sexta-feira, 9 de abril de 2010

Posible linaje teotihuacano en Tikal


Murales encontrados en Teotihuacan son analizados por su relación con ciudades mayas

CIUDAD DE MÉXICO.- Estudios iconográficos en murales de Teotihuacan confirman la extensión del linaje de un gobernante de la antigua Ciudad de los Dioses en Tikal, Guatemala, que ya había sido revelada por epigrafistas del área maya.

Lo anterior se suma a las interpretaciones de la Estela 31 de Tikal que alude a la línea dinástica de Atlatl-Cauac o Búho Lanzadardos, posible gobernante de Teotihuacan entre 374 y 439 d.C. y cuyo hijo, Yax Nuun Ayiin I, fue señor de Tikal.

El emblema de este linaje estaría representado por la imagen de un ave con un escudo, que se observa en los murales teotihuacanos, indicó el doctor Raúl García Chávez, del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH).

De esa manera, habría una correlación con el registro descrito en Tikal y otros sitios mayas de fines del siglo IV, donde aparece el hijo de Búho Lanzadardos, Yax Nuun Ayiin I, como dirigente de Tikal hacia 379 y 404 d.C., comentó el investigador durante su reciente participación en las sextas Jornadas Permanentes de Arqueología.

El arqueólogo, adscrito al Centro INAH-Estado de México, destacó que a partir de 370 d.C., en el registro iconográfico de Teotihuacan, comenzó a aparecer una serie de figurillas entronizadas, con anteojeras y tocado, posibles símbolos del gobernante supremo de esa metrópoli del Altiplano Central mexicano.

En la Zona Arqueológica de Teotihuacan, la evidencia es muy fragmentada, ya que algunas representaciones de los murales teotihuacanos, entre ellas la de una ave con plumaje verde que sostiene un Atlatl y un escudo, podrían referir a este personaje, Búho Lanzadardos.

El investigador no descarta que futuras excavaciones en este sitio arqueológico del Estado de México permitan encontrar un mural lo suficientemente completo como para entender esta historia.

Otro descendiente de Búho Lanzadardos que no aparece en la Estela 31, pero sí en otros monumentos de la zona arqueológica guatemalteca, es su nieto Kan Chitam, señor de Tikal entre 458 y 486 d.C., quien enfrentó una guerra contra la ciudad maya de Calakmul (Campeche). Tras la derrota sufrida se prohibió la hechura de nuevas estelas en Tikal.

Además de las posibles representaciones de Búho Lanzadardos en murales y figurillas teotihuacanas, en la Estela 31 de Tikal, su hijo, Yaax Nuun Ayiin, está representado como un guerrero teotihuacano, con escudo y lanzadardos (símbolos de legitimidad a través de su línea paterna), y en esculturas teotihuacanas aparece con los mismos elementos, a manera de gobernante.

El hallazgo de osamentas de personas de filiación maya en la Pirámide de la Luna, en Teotihuacan, reafirman junto con otras evidencias el contacto que en un momento llegaron a tener las ciudades mayas y la megaurbe del Altiplano.

Fonte: México, www.informador.com.mx/cultura/ (05/04/2010)

Nenhum comentário:

Postar um comentário