Las multas que impone México por subirse a las pirámides de Teotihuacán o Chichén Itzá

Pese a que no se pueden subir las escaleras de ciertas pirámides desde hace cuatro años, los turistas siguen jugándosela

Hay multas si te pillan y hasta linchamiento popular

Por: Alejandro Alcolea – 08/06/2024

Si el sueño de tu vida es ir a pirámides de las zonas arqueológicas mexicanas como la de Teotihuacán o Chichén Itzá, quizá deberías ir buscando una nueva ambición. Cuando estamos ante un monumento con cientos de años de antigüedad, un impulso lógico es el de subir al mismo. ¿Por qué? Pues porque podemos tener la misma panorámica que otros humanos tuvieron hace siglos. El problema es que si eso lo repiten miles de personas, podemos quedarnos sin monumento, y es por lo que hay reglas al respecto.

Y un turista que visitaba la 'Ciudad de los Dioses' lo ha aprendido por las malas, bochorno público incluido. Aunque no hay mal que por bien no venga y nos recuerda la importancia de respetar algo tan sencillo como un cordón de seguridad.

Se acabó lo que se daba. 2020 fue un punto de inflexión en muchos aspectos. La pandemia por el COVID-19 cambió a la sociedad en varios aspectos y algo que aprovechó México fue ese periodo para decidir que, cuando todo pasara, algo también ocurriría a las pirámides. Así, se prohibió subir por las largas escaleras de Uxmal y Teotihuacán en 2020, una medida que ampliaba la prohibición de ascender al Templo de Kukulcán, tomada en 2008.

Los motivos son los que podemos imaginar y los que se esgrimen en otros monumentos en cualquier parte del mundo: la conservación del patrimonio. Esos lugares han resistido el paso de siglos, pero ni los calzados eran los mismos ni la afluencia de personas (con fechas en las que hay 15.000 visitantes diarios) era igual, por lo que el INAH (el instituto Nacional de Antropología e Historia) debe autorizarnos explícitamente para subir. Si no, no está permitido. Además, pueden producirse caídas que nos pongan en peligro a nosotros mismos o a terceros.

Polémica en la Pirámide de la Luna. Esto es algo que no ha detenido a ciertos turistas y estos últimos meses se han visto varios casos de visitantes que emprenden el largo camino a la cúspide de las pirámides. Lo cierto es que debe ser impresionante ver la explanada a sus pies desde el punto en el que muy posiblemente se realizaban rituales religiosos bastante violentos, pero está prohibido para todos.

El desconocimiento de esta prohibición puede ser una excusa, pero hay algo que se entiende en cualquier idioma y supera barreras: un cordón de seguridad.

El pasado febrero, una persona escaló la pirámide tras saltarse el cordón de seguridad. Quienes estaban presentes lo animaron a bajar y, cuando esto ocurrió, el infractor dijo que la pandemia ya había terminado. La pandemia sí, pero no la prohibición.

Multón. Lo cierto es que no es la primera vez, y hace poco más de un año, otro turista subió a 'El Castillo de Kukulcán', la imponente pirámide de Chichén Itzá, y dio una vuelta por el interior de la parte superior ante la mirada de todos los que estaban acatando las normas. Tiempo antes, otros turistas fueron pillados subiendo a la misma pirámide.

¿Qué puede pasar? Pues que te lleves una multa y una noche en el calabozo si no hay daños materiales. Concretamente, de 175 a 520 pesos (entre 9 y 27 euros), pero si hay daños es una multa que se puede disparar hasta los 100.000 pesos (unos 5.100 euros) y tiempo en la cárcel si estos daños son irreparables.

No todos están de acuerdo. La medida es algo que ha dividido la opinión social, algo que se puede ver claramente en comentarios en redes como YouTube o Twitter cuando sucede un hecho de este estilo. Están quienes preguntan por qué no se puede subir si durante cientos de años se pudo y también quien afirma que eso acabará con el turismo.

En la otra cara de la moneda, los que abuchean a quienes emprenden el viaje a la cima de la pirámide y quien se toma la justicia por su mano, como esta persona que pegó con un palo a un turista polaco que ya estaba siendo detenido al bajar de la escalera.

Los dioses admitían perros. De la manera que sea, la postura del INAH está clara. José Arturo Chab Cárdenas explicó que "los turistas deben respetar las medidas de seguridad del INAH en la zona arqueológica para preservar el patrimonio cultural de México, cuidar a los demás visitantes y disfrutar ese legado maya".

No sabemos si los dueños pagarán la multa o no, pero aunque también hubo comentarios en contra, la carrera a la zona superior de la pirámide que emprendieron dos perros se vio con mejores ojos. Se pegó una buena carrera Fenton y aunque hubo comentarios contra los dueños, también muchos a los que no molestaba que sean ellos precisamente quienes escalaron la pirámide prohibida.

Fonte: Las multas que impone México por subirse a las pirámides de Teotihuacán o Chichén Itzá (xataka.com)

Comentários

Postagens mais visitadas deste blog

Las Piedras de Ica: cuando el hombre vivió entre los dinosaurios

LA LÁPIDA DE PAKAL REPOSA DE NUEVO SOBRE EL SARCÓFAGO

Qhapac Ñan: el mayor camino peatonal de la historia universal, el cual unió a pueblos precolombinos de sudamérica.