quarta-feira, 25 de maio de 2011

Dan nueva vida a réplicas arqueológicas del Museo de El Chami

Jorge Jiménez/ EL DIARIO, La Piedra del Sol, una de las piezas restauradas que se encuentran en el lago del edificio.

Antonio Calleja
El Diario

Recién restaurada, descansa sobre una roca en el centro del lago del Museo Arqueológico de El Chamizal, una réplica de la Piedra del Sol, monolito de procedencia mexica conocido también como Calendario Azteca.

Sus grabados y su posición atraen la atención de los visitantes, así sea la primera o la enésima vez que acuden al jardín trasero del museo, pues tanto el lago lleno de agua, como la escultura, no habían estado a la vista del público en años.

El coordinador Mario Gallegos, da a conocer que esto forma parte de la restauración que se hace a las 31 piezas arqueológicas que conforman la galería del museo, así como al resto de las instalaciones.

Menciona que las labores se han realizado durante un mes, y con ello ya han sido restauradas nueve réplicas.

“Tenemos 25 piezas en el jardín, el resto está en la bodega y también hay una cabeza olmeca que está siendo reparada”, manifiestó.

Añadió que el lago, aunque se llenó con agua tratada, aún está en proceso para verificar que no haya fugas.

El lago será vaciado dentro de una semana, luego se llenará con agua con cloro y se buscará la opción de poner en funcionamiento el arroyo que cruza todo el complejo, se informó.

“Tal vez traigamos patos y peces, como los teníamos antes pero debe hacerse poco a poco, porque casi no hay presupuesto”, expresó el encargado.

Las piezas de la galería son muestras de las culturas olmeca, mixteca, azteca, maya y tolteca, principalmente.

Las imitaciones de la piedra se encuentran repartidas a lo largo del jardín trasero del museo, los visitantes pueden observar cada una de ellas guiándose por un sendero de piedra.

Sin embargo, este espacio de la cultura mexicana ha caído en el abandono y a lo largo del tiempo han sido robadas algunas de sus pertenencias.

De esta manera, ya no queda ninguna placa informativa que hable sobre el origen de cada escultura o lo que representa, incluso hay espacios vacíos en donde deberían haber estatuas.

Así las personas pasan y miran curiosos las formas de leopardos, serpientes, gigantes, panteras, dioses de la lluvia, el fuego, la tierra, los cielos y el inframundo, pero sin saber exactamente lo que son.

“Vamos a poner otra vez las placas y mejoraremos los sistemas para que no se las lleven; las remodelaciones incluyen limpieza de las áreas verdes y en los monumentos se taparán las grietas con fibra de vidrio y resina, también se mandarán a reconstruir las piezas que falten, como se ha hecho antes”, explicó José Guadalupe Durán, también encargado.

Se informó que en el parque de El Chamizal se instalarán anuncios que indiquen la posición del museo y sus exhibiciones, algo en sus 36 años de antigüedad no había sucedido.

“Tenemos muchas ganas de que la gente se sienta arraigada al museo, sentirlo como algo suyo, de Juárez, característico de la ciudad”, dijo Gallegos.

“Por eso estamos buscando todo tipo de ayuda, como de organizaciones civiles o empresas, para que esto quede constituido como un espacio del que Juárez esté orgulloso”, concluyó el administrativo.

Fonte: http://www.diario.com.mx/notas.php?f=2011/04/30&id=f0b9bcc0b4d4cd5b01a07ac28fd6276e (30/04/2011)

Nenhum comentário:

Postar um comentário