sábado, 9 de janeiro de 2010

El proceso legal por daños en vía incaica está descuidado



Un guardarruinas dice que la construcción de una carretera en la ruta patrimonial, ubicada entre Potosí y Uyuni, afecta una obra patrimonial. La ABC niega esa denuncia.

Las autoridades bolivianas descuidaron, por seis meses, el proceso contra las empresas que llevan adelante la pavimentación de la vía Potosí-Uyuni, que habría dañado un camino prehispánico ubicado en el municipio potosino de Porco, informó ayer Jacobo Copa, comunario del ayllu Cala Cala y guardarruinas del lugar.
“En octubre vino un técnico de la Unidad Nacional de Arqueología (Unar) para verificar los daños en la ruta. En su informe, este técnico respalda la denuncia que se realizó en julio. El problema es que a la fecha la empresa continúa trabajando en el área y sigue destruyendo la ruta”, denunció Copa. El guardarruinas dijo que el trabajo vial está a cargo de la Administradora Boliviana de Carreteras (ABC) y es ejecutado por la constructora OAS Ector y supervisado por Connal SRL.

Este medio accedió al último informe que extendió la Unar, el 5 de noviembre del 2009, a la viceministra de Interculturalidad, Estela Vargas. En el documento se afirma que “en este tramo se determinan daños al patrimonio arqueológico, consistente en una vía prehispánica principal, los cuales fueron provocados por el presente proyecto caminero. Se deben realizar labores de compensación”.

El informe señala que estas vías son conocidas como los caminos de la Sal o de la Plata, por tratarse de rutas transitadas en el pasado prehispánico, colonial y republicano por hombres con cargamentos de minerales que eran trasladados en llamas.
En sus conclusiones, el técnico recomienda que “en el futuro se debe contar con una supervisión arqueológica, ya que la fiscalización y la supervisión del proyecto solamente se interesan porque las obras de la carretera avancen”.
Sobre el tema, desde el Ministerio de Culturas se informó que un nuevo informe le debe ser entregado el lunes. “Hubo un retraso en este caso, porque no se contaba con un director de la Unar. Recientemente se posesionó a la directora interina y ella hará un seguimiento del caso”.

A través de un comunicado, la ABC informó que la entidad “asumió el compromiso de delimitar la zona arqueológica, a fin de proteger los restos del lugar”. Asimismo señala que la denuncia de Copa no fue probada ante las autoridades.
También explica que el 8 de diciembre se realizó una inspección convocada por la Fiscalía de Uyuni, a fin de recoger evidencias sobre el posible daño a las ruinas arqueológicas. “La ABC participó de la misma, pero ni el denunciante ni los representantes de la Unar asistieron”.

Fonte:
Bolivia, www.la-razon.com/ (31/12/2009)

Nenhum comentário:

Postar um comentário