DESCUBREN UNA MÁSCARA MAYA GIGANTE EN UN SITIO ARQUEOLÓGICO AÚN SIN EXPLORAR

Por: ANDREA FISCHER - 29 ENERO, 2021

Un mascarón maya de dos metros de alto fue desenterrado en el sitio arqueológico de Ucanha, Yucatán,  restringido al paso del público en general.

Uno de los parajes más ricos en sitios arqueológicos en América Latina es, sin duda, la península de Yucatán. Año con año, se anuncian nuevos descubrimientos pertenecientes a la era precolombina en México. El más reciente de ellos, es una máscara esculpida en estuco: un mascarón maya.

Este hallazgo no fue fortuito. En 2017, el arqueólogo Jacob Welch de Yale condujo un estudio que consistió en excavaciones en Ucanha, cerca de las costas del Golfo de México en el sureste del país. En ese entonces, encontró este artículo todavía sin catalogar, esculpido en yeso a base de cal, perteneciente a la misma cultura.

Una restauración profunda

Después de tres años, el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) anunció que la máscara ha sido restaurada. Con este procedimiento minucioso, los encargados del estudio sugieren que pudo haber sido esculpido en honor a alguna deidad o gobernante antiguo, que todavía no logran identificar con claridad.

Lo que sí se sabe es que el mascarón pertenece al periodo Preclásico Tardío del Imperio Maya, alrededor de los años 300 a.C. a 250 d.C. Según señaló la institución en un comunicado, “la máscara Ucanha representa un elemento único en esta región“.

En la época, era común que las bases de las pirámides estuvieran decoradas con formaciones de estuco similares. Generalmente, estaban policromadas, y alcanzaban tamaños monumentales en honor a algún dios del panteón maya. Los ejemplos más espléndidos se encuentran en Tikal, Guatemala, pero también están presentes en el estado mexicano de Quintana Roo.

Una máscara de dimensiones considerables

Siguiendo la suposición de que perteneció a algún templo antiguo, no fue sorpresa para los investigadores del INAH en colaboración con Welch que el mascarón midiera casi dos metros de alto.

Cuando el arqueólogo encontró el artículo originalmente, tomó muestras con sus colegas para analizar los pigmentos con los que pudo haber estado revestido originalmente. Decidieron volver a enterrarla para resguardarla de las condiciones climáticas, pues ciertas secciones se mostraron frágiles.

Después de la restauración, el equipo del INAH volvió a enterrar la máscara una vez más, para garantizar que pueda conservarse en buen estado a largo plazo. El sitio arqueológico de Ucanha está cerrado al público en general, pues carece de protección legal hasta el momento. Para garantizar que se mantenga en condiciones óptimas, según informaron, vale la pena devolverla al lugar de donde fue exhumada.

Fonte: https://www.muyinteresante.com.mx/historia/descubren-una-mascara-maya-de-gigante-en-un-sitio-arqueologico-aun-sin-explorar/

Comentários

Postagens mais visitadas deste blog

Restos arqueológicos hallados en Guayaquil

LA LÁPIDA DE PAKAL REPOSA DE NUEVO SOBRE EL SARCÓFAGO

ECUADOR: Santo Domingo reúne arqueología de 11 pueblos precolombinos