sábado, 20 de agosto de 2011

Monte Albán acoge a discapacitados

Redacción

Con la reciente instalación de un elevador solar y una rampa de acceso a la plaza principal, que permiten el libre desplazamiento de personas con discapacidad, la Zona Arqueológica de Monte Albán, en Oaxaca, se coloca como el único sitio prehispánico del país con infraestructura para este tipo de público, y un modelo a seguir para otros lugares afines.

A lo anterior se suma la instalación de una planta de tratamiento de aguas residuales, como parte de las acciones en materia de sustentabilidad, contenidas en el Plan de Manejo de ese lugar precolombino, documento rector formulado a lo largo de 15 años por el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH-Conaculta).

De acuerdo con Miguel Ángel Cruz González, director de la Zona Arqueológica de Monte Albán, el primer plan de manejo para un lugar de esta naturaleza en México se originó en este sitio de la región de los Valles Centrales, el cual se comenzó a conformar en 1998; su primera etapa de aplicación se realizó de ese año a 2005, y actualmente se lleva a cabo la segunda fase, la cual se efectúa desde 2005 y está proyectada hacia 2015.

El Plan de Manejo de Monte Albán, creado y gestionado por Nelly Robles García —presidenta del Consejo de Arqueología del INAH—, se ejecuta con apoyo del Gobierno del Estado de Oaxaca, de las comunidades aledañas y de autoridades municipales de Santa Cruz Xoxocotlán, Santa María Atzompa, San Pedro Ixtlahuaca y Oaxaca de Juárez, entre otras.

“Se trata de un documento rector donde se establecen las estrategias a realizar en los diferentes años de aplicación; es un plan de suma importancia porque a partir de él se puede garantizar la conservación y la propia administración del sitio. Éste constituye la primera experiencia práctica para el manejo de un sitio arqueológico monumental”, abundó Cruz González.

Entre las acciones establecidas en el plan de manejo y que ya se llevan a cabo, están el mantenimiento integral del sitio, la mejora de infraestructura y de áreas de servicios al visitante, colocación de señalización, reforestación de espacios aledaños, cursos de capacitación, prevención de desastres, delimitación de áreas en proceso de investigación y restauración, difusión, entre otras actividades.

Por ello, indicó el arqueólogo, el Plan de Manejo de Monte Albán se ha convertido en un modelo, desde hace por lo menos tres años, para otras zonas prehispánicas del país, como Teotihuacan, Xochicalco y Palenque.

Como parte de las labores desarrolladas en materia de accesibilidad en esta zona arqueológica de Oaxaca, Cruz González explicó que desde 2001 se establecieron los mecanismos para dar acceso a personas con discapacidad; resultado de ello, recientemente se logró la colocación de un elevador que funciona con energía solar, en la esquina oriente de la Plataforma Norte (contiguo al área conocida como El Laurel), así como la instalación de una rampa complementaria de acceso a la Plaza Principal del sitio precolombino.

Su funcionamiento, dijo el director de la Zona Arqueológica de Monte Albán, es posible a través de celdas solares que permiten que día con día se carguen las baterías que se encuentran en la parte baja del ascensor, de esta manera el motor es alimentado y provoca que la góndola suba y baje a las personas que así lo necesiten. A corto plazo, anunció, se pretende colocar más rampas de acceso y la instalación de medios de lectura, tanto en la zona arqueológica como en el Museo de Sitio, para facilitar la visita de las personas con discapacidad visual.

Asimismo, añadió Miguel Ángel Cruz, para los meses próximos se tiene programada la continuidad de la delimitación del polígono de la zona arqueológica, mediante el cercado de otros siete kilómetros, en un área ubicada en el municipio Santa Cruz Xoxocotlán.

“De los casi 38 kilómetros que abarca la poligonal, en 2001 se colocaron 27 kilómetros de malla ciclónica, que abarcan los territorios de Oaxaca de Juárez y Santa Maria Atzompa, y representan casi 80% del terreno total; con la colocación de otros siete kilómetros, el área quedará delimitada casi en su totalidad”, indicó el arqueólogo.

Por otra parte, el director de la Zona Arqueológica de Monte Albán refirió que “en los 13 años de trabajo, entre el cúmulo de labores destaca también la siembra de 10 mil plantas nativas en áreas aledañas a la urbe prehispánica, realizada en 2009; y el combate de un incendio ocurrido ese mismo año, que no causó daños al patrimonio cultural gracias a la capacitación del personal, contemplada en el plan de manejo.

“Monte Albán es un modelo del manejo de recursos culturales y naturales, y en este sentido, en lo que toca al medio ambiente, este sitio fue dotado con una planta de tratamiento de aguas residuales, para aprovechar los desechos producidos por las áreas de servicios de la zona arqueológica; una gran parte se usa en riego de áreas verdes, llenado de pipas, así como lavado de pisos y calles”.

De acuerdo con el arqueólogo Cruz González, dicho equipo fue dotado por el INAH a finales de 2010, a través de sus diferentes instancias, como la Dirección General, las coordinaciones nacionales de Asuntos Jurídicos, de Obras y Proyectos, de Recursos Materiales, y las autoridades del sitio arqueológico. Especialistas del Instituto Politécnico Nacional se encargaron de la instalación y brindan la asesoría técnica para su adecuado funcionamiento.

“Con el Plan de Manejo de Monte Albán se ejecutan acciones de conservación, investigación, restauración de bienes muebles e inmuebles, y de manera primordial la difusión de tan importantes labores a nivel local, nacional e internacional”, concluyó el director de la zona arqueológica.

Fonte: http://eleconomista.com.mx/entretenimiento/2011/08/18/monte-alban-acoge-discapacitados (18/08/2011)

Nenhum comentário:

Postar um comentário