quarta-feira, 12 de março de 2014

Xochicalco, místico y maravilloso


El Estado de Morelos acoge esta zona arqueológica, decalarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1999

GUADALAJARA, JALISCO .- La zona arqueológica de Xochicalco o “La casa de las flores” en nahuátl, está ubicada a unos 38 kilómetros de Cuernava; es un sitio lleno de misterios, historia, tradición, rodeado de bellezas arquitectónicas y naturales, que ofrece a sus visitantes no sólo una vista impresionante, sino también la posibilidad de ponerse en contacto con sus antepasados.

Ciudad prehispánica asentada sobre los cerros de la Malinche y la Bodega. Los fundadores acudieron a este místico lugar después de la caída de la gran Tenochtitlan, pues creían que ahí podrían defenderse y estarían a salvo de cualquier amenaza, además de sentirse atraídos por la hermosura del sitio. El camino hacia esta gran urbe está finamente empedrado, lo que transporta a los visitantes hacia la época (alrededor del año 700 d.C) en que los xochicalcas habitaron el lugar.

La zona ha sido construida a base de tradiciones, donde nuestros antepasados veneraron al dios Tláloc, así como también a la Serpiente Emplumada o Quetzalcóatl, a quienes les dedicaban ceremonias para que los bendijeran con lluvias, también para que cuidaran de sus animales y cultivos.

La grandeza de su arquitectura, así como también la sabiduría de la que gozaban sus habitantes, ha hecho que Xochicalco sea reconocido como el centro del Altiplano Mexicano durante el Periodo Epiclásico.

La zona arqueológica, declarada Patrimonio Cultural de la Humanidad por la UNESCO en 1999, resulta sorprendente debido a que sus edificios fueron construidos por los habitantes en menos de 200 años, mientras que otras grandes ciudades como Monte Albán, Teotihuacán o la misma Tenochtitlan, tardaron más tiempo en realizar.

La zona arqueológica está conformada por la Plaza Central, Gran Pirámide, Plaza Principal, el Palacio, Juego de Pelota Sur, Este y Norte, Pirámide de la Serpiente Emplumada, Acrópolis, el Templo de las Estelas y el Observatorio Astronómico, lugares llenos de misticismo que atrapan a los visitantes con sus misterios y muros llenos de historias que contar.

Los edificios básicos para disfrutar de una buena visita, son:

• Plaza de la Estela de los dos Glifos. Su nombre se debe a la estela ubicada en el centro del lugar, en el que se llevaban a cabo las actividades cívicas y ceremoniales. Posee una magnífica acústica, si se aplaude en el lugar, el sonido resuena como una guacamaya.

• Pirámide de Quetzalcóatl. Sin duda alguna, uno de los edificios más hermosos, es esta pirámide, que está dedicada a la Serpiente emplumada o Quetzalcóatl. Con sus impresionantes relieves de ocho enormes serpientes emplumadas, junto a caracoles, glifos calendáricos e incluso personajes mayas sentados, admirar esta belleza resulta una experiencia inigualable, y observar cuidadosamente la calidad artística.

• Acrópolis. El lugar donde habitaban los sacerdotes y gobernantes, está situado en la parte más alta de la zona. Sus patios poseen baños de vapor, que sólo los personajes con poder y jugadores de pelota podían disfrutar. Al estar en un sitio alto, ofrece una vista hermosa y detallada sobre las distintas secciones que conforman la ciudad.

• Juego de Pelota. Hay tres sitios para la práctica de este deporte ancestral, mediante el cual los jugadores emulaban a los dioses en una lucha cósmica. El juego consitía en pasar una pelota de caucho con las caderas, codos y asentaderas para que entrara por un aro, que ahora se encuentra en medio de la cancha, pero que originalmente estaba en la parte de arriba. Antes de comenzar el juego, los sacerdotes purificaban a los integrantes de los equipos en un baño de vapor. Los ganadores del encuentro, recibían como premio la decapitación, que no era mal vista por los jugadores, sino al contrario; creían que al tener esa muerte ascendían al plano de los dioses.

• Observatorio astronómico. Con el propósito de estudiar los movimientos de los astros, el observatorio es una cueva que cuenta con un orificio o chimenea en la parte más alta. De abril a agosto, la luz del Sol penetra en el lugar dibujando una especie de hexágono en el piso, a través del cual puede verse el movimiento del astro rey.

Un fenómeno capaz de sorprender a propios y extraños, es el que sucede cuando se coloca la mano en esa estela de luz que actúa como un sistema de rayos X, permitiendo ver una “radiografía” en la que se aprecia la carne, los huesos y el metacarpio de los dedos en el suelo de la cueva.

Este lugar era estudiado por sacerdotes y gobernantes, que además lo utilizaban para saber el inicio de la temporada agrícola.

Es uno de los observatorios mejor conservados del país, originalmente estaba recubierto con estupo y pintado de amarillo, rojo y negro.

• Pirámide de las Estelas. Sin lugar a dudas es el lugar con la mejor vista de todas. Se piensa que fue la residencia de un dignatario de alto rango. Al llegar a la parte alta, no sólo puede observarse la belleza natural que se ubica en el lugar, sino también las maravillas de los edificios. Justo aquí se encuentra un pequeño templo en que fueron encontradas tres estelas en las que están esculpidos los nombres de tres reyes de Xochicalco.

TOMA NOTA

Cómo llegar

Toma la Autopista del Sol hasta la caseta de Tequesquitengo y de allí vira a Alpuyeca, poblado al que también se llega por la carretera libre México-Acapulco. De Alpuyeca toma la carretera a Miacaltán y a ocho kilómetros estála desviación a la zona arqueológica; de allí se recorren cuatro kilómetros al sitio.

Fonte: http://www.informador.com.mx/suplementos/2014/514487/6/xochicalco-mistico-y-maravilloso.htm (23/02/2014)

Nenhum comentário:

Postar um comentário