sábado, 12 de dezembro de 2009

Monte Albán, 22 años como PM


El sitio arqueológico fue inscrito por la UNESCO en la Lista de Patrimonio Mundial en 1987.

Hace 22 años, la Zona Arqueológica de Monte Albán (ZAMA) fue declarada Patrimonio Mundial por la UNESCO; en el marco de esta conmemoración, el sitio arqueológico y la Universidad Autónoma “Benito Juárez” de Oaxaca (UABJO) firmaron una minuta de acuerdos que considera la inserción de estudiantes de esa casa de estudios en proyectos arqueológicos que el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH-Conaculta) desarrolla en ese estado.

Dicho compromiso fue signado este viernes 11 de diciembre, y forma parte de un convenio que suscribieron con anterioridad la zona arqueológica, la UABJO y la Universidad Nacional Autónoma de México, con el objetivo de potenciar el patrimonio cultural de Oaxaca. El acuerdo favorece la práctica profesional de alumnos de los últimos semestres de las licenciaturas en Antropología y Arqueología, entre otras disciplinas afines, que se imparten en el Instituto de Investigaciones Sociológicas de la UABJO.

La doctora Nelly Robles García, directora de la Zona Arqueológica de Monte Albán, dio a conocer que esta participación de los estudiantes se dará en proyectos que son coordinados por la dirección de la ZAMA, en el área monumental de Santa María Atzompa (aledaña al sitio prehispánico), además de Mitla, Yagul y Lambityeco.

“Se trata de una colaboración a partir de la cual los estudiantes podrán realizar sus prácticas de campo en nuestros proyectos, siempre bajo la dirección de los arqueólogos responsables. Por otro lado, la UABJO promoverá la publicación conjunta de las investigaciones”, detalló.

Acerca de las iniciativas arqueológicas en las que podrán colaborar estudiantes de la UABJO, hizo hincapié en la exploración que se realiza en Santa María Atzompa con miras a su apertura antes de 2012; “en este lugar llevamos tres años de trabajo y nos está permitiendo conocer el emplazamiento norte de la ciudad prehispánica de Monte Albán”. Otros de los proyectos derivados de la Zona Arqueológica de Monte Albán es el relativo a las Cuevas Prehistóricas de Yagul, un proyecto de gran envergadura dentro del cual se efectúan amplios recorridos de superficie con el fin de identificar cuevas, abrigos rocosos y pintura rupestre, que brindan información distinta a la que se puede encontrar en la antigua urbe zapoteca de Monte Albán.

Mientras, la Zona Arqueológica de Mitla es motivo de un plan integral de conservación, que comprende labores de restauración arquitectónica y en materia de arquitectura del paisaje. A su vez, las labores en el sitio Lambityeco están enfocadas a la preservación de su arquitectura de tierra, lo que representa un reto distinto en materia de restablecimiento de su sistema constructivo, que se basa en adobes y aplanados de cal-arena.

“Son proyectos muy diversos que obviamente resultarán interesantes e importantes en la formación profesional de los estudiantes de la UABJO”, expresó Nelly Robles, también presidenta del Consejo de Arqueología del INAH.

Las celebraciones en torno a Monte Albán

Dentro del programa conmemorativo del ingreso de Monte Albán a la Lista de Patrimonio Mundial de la UNESCO, hace 22 años, se inauguró la exposición Tapetes de Teotitlán del Valle, Oaxaca., que permanecerá en el Museo de Sitio hasta febrero próximo. También, se hizo un reconocimiento al Grupo 8 de scouts que durante 15 años ha servido a Monte Albán, por medio del programa de custodios voluntarios.

Asimismo, se presentó el libro Los monumentos arqueológicos de Monte Albán ante los desastres naturales: el sismo de 1999, en el que participaron arquitectos y arqueólogos del INAH, y del Comité Mexicano del Consejo Internacional de Monumentos y Sitios de la UNESCO.

Nelly Robles recordó que en septiembre de ese año (1999), una veintena de monumentos de la ciudad prehispánica —declarada Patrimonio Mundial el 11 de diciembre de 1987—, fueron afectados por un movimiento telúrico de 7.4 grados en la escala de Richter.

“En su momento, los trabajos de recuperación de los monumentos fueron financiados por el Fondo de Desastres Naturales, para ello se aplicó una metodología rigurosa en materia de conservación y sobre todo —como se aborda en el libro editado por el INAH— se trazó un plan de prevención, de ahí que actualmente estas estructuras son monitoreadas constantemente”, abundó.

Monte Albán fue la antigua capital de los zapotecos, que se desarrolló entre los años 500 a. C. – 800 d. C. Se erigió sobre un conjunto de cerros de los valles de Oaxaca y llegó a tener hasta 35 mil habitantes.

Esta zona arqueológica es reconocida por las cualidades estéticas de su arquitectura, su juego de pelota en forma de “T” unidas por su base, sus estelas y relieves esculpidos, cerámica, pintura mural y tumbas.

Fonte:
México, www.inah.gob.mx/ (11/12/2009)

Nenhum comentário:

Postar um comentário