domingo, 7 de agosto de 2011

Un paseo por otra América

El Museo Felipe Orlando de Benalmádena posee una colección de más de 700 piezas de México, Nicaragua, Ecuador, Costa Rica y Perú.

NURIA ALONSO / BENALMÁDENA

Es un museo diferente, único en Andalucía, y se ha convertido en unos de los principales reclamos culturales de Benalmádena. Se trata del Museo de Arte Precolombino Felipe Orlando, un centro que alberga una de las colecciones más importantes de este tipo de arte de toda España. Por sus puertas pasan cada día decenas de aficionados a la historia.

En 1970 se inauguró esta sala gracias a una donación que Felipe Orlando, un afamado pintor, antropólogo y escritor que "regaló" parte de su colección privada a Benalmádena, municipio en el que pasó la última etapa de su vida. De hecho, según comenta su viuda, Marina Lara, que actualmente también trabaja en el museo, Felipe donó las piezas con la condición de que se montara un museo y se le cediese el uso de una vivienda mientras viviera, una casa que estaba situada justo en la parte alta del inmueble.

"Felipe era parte de la familia, no se le consideraba un extranjero en el pueblo, era uno más", explica su viuda. El artista fue director-conservador del museo hasta su muerte en 2001, fecha en la que el recinto se cerró para someterlo a una amplia remodelación, y así, volvió a abrir sus puertas cuatro años después.

El museo cuenta con una amplia colección de piezas, más de 700, procedentes de México, Nicaragua, Ecuador, Costa Rica y Perú, que tienen una antigüedad que abarca desde el 3.200 a.C. hasta el 1500 d. C. Así, para facilitar el viaje en el tiempo que realizan los visitantes, la colección precolombina se ha dividido en tres grandes zonas; Mesoamérica, Área Intermedia y los Andes Centrales o Antiguo Perú. Entre las piezas arqueológicas más llamativas destaca la colección de las llamadas Mujeres Bonitas, probablemente mujeres embarazadas que simbolizaban la fertilidad. "Con motivo del centenario del nacimiento de Felipe, su hijo acaba de donar otra figura de mujer que se expondrá próximamente", adelanta Victoria Sabino, oficial sociocultural del centro.

La parte peruana procede de un préstamo realizado en 1982 por la coleccionista Edna Koning en la que se cuenta con una serie de cerámicas bastante llamativas. Además, también hay expuestas figuras femeninas, esta vez mucho más esquemáticas, que siempre han aparecido enterradas y con las extremidades rotas, por lo que también se cree que es un tributo a la fertilidad.

Pero las paredes de este inmueble esconden mucho más. La muestra se completa con una colección de piezas arqueológicas de Benalmádena, entre las que se pueden contemplar desde restos prehistóricos hasta de la época romana. Entre los objetos hay pulseras neolíticas encontradas en la Cueva de los Botijos y la Zorrera, unos brazaletes de piedra que se encuentran en buen estado de conservación. Y como no podía ser de otra forma, y coincidiendo con el cuarenta aniversario de la apertura del museo que tuvo lugar el año pasado, también hay una colección de objetos personales y fotografías de su impulsor. "Esta exhibición completa la muestra porque acerca al público a la figura de Felipe. Para dar una idea de su importancia en Cuba, por ejemplo, se celebra este año el centenario de su nacimiento con una exposición de sus pinturas", añade Lara.

El próximo objetivo marcado es incluir el centro en el Registro Andaluz de Museos y conseguir de esta forma su total regularización. Al respecto, el consejero de Cultura de la Junta de Andalucía, Paulino Plata, anunció hace unos días que se intentarán agilizar los trámites, todo para que este centro forme parte del mapa museístico de la comunidad y que así pueda acceder a ayudas económicas.

Fonte: http://www.malagahoy.es/article/ocio/1037842/paseo/por/otra/america.html (07/08/2011)

Nenhum comentário:

Postar um comentário