quinta-feira, 9 de dezembro de 2010

INAH integra plano completo de sitio maya

Ubicado en Playa del Carmen, comprende una zona de tres mil 500 hectáreas.

Especialistas del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) integraron "el plano arqueológico más completo que se tiene de un sitio de la costa oriental de México", donde predominó la civilización maya.

El mapeo detalla un área de 3 mil 500 hectáreas, ubicada en Playa del Carmen, Quintana Roo, donde en la época prehispánica residió la gente común de esta antigua civilización, entre 150 a.C. y 300 d.C., explicó el arqueólogo Luis Alberto Martos López.

El especialista, quien asumió en 1990 la tarea de exploración del sitio, tendiente a determinar áreas de reserva ecológica y arqueológica, señaló que, a partir de diversas temporadas de campo, se logró, además del hallazgo de diversos materiales, realizar mapeo del área, conformada por los predios La Rosita, Punta Venado, El Corchalito y La Adelita, que conforman las 3 mil 500 ha.

De acuerdo con un comunicado del INAH, en esa gran extensión, además de restos de conjuntos habitacionales, los arqueólogos han logrado el registro de tres espacios ceremoniales, además de cuevas y cenotes, algunos de los cuales tienen en su interior templos miniatura y relieves, e incluso restos de animales que posiblemente fueron ofrendados.

Los descubrimientos y el mapeo de la zona se originaron gracias a los trabajos de salvamento arqueológico, investigación y conservación, que datan de hace casi 17 años, efectuados en terrenos del complejo Calizas Industriales del Carmen SA de CV (Calica), ubicados en el municipio de Solidaridad, Quintana Roo, compañía con la que el INAH en 1986 signó un convenio para la salvaguardia de este patrimonio cultural.

Martos López explicó que el registro de la superficie se hizo palmo a palmo mediante retículas y cuadrantes de 100 por 100 metros.

"En este gran recorrido encontramos series de bardas que delimitan solares, complejos habitacionales y ceremoniales, además de cuevas -algunas de más de 12 kilómetros de profundidad, como la denominada Aktunkoot o "Cueva de las albarradas"-, cenotes, aguadas y otros elementos", señaló.

Luego de asentar estas evidencias arquitectónicas, ligadas a componentes naturales, se procedió en una segunda etapa a la exploración de algunos conjuntos y se logró la restauración del grupo habitacional Mulxchú, conocido entre los pobladores de Playa del Carmen como "El Pueblito", ejemplo de lo que fueron las moradas de la gente común.

Detalló que en las casas de planta circular se observan metates, también se encuentran estructuras a manera de apiarios, y objetos como pesas de redes y hachuelas, elementos de la antigua vida cotidiana maya que escasamente se pueden observar en otros sitios arqueológicos. El salvamento de la segunda temporada conllevó también la protección de tres conjuntos ceremoniales, agregó el especialista.

También se exploró otro complejo habitacional con cerca de 50 estructuras que datan del Preclásico Tardío (150 a.C. y 300 d.C.), el cual se dejó como una reserva arqueológica de 24 hectáreas, con el fin de que futuros investigadores lo exploren y eventualmente realicen su consolidación, indicó el INAH en su comunicado.

"Estas exploraciones nos permitieron conocer lo que estaba pasando desde el Preclásico en esta región, se pudo confirmar que hubo una ocupación muy fuerte hacia el 150 a.C. y después, entre 250-300 d.C, los pobladores se concentraron en ciertos sectores de la costa y muchos grupos quedaron abandonados. Fue hasta el Posclásico -alrededor del 1200 d.C- que algunos de éstos fueron reocupados", puntualizó el arqueólogo.

Por último, el INAH informó que las más recientes labores arqueológicas efectuadas dentro de este proyecto han sido el rescate de un relieve en la Cueva del Danzante, llamada así por el diseño grabado en una piedra localizada en su entrada, y el cual formará parte de la colección de un museo de arqueología de Cancún. Por otra parte, se lleva a cabo el sondeo del Cenote Noh Cab Chen ("Gran pozo de las abejas"), en cuyas profundidades podrían yacer materiales prehispánicos.

Fonte: http://www.eluniversal.com.mx/notas/728480.html (06/12/2010)

Nenhum comentário:

Postar um comentário