quarta-feira, 27 de janeiro de 2010

Plan de Ayutla abrirá en 2012





En la zona arqueológica se localizó el juego de pelota más grande del Alto Usumacinta.






Recientes exploraciones efectuadas por investigadores del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH-Conaculta) señalan que el sitio arqueológico Plan de Ayutla, en Chiapas, pudo haber sido el centro político del que partió el linaje fundador de la ciudad maya de Bonampak, hace más de mil 400 años, hipótesis que se basa en la interpretación de inscripciones de diversos monumentos.

Esta zona arqueológica que será abierta al público antes de 2012 —de acuerdo con la lista de nuevos sitios anunciados por el presidente Felipe Calderón—, en la época prehispánica pudo haber sido alguna de las dos legendarias ciudades a las que hacen referencia los estudios epigráficos: Sak T’zi’ o Ak’e’.

La primera de estas dos hipótesis sobre la identidad de Plan de Ayutla, señala que pudo ser Sak T’zi’, ciudad que entre 600 y 800 d. C. mantuvo conflictos bélicos con las urbes mayas de Toniná, Piedras Negras y Yaxchilán, informó el arqueólogo Luis Alberto Martos.

Este lugar ubicado en el municipio de Ocosingo, a 3.5 kilómetros de la actual comunidad tzeltal del mismo nombre, “es clave para entender el desarrollo y la integración política en el área de Bonampak y Lacanhá”, comentó el director del Proyecto Plan de Ayutla.

Plan de Ayutla, indicó el doctor Martos, tal vez correspondería a la mítica Sak T’zi’ (“Perro blanco”, en maya), descrita en diversos monumentos grabados, entre ellos el Dintel 2 de Yaxchilán, en el que se refiere la derrota que, precisamente Yaxchilán en alianza con Bonampak, infligió a Sak T’zi’, en 787 d. C.

De acuerdo con las inscripciones —abundó—, “debiera ser un sitio mayor que Bonampak, pero menor a Yaxchilán. Algunos autores han trazado su área de influencia entre los reinos de Yaxchilán, Bonampak, Piedras Negras, Toniná y Palenque, justo en la zona donde se localiza Plan de Ayutla, por lo que dadas sus características existe la posibilidad de que se trate del propio Sak Tz’i’”.

Además, continuó el arqueólogo, “uno de los gobernantes de Sak Tz’i’, llamado K'ab' Chan Te', “El sostenedor del cielo”, se autodenominaba el soberano de los dos katunes —que en el calendario maya corresponde a 40 años, aproximadamente—, combatiente de juego de pelota. Es decir, que el juego de pelota era importante para Sak Tz’i’”.

Este último dato cobra sentido si se considera que en Plan de Ayutla se ha localizado el juego de pelota más grande del Alto Usumacinta, el cual, incluyendo las estructuras que lo delimitan, tiene una longitud total de 85 m por 40 m de ancho, y se ubica en el centro de este asentamiento maya. Es de tipo cerrado y está recubierto con lajas.

Respecto a la segunda teoría, que hace alusión a que Plan de Ayutla sería también la legendaria ‘Ak’e’, el también director de Estudios Arqueológicos del INAH, señaló que este antiguo centro político estuvo subordinado en distintas etapas a la urbe de Toniná.

En Plan de Ayutla se distribuyen elementos arquitectónicos muy semejantes a los de Toniná, como el mencionado juego de pelota, las decoraciones en grecas de la Estructura 13 (la más impresionante del sitio) y el uso frecuente de altares tipo columna, por mencionar algunos, lo que lleva a postularlo como la remota ‘Ak’e’, que en maya significa “Tortuga”.

También, la proximidad con Bonampak —se encuentra a sólo 25 kilómetros de distancia— apunta a que de Plan de Ayutla (si fuese la antigua ‘Ak’e’) pudo salir el linaje fundador de Bonampak. Al parecer, dicha dinastía se trasladó llevándose el glifo emblema de ‘Ak’e’.

De acuerdo con el doctor Luis Alberto Martos, en ambos casos se trata de lugares que no han sido localizados arqueológicamente, pero que —conforme han revelado estudios epigráficos— fueron importantes en la historia prehispánica de la región del Alto Usumacinta.

Una arquitectura monumental

Luego de algunas prospecciones y la liberación de un par de estructuras, realizadas en años anteriores, los trabajos arqueológicos en Plan de Ayutla se han venido efectuando de manera sistemática a partir de noviembre de 2008, con una inversión aproximada de un millón 200 mil pesos como parte de los proyectos especiales del INAH.

La evidencia arqueológica indica que en Plan de Ayutla hubo ocupación desde el año 150 a. C., aunque su historia como ciudad integrada comenzó 100 o 150 años después. A pesar de que la mayoría de las ciudades del Usumacinta fueron abandonadas hacia 800-850 d. C. Inclusive se han ubicado materiales que datan de 1000 d. C., lo que alude a su relevancia.

Perteneciente a la región de la Sierra de Jalapa, próxima a la Reserva de la Biosfera de los Montes Azules, este sitio maya posee características muy particulares que le brindan un carácter propio, como la calidad y monumentalidad de sus edificios que concuerdan con la arquitectura del estilo Usumacinta.

El arqueólogo Luis Alberto Martos destacó que la Estructura 13, localizada en la Acrópolis Norte, asemeja la forma de una choza. “Se trata de una soberbia construcción con dos crujías techadas e impresionantes bóvedas que alcanzan 8 m. de altura, rasgo inusual en la región. Al parecer, fue un observatorio ya que a mediados de julio (inicio del calendario maya) marca el paso cenital del sol”.

Emplazado en el corazón del Alto Usumacinta, Plan de Ayutla cubre un área de alrededor 25 hectáreas y consta de un total de 74 estructuras distribuidas en torno a tres acrópolis —que fueron edificadas aprovechando elevaciones naturales— y tres plazas principales, disposición que cumple con la cosmovisión maya de cielo, tierra e inframundo.

Hasta el momento se han excavado y restaurado (de forma completa y parcialmente) una decena de edificios de la Acrópolis Norte, entre los que destacan por su monumentalidad, las estructuras 1, 2, 3 y 13.

Ese complejo, junto con otras construcciones previamente consolidadas de la Acrópolis Oeste, más algunas de la Acrópolis Este —que se prevén liberar en este 2010—, conformarán la ruta de visita de Plan de Ayutla antes de 2012.

Fonte: México, www.inah.gob.mx/ (25/01/2010)

Nenhum comentário:

Postar um comentário