segunda-feira, 26 de abril de 2010

La Universidad estudia la vida de los primeros habitantes de la Patagonia



Foto: El equipo investigador en plena tarea. Buscan huellas de los primeros pobladores y peces de la Patagonia.

HUELLAS DE LA PRESENCIA HUMANA EN LA REGION DATAN DE HACE 12.000 AÑOS: Varios investigadores de la Universidad Nacional de la Patagonia estudian la vida de los primeros habitantes de la región, que hace 12.000 años dejaban las primeras huellas de su andar en un medio ambiente inhóspito donde el guanaco y el ñandú habrían sido su fuente de alimento.

El equipo interdisciplinario que dirige el profesor Julián Eduardo Moreno está conformado por docentes de distintas disciplinas de la entidad académica, de Humanidades y Ciencias Sociales, alumnos y docentes de Historia, de Ciencias Naturales, geología, e investigadores del Centro Nacional Patagónico (CENPAT) y de la Universidad Nacional de la Patagonia Austral.

Moreno, docente de la cátedra «Historia de América I» de la Facultad de Humanidades y Ciencias Sociales de la UNP, comentó sobre los análisis y búsqueda de datos, que «en un ambiente de escasos recursos como la estepa Patagónica, las posibilidades de ampliar la dieta alimentaria por parte de los primeros habitantes eran escasas».
El investigador busca indicadores de diversificación económica prehistóricas en las cuencas de los Lagos Musters y Colhue Huapi.

Sostiene que la abundancia de restos de guanacos en los sitios de estudio debió haber estado complementada con otros recursos como podrían ser los peces. Se buscan indicadores de intensificación y diversificación económica indígena dentro del marco ambiental de la patagonia continental. Teniendo en cuenta la escasa información arqueológica referida al Lago, se planteó la ubicación de sitios arqueológicos estratigráficos donde la conservación del material óseo se encuentra en buen estado en función de las características de destrucción que presentan los animales pequeños por el proceso erosivo.

MAS DE 75 SITIOS
Los trabajos de prospección en la zona inmediata a la costa actual permitieron hallar más de 75 sitios arqueológicos. Se cubrieron 150 Kilómetros que constituyen aproximadamente el 80 % del perímetro de los lagos. En la cuenca del lago Musters se hallaron restos de coipos y peces. Estos últimos son los que presentan mayores problemas para el análisis requerido ya que la densidad de sus huesos es muy inferior a la de los restos de mamíferos.

Por otra parte resultan llamativas las características de los artefactos hallados en los diferentes sitios en los cuales se destacan los elementos de molienda, y las puntas de proyectiles pedunculadas y apedunculadas, al igual que objetos en cerámica.
Cabe agregar que los estudios se efectúan en zonas de impacto antrópico ocasionados por los movimientos de tierra a gran escala, ya sea por la construcción de caminos, y las estructuras ligadas a maniobras militares, sumado a la intervención de coleccionistas.

PRESENCIA DE PECES
Los resultados preliminares de la investigación marcarían una diferencia entre las depositaciones antrópicas y las naturales. Asimismo, está en marcha un experimento a largo plazo que permitirá interpretar la presencia de los restos de peces.

Fonte: Argentina, www.elchubut.com.ar/ (19/04/2010)

Nenhum comentário:

Postar um comentário