903 en Dresde, Alemania, María Reiche estudió matemáticas, geografía, física, pedagogía y arqueoastronomía en el Technisch Holchschule (Hamburgo).

De acuerdo con sus biógrafos, la "princesa de la Pampa" llegó a Perú en 1932 para trabajar como institutriz de los hijos del cónsul alemán en Cusco.

Dos años después de haber terminado su contrato en Cusco, decidió permanecer haciendo traducciones. En 1938 trabajó en el Museo Nacional donde conoció a Julio C. Tello, "Padre de la arqueología peruana", con quien trabajó como traductora y asistente en la conservación de fardos funerarios descubiertos por el investigador.

Al conocer al doctor Paul Kosok, en 1939, durante un congreso internacional, Reiche lo apoyó como traductora y posteriormente trabajó con él en las Pampas de Nasca.

Desde entonces y durante 50 años, la investigadora dedicó su vida por completo al estudio de las líneas y figuras en el Gran Tablero de las Pampas de Nasca, bajo la óptica matemática.

Maria Reiche fue una de las investigadoras que planteó que las líneas de Nasca representaban el calendario más grande del mundo.

Dedicó toda su vida al estudio, a las medidas y orientaciones de los geoglifos estableciendo una relación entre ellos y la posición con respecto a los astros.

Demostró, asimismo, que los pobladores de Nasca habían utilizado esta área astronómica para conocer cuándo empezaba cada estación, cuál era la mejor época para cosechar y cuándo se iniciaban la lluvias.

Al respecto, la arqueóloga e investigadora señalaba que mientras realizaba sus trabajos fue aprendiendo mucho acerca de la cultura andina, en especial la nasquence, la pasada y la presente.

"Conocerla y valorarla se convierte en una ventaja importante para quien pretende develar el secreto de las Pampas. La gente aquí es muy buena observadora de la tierra y del firmamento.

"Y no sólo se trata de la historia de este pueblo, sino también de su idiosincrasia y su filosofía de la vida, sus inquietudes y sus limitaciones, su lucha contra la naturaleza adversa y sus logros, la armonía en su arte y su dedicación a la ciencia y la ingeniería", expresaba la investigadora.

En ese sentido advirtió: "yo no creo que sea posible iniciar un estudio serio de las figuras y líneas de la Pampa si no se cuenta con esta vivencia enriquecedora, conjugada con la experiencia científica que despierta en el investigador otros intereses que le otorgan una ventaja innegable".

De la observación de estos dibujos, añadió, se puede llegar a las más variadas especulaciones. De hecho ha sido así.

"Creo también que limitar su estudio al aspecto arqueológico sería establecer parámetros innecesarios a un documento del pasado que podría darnos una visión más amplia y distinta del desarrollo de una cultura importante como Nasca y de un pueblo de una inteligencia superior en mi concepto", anotó.

Por el contrario, dijo, desconocer su aptitud especial para dominar el espacio y el tiempo "nos ubicaría en el campo del prejuicio".

Los Nasca podían insertarse en el curso de la astronomía, podían ver los movimientos de los cuerpos celestes y saber exactamente cuándo comenzar con los sembríos y cuando cosechar, concluyó la alemana.

Los resultados y conclusiones a los que llegó Reiche se basaron siempre en la observación, en la medición y en el registro minucioso de todas las líneas y figuras. Descubrió de todas las líneas completadas con su hipótesis de trabajo que racionalmente no escapan al rigor científico pero que, en todo caso, contienen una dosis de intuición como resultado de la larga y continuada convivencia con los habitantes de Nasca.

Su estudio concluye que la existencia de las figuras demuestra que los habitantes de la costa peruana habían alcanzado un nivel cultural insospechado.

El proceso de planear y convertir una escala a otra necesita de una mente capaz de formar conceptos abstractos y de una facultad de razonar, que debe haberse encontrado en por lo menos una parte de la población y que no podría esperarse de un pueblo primitivo.

"Tenemos que dejar a un lado por el momento el estudio de aquellos elementos que constituyen la esencia del arte primitivo, es decir, totemismo, religión y magia, ritos y ceremonias.

"Debo decir que esa gente, con gran inteligencia y visión estudió su ambiente y encontró un sitio que la naturaleza parece haber preparado para servir como un inmenso tablero en el cual pudieron trazar enormes dibujos que hasta ahora no se han borrado", expuso.

Las actuales variaciones climáticas en la zona y el turismo descontrolado, subrayó, han dado como resultado que muchas marcas hayan sido destruidas. Aún falta mucho por hacer antes que el significado de cada marca sea explicado y esto será imposible si el desierto es dañado o destruido, recordó.

Su trabajo en esta región le mereció diversos reconocimientos, entre ellos la Condecoración de la Presidencia de la República en el grado de "Comendador" (1977), y la Condecoración con la Orden de "Gran Oficial" de manos del Presidente del Congreso de la República (1981).

Otros premios fueron Las Palmas Magisteriales en el grado de "Amauta", otorgado por el Ministerio de Educación (1986); La Orden en la clase de "Gran Contralor" otorgado por la Contraloría General de la República (1990), así como La Orden del Sol en el grado de Gran Cruz, la condecoración más grande de la República del Perú.

Recibió también La Orden al Mérito "Gran Cruz" (póstumo), por el Presidente del Consejo de Ministros, Javier Valle Riestra (1998); La Cruz Federal al Mérito primera clase de la República Federal de Alemania (1983) y La Orden de los sabios de los Incas.

Obtuvo también el título de Doctor Honorario de la universidad peruana de San Marcos, cinco doctorados Honoris Causa, además del de Ica (1983).

Entre las obras literarias de Reiche, quien murió el 8 de junio de 1998, destacan "Los dibujos gigantescos en el suelo de las Pampas de Nasca y Palpa.

Descripción y ensayo de interpretación"; "Geoglifos prehistóricos en el Perú"; "Secreto de la Pampa"; "El pájaro Anunciador del Inti Raymi" y "Contribuciones a la Geometría y la Astronomía en el Antiguo Perú", entre otros.

Fonte: http://sdpnoticias.com/nota/89168/Mantienen_peruanos_vivo_legado_de_la_cientifica_alemana_Maria_Reiche (07/06/2011)

Nenhum comentário:

Postar um comentário