sábado, 27 de agosto de 2011

Coloquio sobre la guerra en el México Antiguo

Cacaxtla, mural con guerrero. Foto: Especial

Se analizan las actividades militares en las civilizaciones mesoamericanas.

La producción, control y distribución del armamento, las tácticas y estrategias de una guerra, además de su arquitectura militar, son algunos de los temas tratados durante el sexto Coloquio de Arqueología titulado Guerreros y fortalezas. La guerra en el México Antiguo, inaugurado el lunes en el Museo del Templo Mayor.

Se trata de un foro académico, que concluirá el viernes, donde se analizará la importancia de la actividad militar entre las civilizaciones mesoamericanas como medio para el desarrollo económico, político y territorial, aseguró el arqueólogo Blas Castellón, titular de la Dirección de Estudios Arqueológicos (DEA).

Organizado por el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), este encuentro estará integrado por 25 ponencias, en las que especialistas abordarán el tema de la guerra desde distintos puntos de vista, entre ellos el arqueológico, etnográfico, histórico o religioso, a fin de plantear investigaciones originales que aporten algo nuevo a este tema.

De acuerdo con María Teresa García, de la Coordinación Nacional de Arqueología, en esta ocasión el coloquio está dedicado a la guerra, por ser una práctica que estuvo presente como expresión cultural en gran parte de las sociedades antiguas, como la teotihuacana, maya y mexica, tal como lo atestiguan pinturas murales, como las de Bonampak, Chiapas, y Cacaxtla, Tlaxcala, o las armas y fortificaciones.

Entre las investigaciones que se presentarán en el foro destaca la del arqueólogo Alejandro Pastrana Cruz, de la DEA, quien abordará, el miércoles, la producción de armas prehispánicas.

Durante su sesión abundará sobre el control y la distribución de la obsidiana verde entre los mexicas, material que fue utilizado como instrumento para la elaboración de las armas, y de otras piezas con bordes filosos que iban incrustadas en artefactos bélicos.

En este sentido, también se presentarán otras ponencias donde se hablará sobre el uso de algunas armas prehispánicas como el macuahuitl, que en náhuatl significa “garra de águila”, la cual era una espada de madera que en ambos lados llevaba incrustadas navajas de obsidiana.

Dicho artefacto, dicen los expertos, fue utilizado por los mexicas como arma ofensiva, según lo establecen las ilustraciones de los códices Mendocino y Xicotepec. Cabe señalar que fragmentos de este tipo de objetos se conservan en el Museo Nacional de Antropología (MNA).

Se expondrán estudios relacionados con las estrategias militares prehispánicas, como el trabajo “La organización militar en las tierras bajas septentrionales mayas hacia el posclásico tardío”, a cargo del arqueólogo Eduardo A. Tejeda, de la ENAH.

Fonte: http://impreso.milenio.com/node/9014288 (24/08/2011)

Nenhum comentário:

Postar um comentário