segunda-feira, 20 de setembro de 2010

Reestructuran murallas que delimitan y protegen zona arqueológica con más decoraciones en Chan Chan

A sólo escasos metros de la restaurada muralla Chimú esta una de las amenazas más latentes del monumento de barro; las invasiones. Las tierras de cultivo aun en litigio han abarcado cada vez más el espacio monumental. El área declarada intangible en 1986, se ha reducido de 20 a 14.15 km2.

La reestructuración de murallas es una de las prioridades del Plan Maestro para la conservación y manejo de Chan Chan que realiza la Unidad Ejecutora 110, desde finales del 2006. Esta acción permite devolver la grandeza a la capital del antiguo reino del Chimor y además proteger la riqueza del interior de sus palacios, antes saqueados y destruidos.

Luego de 180 días, de constante labor arqueológica y de conservación, culminaron las tareas de reestructuración del conjunto amurallado Ñing-An en el Complejo Arqueológico de Chan Chan. Los trabajos en esta primera etapa, consistieron en la protección y recuperación de los muros perimetrales sur y parte del oeste. Se reestructuró lo equivalente a medio kilómetro de murallas.

“Si bien la delimitación teórica es otra, las reciente reestructuración de las murallas del conjunto Ñing An – ex palacio Velarde, actuaran como la delimitación física que protegerá una de las zonas con mayor riqueza iconográfica”. Señaló Cristóbal Campana.

Según los especialistas de la Unidad Ejecutora 110, la recuperación de los muros perimetrales brindan además una doble función; conservar tanto la parte externa del conjunto, así como las áreas interiores, en las cuales los chimúes nos han dejado impresionantes relieves que soñamos en algunos años exhibirlos al mundo.

En estas acciones de conservación participaron 160 personas, entre ingenieros, arqueólogos, arquitectos, técnicos en conservación, y asistentes especializados en monumentos de barro. El presupuesto asignado para esta obra asciende a un millón 500 mil nuevos soles.

Previo a la intervención de los especialistas, se hicieron trincheras arqueológicas con la finalidad de definir la arquitectura y particularidades de las murallas que actúan como cerco perimétrico de hasta 9 metros de altura, que protegen el interior del conjunto amurallado, donde existen decoraciones de incalculable valor cultural e histórico.

Imágenes sobre muros:
Al interior de este conjunto amurallado existen relieves cuya variedad morfológica es mayor frente a los otros conjuntos, la temática es compartida con los demás motivos de elementos y escenas marinas tales como peces (de muy variada especie), escenas de pesca, elementos naturales en proceso de antropomorfización (mochoco) y trabajos singulares como olas logradas en espacios en relieve y rehundidos, en donde las olas se definen a partir de pelícanos de tamaños muy pequeños que dan la impresión de trabajos en filigrana. A parte del mural complejo que algunos han bautizado como Burr, aunque éste fuera conocido anteriormente a la persona por la que se le dio el nombre a finales de 1800.

Cronología.
El conjunto amurallado es uno de los tres palacios construidos en el momento tardío de la cultura Chimú. El sitio estuvo dividido por un camino hecho en la época colonial y que destruyó parte del conjunto.

Ampliación de obra:
Los técnicos de la Unidad Ejecutora 110, ampliaran la meta. Aprovechando los saldos del presupuesto, generados por la optimización de los recursos, tanto de mano de obra como en insumos, se maximizan los recursos y se esta procediendo a proteger las cabeceras, implementar el sistema de drenaje de cabeceras, protección basal y el tarrajeo del muro oeste, que se restauró en el 2007. En total se ejecutarán 150 metros lineales de muro adicionales.

Fonte: http://www.primerapaginaperu.com/article/actualidad/nacional/5458/ (20/09/2010)

Nenhum comentário:

Postar um comentário