quinta-feira, 18 de março de 2010

Cuevas de México al Patrimonio



Las cavidades de Yagul y Mitla podrían recibir la declaratoria de la UNESCO.
De los Valles Centrales de Oaxaca

CUEVAS MEXICANAS, A UN PASO DE SER PATRIMONIO MUNDIAL

*** Las cavidades de Yagul y Mitla podrían recibir la declaratoria de la UNESCO en julio próximo; quedarían inscritas en la categoría de Paisaje Cultural

*** En ellas se han encontrado los testimonios más importantes del inicio de la civilización en América: los restos más tempranos de plantas domesticadas

Este año México podría contar con otro sitio inscrito en la Lista de Patrimonio Mundial de la UNESCO, las Cuevas prehistóricas de Yagul y Mitla en los Valles Centrales de Oaxaca, donde se hallaron los testimonios más antiguos del inicio de la civilización en América: semillas de calabaza de 10 mil años de antigüedad, que representan los restos más tempranos de plantas domesticadas conocidas hasta ahora en el continente.

Para julio de este año se espera la determinación a este respecto por parte de la UNESCO (Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura), en el marco de la 34ª Sesión del Comité de Patrimonio Mundial, que se verificará en Brasil.

De obtenerse un fallo favorable, este bien mexicano quedaría inscrito en la categoría de Paisaje Cultural, rubro en el cual en 2006, el organismo internacional incluyó en su listado al Paisaje agavero y las antiguas instalaciones industriales de Tequila, Jalisco.

El arqueólogo Antonio Martínez Tuñón, del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH-Conaculta) informó que estas cuevas además de haber sido, hace 10 mil años, refugio de grupos de cazadores-recolectores, en los primero años del siglo XX lo fueron de carrancistas durante la Revolución y, aún hoy, lo son de pastores.

Detalló que como parte de las inspecciones hechas por el INAH, hasta el momento han sido registrados aproximadamente 150 sitios, entre cuevas, abrigos rocosos, campamentos abiertos y piedras con motivos pictóricos antiguos. No obstante, en este año continuará la exploración de la serranía ubicada al sur del municipio de Villa Díaz Ordaz, donde además de espacios como las Cuevas de las abejas, la Cueva del chivo y el Abrigo del jaguar, también hay decenas de cavidades menores.

Se trata de un trabajo arduo si se considera que el expediente —enviado hace un año a la UNESCO— comprende un área de cinco mil hectáreas, la cual está distribuida entre los municipios oaxaqueños de Tlacolula de Matamoros, Villa Díaz Ordaz y San Pablo Villa de Mitla, en esta última destaca la comunidad conocida como Agencia Unión Zapata.

El encargado del Proyecto de las Cuevas prehistóricas de Yagul y Mitla, destacó que “la importancia de estos espacios radica en el hallazgo registrado en los años 60, en la Cueva Guilá Naquitz, donde el antropólogo Kent. V. Flannery encontró semillas de calabaza de 10 mil años de antigüedad, considerados los restos más tempranos de plantas domesticadas conocidas hasta ahora en América”.

Además de que albergan los testimonios más importantes del inicio de la civilización en el continente, pues además de las mencionadas semillas de calabaza se descubrieron de frijol y maíz, que datan de 6000 y 4200 a.C., respectivamente; las cuevas prehistóricas de Yagul y Mitla guardan valores excepcionales no sólo culturales sino también naturales.

En términos de lo establecido por la UNESCO —detalló Antonio Martínez, adscrito a la Zona Arqueológica de Monte Albán— “el paisaje es diacrónico, es por eso que el expediente de la candidatura incluye lo mismo restos materiales del periodo Paleolítico, que de la época prehispánica, colonial y contemporánea”.

En ese sentido, dijo, la inclusión de la Zona Arqueológica de Yagul se justifica en tanto que el desarrollo agrícola producto de miles de años de gestación, en la transición de la vida nómada al sedentarismo, posibilitó el surgimiento de civilizaciones complejas.

Martínez Tuñón resaltó que en esta extensa área también se han detectado restos de fauna del Pleistoceno con marcas de corte y consumo; así como de campamentos de paleoindios; y alineamientos de 20 metros de cantos rodados, usados posiblemente en rituales.

A su vez, se suman vestigios arquitectónicos de Estados incipientes en los Valles Centrales de Oaxaca, ejemplo de ello son los montículos distribuidos en la Meseta de Caballito Blanco, cercana a Yagul, que datan entre el 100 a.C. y el 250 d.C.

Siglos más tarde, en el Posclásico Temprano, se erigiría el sitio de Yagul, cuya ocupación se ha interpretado como el cruce entre los mixtecos y los zapotecos, como lo infieren ciertos elementos arquitectónicos, tal es el caso del uso anticipado del decorado en grecas y el carácter cívico-administrativo que debieron cumplir varias de sus edificaciones.

También quedan en pie huellas de la empresa colonial, como la llamada Ex Hacienda de Soriano. Así mismo, en la Revolución un grupo de carrancitas buscó huir (sin suerte) de fuerzas zapatistas, en una cueva cercana al paraje conocido como La Pila; fue en este mismo periodo, que el reparto agrario dio lugar a la Agencia Unión Zapata.

El especialista del INAH abundó que en lo que respecta a la importancia ecológica de estos lugares, el Jardín Etnobotánico de Oaxaca, en colaboración con el doctor Abisaí García Mendoza, de la UNAM, llevan a cabo estudios de flora y ha identificado por lo menos diez especies endémicas, sin contar otras que no se conocían en el área.

Las Cuevas prehistóricas de Yagul y Mitla representan además el límite de distribución de animales como la liebre norteña y el lince, y son el refugio de aves migratorias como la golondrina risquera y la garza gris, que arriban desde Canadá.

El Plan de Manejo para esta área contempla la integración de un comité técnico científico en el que convergen asociaciones civiles, e instituciones académicas y gubernamentales; en tanto que se crearán centros de interpretación en las distintas comunidades, para que ellas mismas programen la visita a estos sitios.

Fonte: México www.inah.gob.mx/ (17/03/2010)

Nenhum comentário:

Postar um comentário