terça-feira, 2 de março de 2010

Monte sagrado-Templo mayor


Fue presentado este domingo en la Feria Internacional del Libro.

Monte Sagrado tuvo un significado como enlace del cielo y el subsuelo.

Un estudio sobre la mitología, el simbolismo que tuvieron las montañas en la cultura mexica y el significado de los más recientes hallazgos en la Zona Arqueológica del Templo Mayor, se reúne en el libro Monte sagrado-Templo mayor. El cerro y la pirámide en la tradición religiosa mesoamericana.

Producto de diez años de investigación, esta publicación, a decir del arqueólogo Eduardo Matos Moctezuma, servirá como parteaguas en el estudio y análisis del simbolismo de la cultura mexica, y profundizar en el conocimiento de la cosmovisión de esta ciudad prehispánica.

De la autoría del historiador Alfredo López Austin y el arqueólogo Leonardo López Luján, esta obra fue presentada la noche de este domingo en el marco de la XXXI Feria Internacional del Libro del Palacio de Minería, donde Matos Moctezuma, investigador emérito del INAH, destacó que dicho volumen “es un meticuloso trabajo de análisis, imprescindible para comprender el pensamiento religioso mesoamericano, tradición nacida con los primeros agricultores de maíz y prolongada hasta nuestros días”.

Ante más de centenar y medio de personas que abarrotaron el Salón de Actos del Palacio de Minería, Eduardo Matos explicó que entre los mexicas el Monte Sagrado tuvo un significado como eje de unión del cielo y la región subterránea de la muerte. Sin embargo, las diversas sociedades prehispánicas le atribuyeron diferentes formas, poderes particulares y lo ligaron de diferentes maneras a su vida cotidiana.

En este libro —coeditado por el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH-Conaculta) y la UNAM—, se estudia la concepción mesoamericana del cerro, plasmada a lo largo de los siglos en piedra, cerámica, arquitectura y pintura, en ceremonias, poemas y oraciones, y en una vigorosa tradición oral y ritual que llega a nuestros días.

Por su parte, Leonardo López Luján, director del Proyecto Templo Mayor del INAH, señaló que durante milenios, los pueblos mesoamericanos construyeron la imagen del Monte Sagrado como el centro propulsor de los ciclos que dinamizan el mundo.

“Fue el foco de sus vínculos con los dioses, la referencia obligada con el entorno natural y el punto de explicación de las interrelaciones sociales. Así, lo deificaron, lo veneraron y le suplicaron los favores indispensables para su subsistencia”.

A través de múltiples ilustraciones y descripciones, este libro reconstruye la visión prototípica del Monte Sagrado, para utilizarla como base de análisis de una de sus más importantes representaciones: el Templo Mayor de México-Tenochtitlan, explicó López Luján.

Detalló que el texto, además de estudiar el simbolismo y el valor mitológico del Templo Mayor, también analiza la arquitectura y elementos decorativos que conformaron los edificios principales de la ciudad mexica.

Finalmente, el investigador del INAH comentó que del mismo modo se analiza el significado de las ofrendas, los monolitos y objetos que se han encontrado en los últimos años, como parte de las exploraciones arqueológicas desarrolladas por el Proyecto Templo Mayor.

Fonte: México, www.inah.gob.mx/ (01/03/2010)

Nenhum comentário:

Postar um comentário