quarta-feira, 17 de novembro de 2010

Piezas precolombinas costarricenses relacionan la muerte con la gestación

San José,(EFE).- Una exposición de 85 piezas precolombinas encontradas en una finca de la Península de Nicoya (Pacífico norte) y que se exhibe a partir de hoy en el Museo Nacional de Costa Rica, revela la conexión que este grupo hacía entre la muerte y la gestación humana, según su descubridor.

El arqueólogo y curador de la muestra, Wilson Valerio, explicó hoy a Efe que las 85 piezas fueron recuperadas de una finca de la Península de Nicoya, unos 200 kilómetros al noroeste de San José, donde hay unos 200 artefactos que datan del año 800 al 1.350 d.C.

La muestra "Vida y muerte en el Golfo de Nicoya" recoge las piezas y restos humanos recuperados desde 2007 en la finca de la familia Trejos Fernández en Potrero de Quebrada Honda de Nicoya, habitada en esa época por los denominados aborígenes chorotegas, de ascendencia mesoamericana.

La relación que establecieron los arqueólogos respecto a la muerte y la gestación se basa en "la simbología de las formas redondas que se encuentran en la mayoría de las piezas con las que se enterraban a los muertos".

La redondez reflejada en las formas de las más de 200 piezas "refleja en la simbología uterina" porque "ellos pensaban que se da la vida a partir de la muerte", indicó Valerio.

El arqueólogo, quien desde 2007 dirige las excavaciones, destacó que "es la primera vez que se encuentran en Costa Rica enterramientos con formas circulares, de una o varias personas y algunos de ellos cremados".

El investigador admitió que "todavía no sabemos por qué, pero hay dos o tres restos humanos que aparecen cremados junto con ofrendas".

El ritual funerario de los antiguos "nicoyanos", que hablaban lengua chorotega se basa en abastecer al difunto con joyas y utensilios que le servirían en su próxima vida.

Además de vasijas apenas adornadas y con formas de mujeres en las que se resalta su fertilidad, existen piezas de cerámica en las que fueron plasmados animales como mapaches, tejones de tierra, erizos, roedores y felinos.

Los animales caracterizan la importancia que los aborígenes dieron "a la zona donde estaban, donde abundan los manglares", añadió.

Aunque hasta el momento se han desenterrado diez tumbas, Valerio calculó que en el sitio "puede haber dos o tres más". El sitio cuenta además con un área de viviendas aún no investigada, pero en proyecto de excavación, agregó.

La muestra "Vida y muerte en el Golfo de Nicoya" estará abierta al público hasta el mes de abril de 2011. EFE

Fonte: http://www.abc.es/agencias/noticia.asp?noticia=583886 (10/11/2010)

Nenhum comentário:

Postar um comentário