quarta-feira, 16 de dezembro de 2009

Montan exposición por los 70 años del INAH


Ciudad de México.- Una pequeña muestra de los tesoros que ha obtenido el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) a lo largo de sus 70 años de vida y de su labor a favor del patrimonio cultural mexicano, es presentada a los pasajeros de la Terminal 2 del Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México.

En el centro de exposiciones de ese sitio se montó la exposición "Testigo de la Historia. 70 años del Instituto Nacional de Antropología e Historia", integrada por una colección de piezas arqueológicas e históricas, fotografías y maquetas que dan cuenta de algunos de los resultados del trabajo desarrollado en estas siete décadas.

De acuerdo con datos del organismo, los bienes muebles, tanto arqueológicos como históricos, recuperados y registrados por él alcanzan casi un total de dos millones; también, tiene una red de 115 museos, de los cuales el más importante es el Museo Nacional de Antropología, considerado como uno de los diez más importantes a nivel internacional en su tipo.

Asimismo, tiene bajo su custodia a 175 zonas arqueológicas abiertas al público distribuidas en toda la República mexicana. Los sitios registrados de este tipo ascienden a 42 mil 614, mientras que los monumentos históricos inmuebles catalogados alcanzan la cifra de 60 mil.

La exposición fue montada con el apoyo de Aeropuertos y Servicios Auxiliares (ASA), e incluye cerca de 20 obras arqueológicas, en su mayoría originales, que dan cuenta de las distintas culturas prehispánicas que habitaron en territorio nacional, desde el año mil antes de Cristo y hasta el mil 521 de después de Cristo.

Los pasajeros nacionales e internacionales puede admirar vasijas, ollas, urnas, esculturas y dinteles con distintas representaciones, como las de un chamán, perico, tlacuache, un anciano que surge de un caracol, una guacamaya y un atlante, entre otras figuras, las cuales pertenecen a las culturas chupícuaro, maya, zapoteca, huasteca y de la costa del Golfo.

También hay reproducciones tamaño natural de los rostros de la Coyolxauhqui y Coatlicue, ambas deidades del panteón mexica, de una cabeza olmeca y del llamado Disco de la Muerte, de origen teotihuacano.

Finalmente, se pueden ver maquetas de las zonas mayas de Yaxchilán, Tulúm y Uaxcatún, así como de las pirámides de los Nichos en Tajín, Veracruz, y el Adivino en Uxmal, Yucatán, que muestran los alcances arquitectónicos y urbanísticos alcanzados por las civilizaciones mesoamericanas.

Fonte:
México, www.oem.com.mx/elsoldemexico/ (15/12/2009)

Nenhum comentário:

Postar um comentário