domingo, 28 de março de 2010

Arqueólogos piden concurso de méritos para Tiwanaku



Postura: Los profesionales exigen ser tomados en cuenta por el Estado para la administración del patrimonio. Hay una sola carrera y 45 titulados en el país.

La Sociedad de Arqueología de La Paz, que agremia a la mayoría de profesionales bolivianos en el rubro, solicitó al Ministerio de Culturas que la tome en cuenta en la reestructuración del manejo de los sitios arqueológicos y patrimoniales del país, mediante una convocatoria a concurso de méritos, y denunció que en las dos anteriores décadas, estas labores fueron asignadas “a dedo”.

El arqueólogo Jedu Sagárnaga dijo que “casi todos los profesionales en este campo provenimos de la universidad de La Paz y estamos en la Sociedad, entonces no se entiende cómo no hay un diálogo y relación fluida con las instancias del Estado que administran las ruinas e infraestructuras en todo el país”.

La Carrera de Arqueología de la Universidad Mayor de San Andrés (UMSA) es la única del país, y desde su creación, en 1984, ha titulado a sólo 45 profesionales.
A raíz de las observaciones que en los anteriores meses efectuó la Organización de las Naciones Unidas Para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO) al manejo y supervisión de obras del complejo de Tiwanaku, el Ministerio de Culturas emprendió un proceso de reestructuración de la Dirección de Patrimonio y de la Unidad Nacional de Arqueología (Unar), cuyas cabezas fueron reemplazadas.

El 26 de febrero, y tras intervenir las labores que el municipio de Tiwanaku efectuaba por su cuenta en las ruinas, la ministra Zulma Yugar dijo que “vamos a recurrir a los profesionales bolivianos más capacitados”, luego de cuestionar que durante muchos años los trabajos en esta región estuvieron a cargo de “sólo un grupo de profesionales”.

Freddy Michell, ex director de la Carrera de Arqueología, dice que “durante más de 20 años, la Unar estuvo abocada exclusivamente a Tiwanaku, descuidando otros sitios arqueológicos importantes, como Samaipata, el Cerro Rico, Incallajta y otros. Pero aparte de esto, se pudo evidenciar que las labores no fueron del todo eficientes”.
Por estas razones, Michell y Sagárnaga, a nombre de su asociación, se mostraron “conformes y de acuerdo” con la intervención en la repartición estatal, “pero además exigimos —comentó Sagárnaga— una inmediata convocatoria a un concurso de méritos, para que los profesionales mejor capacitados trabajen en los bienes patrimoniales, porque ya estamos cansados de la ‘dedocracia’, que por muchos años primó en las designaciones”.

Michell agregó que “por mucho tiempo, la Unar y la Dirección de Patrimonio estuvieron copadas por personal empírico o por académicos que no se actualizaron, tal es el caso de Javier Escalante (ex jefe de la Unidad), quien fue el primer titulado de la carrera, pero que no continuó como docente, ni mucho menos hizo maestría o doctorado”.

Esta postura se reafirma en una nota firmada por Carlos Lemuz, presidente de la Sociedad de Arqueología, en la que dice que “es imprescindible la incorporación de esta entidad en las labores de monitoreo de la comisión de intervención a la UNAR, para darle una mayor participación a los actores culturales del país, y dotarle al proceso de transparencia”.

Al respecto, Javier Santos, director interino de Patrimonio, dijo: “Tenemos previsto recurrir a la asociación de profesionales y a la carrera, pero esto está en función a los resultados que arrojen las auditorías, que por el proceso de reestructuración fueron iniciadas por el Ministerio de Culturas con la supervisión de la UNESCO”.
Mientras tanto, las labores de excavación en Tiwanaku están casi paralizadas, salvo algunas obras menores de mantenimiento, a cargo de personal municipal y de Culturas.
“Por muchos años, la ‘dedocracia’ primó en las designaciones”.

Para destacar
En todo el país, sólo la Universidad Mayor de San Andrés tiene la Carrera de Arqueología.

Desde su creación, en 1984, se titularon 45 profesionales, y 10 lograron efectuar su doctorado en el extranjero.

La carrera, que funciona en un edificio propio detrás del Monoblock Central, tiene actualmente 256 alumnos.

Según la División Títulos de la UMSA, en 2009 se graduaron cinco licenciados en Arqueología.

Para este año, se prevé que ocho estudiantes egresen de la Carrera de Arqueología y que otros tres logren su titulación.

El arqueólogo y docente Jedu Sagárnaga afirma que “cada vez hay más alumnos, antes egresaban uno o dos al año”.

Fonte: Bolivia, www.laprensa.com.bo/ (24/03/2010)

Nenhum comentário:

Postar um comentário