quarta-feira, 20 de janeiro de 2010

INC del Cusco en alerta ante lluvias que amenazan el patrimonio arqueológico

Tras el derrumbre de un muro de Sacsahuamán y dos de Písac, autoridades podrían impedir el acceso a algunas zonas de Machu Picchu

Por Roxabel Ramón

Las lluvias que se registran en la región han puesto en jaque el patrimonio arqueológico de Cusco. Al colapso de un muro inca en Sacsahuamán el pasado jueves 14 se han sumado el derrumbe de una pared en los andenes de Colcanpata, así como la caída de dos muros del Parque Arqueológico de Písac. Estos daños se produjeron entre el último domingo y la madrugada de ayer.

Ante este panorama, el director del Instituto Nacional de Cultura (INC) de Cusco, Juan Julio García, ordenó una evaluación de emergencia de las 19 áreas arqueológicas de su jurisdicción. Aunque él mismo aseguró hace unos días que no había riesgo de más derrumbes, ayer, ante la probabilidad de que las lluvias se intensifiquen, aceptó que la amenaza es manifiesta. “Sobre todo en los parques de Machu Picchu y Sacsahuamán se están dado condiciones adversas”, dijo García.

RECOMENDACIÓN A TURISTAS
En Písac los muros dañados se encuentran en el sector de Huimin, en las laderas del río Kitamayo. Allí, a las 9 a.m. del último domingo, se produjeron algunos deslizamientos tras las lluvias. Una roca gigante se desprendió de lo alto del cerro y rodó unos 500 metros, destruyendo a su paso los muros de dos andenes incas.
Según el jefe del Parque Arqueológico de Písac, Percy Ardiles, la roca amenaza con seguir rodando, por lo que se ha bloqueado el acceso a los turistas, pues resulta sumamente peligroso. En cuanto al derrumbe de un muro en los andenes de Colcanpata, el funcionario señaló que estos se encuentran en la propiedad de un ciudadano francés, a quien no han localizado. “Pero él tendría parte de la responsabilidad, pues al parecer desvió un canal de regadío a la zona de andenes, lo cual los debilitó”.

MACHU PICCHU SIN RIESGOS
En tanto, el jefe del parque de Machu Picchu , Fernando Astete, descartó que algunas estructuras incas de la ciudadela presenten riesgo de colapso, pero dijo que estaba evaluando restringir el paso a la montaña de Huayna Picchu debido a las lluvias.
El Servicio Nacional de Meteorología e Hidrología (Senamhi) advirtió que en la última semana las lluvias han superado en 15% los niveles esperados para la temporada. El 16 de enero Písac soportó una lluvia de 27 litros por metro cuadrado y Machu Picchu recibió 35 litros el 11 de enero.

El hidrólogo Freddy Rivera prevé que las lluvias continúen con esa intensidad, por lo que recomendó a la población de la ciudad de Cusco estar atenta ante un posible desborde del río Huatanay o deslizamientos en las laderas pobladas de sus cerros.

EN PUNTOS
1 El río Sipaspuqllo se desbordó la noche del último domingo y afectó cien viviendas de la ciudad del Cusco.
2 Las ruinas arqueológicas de Lambayeque como Huaca Rajada, Ventarrón, Chotuna, Túcume, La Pava y Jayanca serán protegidas frente a las lluvias.
3 Las huacas Las Ventanas y El Oro, también en Lambayeque, han sido protegidas con sacos de arena frente a una eventual crecida del río La Leche.

Fonte: Peru, http://elcomercio.pe/ (19/01/2010)

Nenhum comentário:

Postar um comentário