sábado, 12 de fevereiro de 2011

Entra luz sobre misterio Olmeca

Con el hallazgo del polen de maíz y semilla de calabaza de 4000 a.C. en Huimanguillo cambia nuestra historia.

Por: Abel González Suárez

Los agricultores más primitivos cultivaron maíz y calabaza hace más de cuatro mil años antes de Cristo, en esta región donde floreció la cultura Olmeca, según las excavaciones realizadas por los arqueólogos Kevin O. Pope y Mary D. Pohl, cuyos resultados ya se difunden públicamente.

Los científicos mencionados, el primero de Geo Eco Arc Research, y su compañera de Florida State University, afirman en un documento haber encontrado polen de dichos vegetales durante sus investigaciones en la pequeña isla llamada san Andrés, donde años antes el explorador William Rust había excavado. Las exploraciones se derivaron del estudio "Agricultura Prehistórica de México en la Planicie Costera del Golfo", cuyo objetivo principal era obtener información sobre la evolución de la agricultura en las regiones tropicales debido a que se consideraba que esas áreas conservaban pocas evidencias.

Por esos hallazgos se sabe que el cultivo de esta especie fue casi dos mil años antes de lo que se creía, y se practicaba mucho antes que en el llamado Valle de Tehuacán. Con estos resultados, hoy podemos establecer que el cultivo de maíz se realizaba en tierras bajas y por ende ya era indispensable en las culturas tempranas.

LLEGAN A LA ISLA SALSIPUEDES
En marzo de 1997, los dos exploradores llegaron al sitio de San Andrés con el fin de extender las excavaciones anteriores y reexaminar los descubrimientos de Rust para obtener mayor información sobre los agricultores más primitivos en la región de La Venta.

Los estudios de Rust revelaron que el domo salino donde se encuentra asentada la pirámide de La Venta, había estado rodeado por los diques de un sistema fluvial ya extinto que desembocaba en el golfo de México y que los habitantes prehistóricos de la zona vivían a lo largo de ellos, pues se encontraban más elevados que el terreno.

La isla de San Andrés se encuentra a unos 10 kilómetros al noreste, cerca de la carretera a villa Benito Juárez, de donde su propietario Miguel Andrés Santos Alamilla, asegura se han extraído desde 1987 piezas de jade y de metales preciosos como el oro, así como restos de vasijas de barro y cerámica.

ENCUENTRAN POLEN DE MAIZ
Si bien es cierto que el maíz y la cerámica ya habían sido ubicados por Rust los nuevos investigadores encontraron polen de tan importante grano en la alimentación e incluso, una semilla de calabaza, carbón de leña y huesos quemados de pescado, con una antigüedad de entre 4000 a 1600 a.C.

La misma encargada del Proyecto Arqueológico La Venta, Rebeca Bell González Lauck, informó en su momento que en 1986 y 1987 habían descubierto vestigios de casas y fogones en el ejido Aquiles Serdán -distante 8 kilómetros- lo que confirmó ocupaciones prehispánicas.

Si misterioso resulta el origen de los Olmecas, más aún lo es la existencia del maíz y la calabaza, entre otros vegetales, en una zona donde se encontraron sedimentos propios de un escenario marino con arena de playa y conchas de moluscos y bivalvos que datan de 5000 años atrás.

Los libros de historia dicen de los Olmecas que florecieron entre los siglos XV al I antes de nuestra era, en la región comprendida entre los ríos Grijalva y Papaloapan.

Fonte: http://www.tabascohoy.com/noticia.php?id_nota=206215 (31/01/2011)

Nenhum comentário:

Postar um comentário