sábado, 10 de setembro de 2011

Nuevo libro sostiene que Tiwanaku fue el único imperio preinkaico andino

En la región andina hubieron dos imperios precolombinos: Tiwanaku e Inka. Tiwanaku fue un imperio entre los años 724 al 1187 (era una aldea desde el año 1580 a.C y se convirtió en Estado en el primer siglo de nuestra era), mientras que el Inka, fue imperio sólo menos de un siglo, desde el año 1438 hasta la Conquista en 1532.

Por definición, un imperio es un Estado que abarca un gran territorio e incorpora a cierto número de sociedades antes autónomas y culturalmente heterogéneas, dominándolas políticamente; concepto al que Tiwanaku se ajusta perfectamente. Como prueba de ello, hay cientos de sitios tiwanacotas que tachonan el área andina, desde la costa central del Perú hasta Antofagasta, en el norte de Chile, abarcando aproximadamente 600.000 kilómetros cuadrados.

Esa es la postura de la historiadora Patricia Montaño Durán, en su libro “El imperio de Tiwanaku”, editado por FUNDAPPAC y la Universidad Andina Simón Bolívar, que será presentado el miércoles 7 de septiembre a Hs. 19 en el Hotel Radisson.

Expansión
La expansión de Tiwanaku se produjo por medios pacíficos o por conquista bélica según cada caso. La colonización articuló áreas de menos complejidad o con más intercambio en zonas con largas historias locales, incluyendo las alianzas entre señores igualitarios para asegurar el acceso caravánico a fin de sostener a la élite civil y religiosa de la Ciudad Sagrada.

Si bien el intensivo intercambio comercial fue el eje de la expansión tiwanacota, éste produjo además una imposición política, cultural, religiosa e ideológica en las zonas dominadas. Se comercializaban productos que mejoraban la calidad de vida de los distintos pisos ecológicos, pero al mismo tiempo, se intercambiaban ideas, creencias, ceremonias y ritos Por ejemplo, del altiplano meridional y los yunka se llevaba hacia la costa: charqui, pieles, madera, llamas en pie, monos, pieles exóticas, papa, chuño, quinua, plata, coipa (detergente), hierbas, coca, etc. Y desde el Pacífico se llevaba al interior algas secas, conchas, pescados y mariscos secos, cobre, sal, guano, pieles de aves y cuero de lobo, entre otros productos.

Ahora bien, en el área andina hubo otros Estados preinkaicos, pero no así imperios. Entre ellos tenemos a Pukara, Nazca y Moche que están en el actual territorio peruano y con los que Tiwanaku tuvo contacto, pero los que no llegaron a expandirse.

Sin embargo, Wari, al que algunos arqueólogos peruanos consideran Estado e incluso imperio, fue simplemente el centro administrativo tiwanacota en la costa. Esto está probado porque en Wari no se dio un proceso de desarrollo propio, como sí ocurrió en Tiwanaku y porque en Moraduchayoj hay un templete semisubterráneotiwanacota. Igualmente, la cerámica wari muestra similitud con la Tiwanaku, en la que el personaje central de la Puerta del Sol estilizado es la constante.

Además del desarrollo político de dicha cultura precolombina,El imperio de Tiwanakucontiene los avances sociales, tecnológicos y artísticos que alcanzó,y es un homenaje a Carlos Ponce Sanginés (La Paz, 6/5/1925-18/3/2005), quien dedicó su vida a dilucidar Tiwanaku desde todos sus aspectos y sin duda fue el arqueólogo boliviano más importante de todos los tiempos.

Fonte: http://www.erbol.com.bo/noticia.php?identificador=2147483949195 (06/09/2011)

Nenhum comentário:

Postar um comentário