domingo, 10 de janeiro de 2010

Hallan entierros y cerámicas en la pirámide Akapana



Los arqueólogos contratados por el municipio de Tiwanaku encontraron durante sus trabajos de excavación en la pirámide de Akapana cuatro entierros, restos de cerámicas y al menos ocho ofrendas prehispánicas. Estos hallazgos se dieron entre junio y diciembre, según el informe brindado por los profesionales. Asimismo, durante su informe de gestión señalaron que se culminó con la construcción de tres drenajes en esta estructura, siguiendo una de las recomendaciones lanzadas por la Unesco este año.

“Durante nuestros trabajos hemos encontrado bastante cerámica trizada, cuatro entierros y más de ocho ofrendas. Pero antes de destacar la cantidad de los hallazgos, preferiría enfatizar que los sitios han sido bien excavados y registrados”, dijo José Luis Paz, arqueólogo encargado de los trabajos realizados en la pirámide de Akapana.

El profesional explicó que se encontró un entierro múltiple, en el que se evidenció los restos de tres personas: un hombre mayor, un joven y un niño. Este entierro estaba rodeado de restos óseos de camélidos y de cerámica. En otro de los sitios se halló los restos de un niño que también estaba rodeado de cerámica trizada, que se cree era una ofrenda. Sobre los drenajes, Paz apuntó que el más largo se implementó en la cima de la pirámide que tiene 48 metros de largo y dos metros de ancho. Los otros dos fueron realizados en las esquinas noroeste y noreste. “Con estos drenajes evitaremos problemas de salinidad, de estética y de erosión por agua”, que actualmente afectan a la pirámide. “Tenemos un diagnóstico de toda la pirámide y podemos afirmar que bloques del muro de la estructura presentan erosión, microvegetación y salinidad”, manifestó.

El arqueólogo también añadió que otro hallazgo importante que se dio durante los trabajos en Akapana tiene que ver con la presencia de paredes de adobe entre los muros de la pirámide. “Esas paredes de adobe que hemos hallado no fueron reconocidas en anteriores trabajos (de la Unidad Nacional de Arqueología) y por eso algunas fueron destruidas entonces”. Una decena de arqueólogos, más el encargado del proyecto, trabajaron en Akapana desde junio, luego de que la municipalidad de Tiwanaku rescindiera los contratos de los profesionales de la Unar. Las autoridades de esta localidad paceña señalaron que no realizaron un trabajo eficiente.

Culturas manifiesta preocupación por museos

El Ministerio de Culturas anunció ayer su preocupación por la administración que hace el municipio de Tiwanaku de los museos Lítico y Cerámico y del complejo arqueológico. Esta preocupación fue expresada por el director de Patrimonio, Normado Jiménez, luego de que este medio informara sobre los daños en la Puerta del Sol y el monolito Bennett, causados por desconocidos que ch’allaron las piezas y las mancharon con aceite. “Hace nueve años el municipio administra los museos, y si se han dado estos actos es porque ellos lo han permitido”.

Jiménez apuntó al personal técnico del municipio de Tiwanaku. “No tienen la capacidad para cuidar las piezas. Esto preocupa porque el municipio pide al Ministerio que le confiera la totalidad de la administración de los museos”.
Según la autoridad, el museo Lítico —en construcción— tendrá más de 120 piezas “y no quisiéramos que les pasen estas cosas”. Anunció que Culturas procesará a las personas que han incurrido en el daño a las estelas. Además, solicitó al municipio que inicie un proceso a los administradores del complejo.

Según Jiménez, en nueve años el municipio no invirtió en el mantenimiento de los museos a pesar de que una norma del Comité Interinstitucional de Administración y Gestión del Sitio Arqueológico de Tiwanaku (Ciagsat) lo exige.

Fonte:
Bolivia, www.la-razon.com/ (17/12/2009)

Nenhum comentário:

Postar um comentário