domingo, 8 de maio de 2011

Murió Merle Greene Robertson, decana en estudios sobre mayas

El último gran hallazgo de la experta estadounidense fue la tumba que aún está cerrada en el Templo XX de Palenque.

INVESTIGADORA. Robertson vivió prácticamente en selvas de México y Centroamérica, donde recorrió decenas de asentamientos (Foto: ESPECIAL )
Antimio Cruz | El Universalcultura@eluniversal.com.mx


La decana en estudios de la cultura maya antigua, Merle Green Robertson, no pudo ver abierta la última tumba que descubrió en el sitio arqueológico de Palenque, Chiapas.

La renombrada dibujante e historiadora estadounidense, cuyo último hallazgo relevante fue la tumba que aún permanece cerrada en las entrañas del llamado Templo XX, de Palenque, falleció el pasado viernes 22 de abril en San Francisco, California, Estados Unidos. Tenía 98 años de edad.

Su último hallazgo, que parece ser una tumba real del año 400 d. C., sólo ha podido ser visto por un orificio de 10 centímetros cuadrados, por el cual entró una cámara de video. Aún no es posible ingresar a la tumba, debido a que existe peligro de derrumbe y por eso se ha decidido consolidar primero todo el templo XX. Esta labor se extendió más allá de la vida de la arqueóloga.

El deceso de Green Robertson fue informado sólo en portales de Internet especializados en arqueología mesoamericana, como www.mesoweb.com y www.arqueotur.org, los cuales citaron como fuente de información al Instituto para la Investigación del Arte Precolombino (PARI por sus siglas en inglés), organismo fundado en 1982 por la propia Greene Robertson.

Artista, historiadora del arte, fotógrafa y mayista, Robertson prácticamente se mudó a vivir a las selvas de México y Centroamérica en 1961. Recorrió decenas de asentamientos mayas antiguos, pero las dos ciudades en que más tuvo interés fueron Tikal, en Guatemala, y Palenque, en México.

De acuerdo con el portal mesoweb.com, entre los arqueólogos e historiadores mayistas a Merle Greene Robertson se le conocía como “Indiana Jane” porque gracias a sus trabajos se pudieron copiar y rescatar numerosos grabados hechos en piedra en lugares mayas de difícil acceso, algunos de los cuales no han vuelto a ser visitados por los arqueólogos contemporáneos.

Ella perfeccionó una técnica de registro que son las calcas. A lo largo de 50 años, la doctora Greene Robertson llevó a cabo cuatro mil calcas. En la actualidad, todas son documentos de una importancia esencial, pues muchas conservan detalles de las superficies talladas de monumentos que se han deteriorado desde que fueron calcados, ya sea por erosión o por la destrucción llevada a cabo por los saqueadores.

En la actualidad, son más de 2 mil de las calcas de su autoría que residen en la Colección Merle Greene Robertson de Libros Raros y Departamento de Manuscritos de la Biblioteca Latinoamericana de la Universidad de Tulane, en la ciudad de Nueva Orleáns.

Hoy se sabe que los epigramas mayas no sólo contienen ideas sino también representan el sonido de sílabas, con las cuales se pueden conocer con más precisión los nombres de reyes, ciudades, guerras, fechas y dioses.

En 1993, el gobierno de nuestro país reconoció las contribuciones de la especialista Merle Green Robertson al estudio de Palenque al otorgarle la Orden del Águila Azteca.

Otra de las contribuciones mayores de la reconocida investigadora estadunidense a la comprensión de las antiguas culturas mayas fue la organización, junto con otros destacados arqueólogos de países como México, Italia, Rusia y Estados Unidos, de la serie de conferencias llamadas Mesas Redondas de Palenque. En su primera etapa, estas conferencias se realizaron entre 1973 y 1993.

Posteriormente, estas conferencias han seguido llevándose a cabo bajo la organización del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) de México, quedando Merle Green Robertson como Presidenta Honoraria de las mismas. La próxima reunión de alto nivel sobre los mayas está planeada para llevarse a cabo en Palenque en el verano de este 2011, pero ya no contará con la presencia de la especialista estadounidense.

Fonte: http://www.eluniversal.com.mx/cultura/65355.html (04/05/2011)

Nenhum comentário:

Postar um comentário