quarta-feira, 10 de março de 2010

Más de 200 metros de muros incas colapsaron en Písac tras desborde del río Quitamayo

El río Quitamayo no había vuelto a ser encauzado desde que el inca Pachacútec quiso proteger Písac de ese impredecible caudal que la atravesaba, hace 800 años. Así lo reconoció ayer el jefe del Parque Arqueológico de Písac, Percy Ardiles, tras informar que más de 200 metros de muros incas han colapsado en las zonas de Wimin Pampa y Wimin Chimpa, como consecuencia de las lluvias.

Las estructuras afectadas corresponden a andenes y muros de contención que mandó construir el soberano inca. “El año pasado presentamos un proyecto a la sede limeña del Instituto Nacional de Cultura para un reencauzamiento del río Quitamayo. Seguimos esperando la respuesta”, protestó Ardiles, y lamentó que el desborde que preveía se haya adelantado el pasado miércoles, lo que ocasionó la muerte de nueve personas.

Siete de estas víctimas son madres de familia y ancianos, que fueron contratados temporalmente por el programa estatal Construyendo Perú para las tareas de emergencia, a cambio de S/.16 diarios. Ellos se encontraban al centro mismo del cauce del Quitamayo, limpiándolo, cuando una brusca crecida los arrastró. Siete son velados y dos están desaparecidos.

Desde el pasado domingo, los deslizamientos y crecidas de ríos en Cusco han dejado hasta el momento 23 muertos, incluyendo a dos ciudadanas australianas. Ayer se sumaron a esta lista los decesos de Modesto Corahua y Sonia Quispe, quienes cayeron al río Vilcanota cuando cruzaban un puente del Camino Inca, en Ollantaytambo. Unas rocas que se desprendieron del cerro rompieron dicha estructura por la que transitaban hasta tres mil personas al día.

CLAVES
1. Hasta antes de la destrucción de la vía férrea, hace dos meses aproximadamente, los trenes partían de la estación de Ollantaytambo hacia el poblado de Machu Picchu Pueblo o Aguas Calientes.
2. Debido a las lluvias, el tramo entre la zona conocida como Piscacucho (kilómetro 82) y Aguas Calientes (kilómetro 110) quedó destruido por lo que la empresa FTSA dio prioridad a la reconstrucción de esa zona.
3. Para permitir el acceso de los turistas a la ciudadela inca se ha decidido que el viaje entre Ollantaytambo y Piscacucho sea en vehículos que circularán por una trocha carrozable. En esta última localidad se abordará el tren rumbo a Machu Picchu Pueblo.
4. Entre Piscacucho y Machu Picchu Pueblo o Aguas Calientes falta rehabilitar tres kilómetros (99, 101 y 107), de los 28 que componen este tramo.

Fonte: http://historiayarqueologia.wordpress.com/ (05/03/2010)

Nenhum comentário:

Postar um comentário